Czinger 21C V Max, el mayor rival del Koenigsegg Jesko Absolut

Czinger 21C V Max, el mayor rival del Koenigsegg Jesko Absolut

La versión "longtail" del Czinger 21C


Tiempo de lectura: 4 min.

La semana del automóvil de Monterrey no nos deja solamente modificaciones como la que vimos del RUF Bergmeister, también nos ha traído en esta ocasión un vehículo muy especial. Al mercado de los hiperdeportivos nunca le va mal, y en este nicho de la industria solo prima un objetivo: ser el más rápido. En esta ocasión os traemos la versión longtail del Czinger 21C, el Czinger 21C V Max, un nombre que no deja lugar a dudas del objetivo del vehículo.

El Czinger 21C ya demostró que sería un duro contendiente, movido por su motor V8 biturbo de cigüeñal plano de 2,88 litros de cilindrada y sus dos motores eléctricos, que erogaba 1.267 CV y 847 Nm de par. Con sus 1.240 kg conseguía acelerar de 0 a 100 km/h en 1,9 segundos y llegar a los 300 km/h en 13,8 segundos. Con este vehículo, Czinger, consiguió batir al McLaren Senna en el circuito de Laguna Seca. Pero no se han conformado con esto, esta versión ha sido diseñada para batir récords de velocidad.

Las modificaciones comienzan con la supresión del gran alerón trasero y la reducción del splitter delantero con los que contaba el Czinger 21C. Estos elementos, además de ventajas, aportaban un gran inconveniente de cara a alcanzar la mayor velocidad máxima posible. El tan temido drag, que recordemos que es el efecto de succión hacia atrás que se forma tras el vehículo. Este efecto es mucho más notable en vehículos de traseras truncadas, como furgonetas y coches compactos. Para minimizar aún más este efecto, la trasera se ha visto elongada, recordándonos a versiones longtail ya míticas como la del McLaren F1.

czinger 21c v max (4)

Inspirado en el Lockheed SR-71 Blackbird, un avión de reconocimiento, está claro que no deja a nadie indiferente con su disposición de asientos 1+1

La supresión del alerón y la reducción del splitter no significa que este vehículo no cuente con downforce, la aerodinámica del Czinger está tan trabajada que cuenta con 2.500 kg a 320 km/h. Todos los paneles de la parte baja del vehículo han sido rediseñados para conseguir su objetivo, y además, las llantas han sido cubiertas con unos paneles de fibra de carbono. Otra de las modificaciones ha sido mover la salida de escape a la cubierta del motor para dejar sitio al difusor rediseñado. Con todo esto, el objetivo es alcanzar los 452 km/h.

Como ya vimos, tanto su predecesor como este están fabricados completamente por las impresoras 3D más avanzadas de su campo. Las piezas están impresas en aleaciones de aluminio y magnesio para asegurar su ligereza, posteriormente son sometidas a un baño que asegura que su capa externa no se vea afectada por los elementos. Para que las piezas no sufran variaciones en su calidad ni errores en su fabricación, dichas impresoras se encuentran en una gran sala climatizada que mantiene la temperatura estable. Cualquiera de las impresoras puede imprimir cualquier pieza del vehículo siempre y cuando se la cargue con el material adecuado, por lo que la fabricación puede ser muy eficiente y adecuada a cualquier situación de producción.

czinger 21c v max (3)

El diseño de algunas piezas, como la suspensión o los soportes del motor al chasis, han seguido la tendencia orgánica de diseño.  Este diseño ha corrido a cargo de ordenadores con inteligencia artificial de acuerdo a las necesidades de la pieza en cuestión, de ahí esas formas tan peculiares en algunas piezas. Esto también ha ahorrado tiempo y dinero en diseño. En él podemos observar piezas que sería imposible fabricar con los métodos tradicionales, algunas de ellas rozan la denominación de “obra de arte”.

A su vez, la marca ha aprovechado el evento para presentar su berlina de lujo, el Czinger Hyper GT. Está claro que Czinger va a seguir dando que hablar por estar a la vanguardia de la tecnología.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.