Conocemos al Aston Martin V12 Vantage Roadster, el último de una estirpe

Conocemos al Aston Martin V12 Vantage Roadster, el último de una estirpe

El fabricante británico enseña en Pebble Beach esta esperada versión descapotable, que puede ser el adiós de los doce cilindros a cielo descubierto para la marca


Tiempo de lectura: 4 min.

Pocos días después de la presentación de su DBR22, Aston Martin ha sacado a la luz otro modelo descapotable animado por un motor de doce cilindros en uve. Se trata del Aston Martin V12 Vantage Roadster, algo menos exclusivo que aquel, ya que su producción alcanzará las 249 unidades, y que se posiciona como rival directo del Lamborghini Huracán Spyder.

No deja de ser, por tanto, una edición limitada, más incluso que el modelo cupé del que deriva, cuya tirada alcanzó los 333 ejemplares. Es un modelo cuya aparición ya se preveía hace semanas para estas fechas, y que ha sido revelado finalmente durante la celebración del Concours D’Elegance de Pebble Beach, en California.

Con techo de lona, pero sobradamente capaz

Está movido por el V12 de 5.2 litros de cilindrada conocido de la marca británica, y es muy probable que sea esta la última ocasión en que lo veamos instalado en uno de sus modelos descapotables. Entrega 700 CV –515 kW– a 6.500 revoluciones por minuto, y 753 Nm de par a 5.500 rpm. Así, el Aston Martin V12 Vantage Roadster es tan solo una décima más lento en alcanzar los 100 km/h desde parado que su gemelo cupé –3,5 segundos– y la velocidad máxima, de 322 km/h, coincide entre ambos modelos. La caja de cambios es automática de ocho velocidades y corre a cargo del reconocido fabricante alemán ZF.

aston martin vantage v12 roadster (4)

Y es que los 60 kg que se añaden al coche, debido, por un lado, al peso del techo de lona y, por otro, a los retoques destinados a mejorar su rigidez estructural, toda vez que se prescinde de un techo convencional, apenas tienen repercusión sobre su rendimiento. En este sentido, el suelo del vehículo también ha sido optimizado para otorgar más apoyo aerodinámico al conjunto: decuplica el nivel de apoyo ofrecido por la versión que monta un motor de ocho cilindros en uve.

Con 3,5 segundos para alcanzar los 100 km/h desde parado y 322 km/h de velocidad máxima, el Aston Martin V12 Vantage no tiene nada que envidiar en cuanto a prestaciones a su hermano cupé

Una imagen propia

Además de su techo de lona, existen más diferencias entre esta versión descapotable y el cupé. La calandra frontal ha sido rediseñada por completo, y es hasta un cuarto mayor que en la versión animada por el V8. El splitter en la parte inferior es asimismo de mayores dimensiones, y los pasos de rueda han recibido el esperado tratamiento con anabolizantes para incrementar su volumen y el músculo que transmite su carrocería. También se incorporan unas cortinillas aerodinámicas en los laterales para sellar los pasos de rueda y mejorar la eficiencia aerodinámica del modelo.

En la parte trasera, destacan las dos salidas de escape, en situación central, completamente integradas en el difusor de grandes dimensiones. Todo el paragolpes trasero ha sido rediseñado, e incorpora unos conductos para la refrigeración de sus frenos. Aquí, en su versión estándar, el Aston Martin V12 Vantage Roadster prescinde del gran alerón que sí incorpora la variante con techo convencional, aunque este permanece disponible como opción.

aston martin vantage v12 roadster (13)

Las llantas son también específicas para este modelo. Son de 21 pulgadas y montan neumáticos Michelin Pilot Sport 4S. Opcionalmente, se pueden equipar unas llantas forjadas aún más ligeras, que pueden reducir la masa no suspendida del vehículo en 8 kg.

La marca británica ofrece múltiples opciones de personalización para el modelo, a través de la división Q, especializada en versiones individualizadas de los vehículos de Aston Martin

 

No se ha detallado su precio, aunque se espera que supere el de la versión cupé, que asciende a 265.000 libras esterlinas –314.000 euros, según el cambio de hoy–. Si estás interesado en uno de ellos, permíteme aclararte que no es necesario que acudas corriendo a tu sucursal bancaria para retirar tus fondos –o pactar un préstamo–, pues las 249 unidades anunciadas ya han sido adquiridas.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.