Menu

Los vehículos comerciales de Citroën se pasarán a los enchufes

Y tras la Berlingo Electric, la Jumpy continua el relevo para abandonar el motor térmico

Los vehículos comerciales de Citroën se pasarán a los enchufes

Renovarse o morir. Eso es lo que están haciendo todos los fabricantes automotrices y, en este menester, es un hecho que hay que pasar por la electrificación. Mientras que algunos apuestan todo por sus vehículos de turismo, Citroën tampoco se olvida de su gama comercial. Tras la Berlingo Electric, ahora ha llegado el turno de los hermanos mayores, la Citroën Jumpy y la Jumper.

El avance de la movilidad eléctrica está en línea con la estrategia de la empresa matriz. PSA confirmó recientemente los planes para electrificar toda la gama de vehículos comerciales ligeros y sus equivalentes de pasajeros a partir de aquí a 2025. En el caso de Citroën, las versiones eléctricas de sus furgonetas Jumpy y Jumper llegarán a principios de 2020, mientras que la nueva Berlingo hará lo propio un año más tarde.

La más pequeña de las dos será la primera en hacer acto de presencia en el mercado. Estará disponible con dos tamaños de batería, 50 o 75 kWh, y se espera que su autonomía (WLTP) oscile entre los 200 y 300 kilómetros, respectivamente. Citroën garantiza que no hay diferencias en las dimensiones del compartimento de carga. Estará disponible con tres volúmenes (de 4,6 a 6,6 m3) y podrá cargar hasta 1.400 kg.

Citroen Comercial Electrico (2)

Actualmente, Citroën es el sexto fabricante europeo del segmento de vehículos comerciales, con una cuota de mercado del 9,2 %

La Citroën Jumpy, lanzada en 2016, combinando robustez y una gran capacidad de carga, propone una gama equilibrada, disponible en cinco versiones, tres de ellas nuevas (Worker, Driver y CityVan) que se dirigen a tres perfiles distintos: el mundo obrero (con suspensión sobre elevada, protecciones bajo el motor, mayor carga útil y el sistema Grip Control), los largos recorridos (con ayudas a la conducción en materia de confort y seguridad), y la jungla urbana (con más agilidad y manejabilidad).

Una gama que se dirige a los profesionales a los que ofrecerá un nivel de confort de referencia, un coste de uso contenido, libertad de acceso a los centros urbanos, capacidad de asegurar las entregas de último kilómetro y responder al desarrollo de las actividades de tiendas a través de Internet. Las nuevas furgonetas de PSA se construirán en Val di Sangro, Italia, y luego serán electrificadas y homologadas por el socio del grupo, BD Auto.

A partir de 2020, la Jumpy quiere convertirse en la nueva referencia entre las furgonetas compactas en el mercado de los eléctricos. Al igual que todavía tendremos que esperar a que los precios sean publicados, también habrá que esperar a ver la nueva Renault Kangoo Z.E., vista en forma de prototipo hace unos meses.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.