BMW X1 2019: el SUV alemán se actualiza, pero solo con los Diesel

BMW X1 2019: el SUV alemán se actualiza, pero solo con los Diesel

Nuevos detalles cosméticos, menos oferta mecánica y versión híbrida enchufable en camino


Tiempo de lectura: 5 min.

Un diseño más fresco, un equipamiento mejorado, una reducción de la oferta mecánica –bye, bye motorizaciones íntegras de gasolina- y una versión híbrida enchufable en camino. Estas son las cartas de presentación del BMW X1 2019, el modelo que acceso a la gama crossover del fabricante alemán.

Lanzado cuatro años atrás, el BMW X1 2019 es el resultado de una actualización necesaria para poder mantenerse al día y evitar que otros SUV premium, como el Audi Q3 o el Volvo XC40, se lleven todo el pastel. Su aspecto busca ser más poderoso e imponente, especialmente en el frente. Siguiendo los cánones estilísticos del recién presentado Serie 1, la parrilla crece en tamaño y, ahora, los dos riñones permanecen unidos.

Los faros LED presentan unas formas más estilizadas, y el paragolpes acoge a las luces antiniebla (también LED) y unas pseudoentradas de aire más grandes. En la zaga, la inserción de la zona inferior del paragolpes pasa de mostrarse en plástico negro al mismo color de la carrocería. El colín del escape incrementa su diámetro y los pilotos posteriores, al igual que los anteriores, reciben una capa sutil de maquillaje para pulir el conjunto.

BMW X1 2019 3

La nueva imagen del BMW X1 2019 estará diferenciada según la línea de equipamiento escogida. En el escalón inferior está el acabado xLine; por encima de este, el Sport; y para los que busquen el aspecto más deportivo, el M Sport. Cada uno tendrá su propio carácter, aunque hay que destacar que, con este último acabado, obtendremos una suspensión rebajada, molduras High-gloss Shadow Line de BMW Individual y otros elementos adicionales cortesía de M.

El renovado X1 queda realzado por cuatro nuevos diseños de llantas y por tres nuevos colores exteriores: Jucaro Beige metalizado, Misano Blue metalizado (específico para la versión M Sport) y el novedoso Storm Bay metalizado de BMW Individual. Otro detalle de nueva factura lo encontramos bajo el espejo retrovisor del conductor, donde un haz de luz proyecta en dos tonos la imagen “X1” cuando se desbloquea el coche.

Al igual que en el exterior, los cambios en el habitáculo son sutiles, por no decir escuetos. Costuras de contraste en el salpicadero, negro en su parte superior y del color de la tapicería en la inferior, y hay tres nuevas vertientes de tapicería. La pantalla del sistema multimedia continúa siendo de 6,5 pulgadas de serie, pero, opcionalmente, se puede equipar una de 8,8” o bien de 10,25”. Con esta última se podrá acceder a la última versión de los servicios digitales BMW Connected Drive.

BMW X1 2019 2

En el apartado mecánico nos encontramos ante una reducción de la oferta; adiós a los motores de gasolina. De esta forma el fabricante puede contener las emisiones de CO2 de sus coches comercializados, algo que perjudicará a BMW si en 2021 no se llega a una media corporativa de 95 g/km. Los gasolina emiten más este gas de efecto invernadero por kilómetro.

Por el momento, el BMW X1 2019 solo se podrá elegir con dos propulsores diésel: sDrive 16d, con un 1.5 tricilíndrico de 116 CV y 270 Nm, y el xDrive 25d, con un cuatro cilindros de 2 litros con 231 CV y 450 Nm. El primero de ellos cuenta sólo con tracción en las ruedas delanteras, mientras que el más potente puede enviar la potencia a las cuatro ruedas.

Hacerte con el BMW X1 2019 en estos momentos implica que, o anda muy poco, o anda mucho. No hay nada en la gama intermedia

Mientras que el sDrive 16d va asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades o automática de siete (de doble embrague), el xDrive 25d queda adjudicado a una transmisión automática de ocho relaciones y convertidor de par). Los consumos oscilan entre los 4,1 y 4,4 l/100 km para el sDrive 16d y entre los 4,9 y 5,2 l/100 km para el xDrive 25d. Donde más se nota la diferencia es en las prestaciones: 11,5 segundos y 6,6 segundos para alcanzar los 100 km/h desde parado, respectivamente.

BMW X1 2019 4

El lanzamiento de la versión xDrive25e, híbrida enchufable, está prevista para el año que viene. Su consumo medio homologado será de 2 l/100 km y, de momento, sabemos que estará impulsado por un motor térmico de tres cilindros y 125 CV, mientras que el motor eléctrico aportará 95 CV. El conjunto estará apoyado por una batería de 9,7 kWh y, desde la compañía, afirman que es capaz de recorrer 50 km sin emitir ni una sola partícula contaminante.

La versatilidad y la polivalencia siguen manteniéndose intactos. Con 4.447 mm de longitud, 1.821 mm de anchura y 1.598 mm de altura, las cotas se han mantenido prácticamente intactas, por lo que conserva los mismos 505 litros de maletero. El asiento trasero se puede abatir en tres secciones (40:20:40) y, opcionalmente, tener un desplazamiento longitudinal de hasta 13 cm. Otras opciones como el portón automático “manos libres”, elevan su funcionalidad.

Se empezará a comercializar en verano, de momento no hay precios. Si BMW sigue con la misma política, puede haber un leve incremento respecto al modelo actual a cambio de una mejora en el equipamiento o la tecnología a bordo.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.