Bentley Flying Spur V8 Reindeer Eight, encarando el espíritu navideño

Bentley Flying Spur V8 Reindeer Eight, encarando el espíritu navideño

Para un cliente muy especial del Polo Norte


Tiempo de lectura: 3 min.

Algunas de las mejores obras de Bentley, como bien puede ser el próximo Bacalar, son cortesía de su división Mulliner. Una vez más, el departamento de personalización de la casa de Reino Unido demostró que es capaz de crear con un producto un tanto especial que se ajusta a la época navideña y que se define según las preferencias de un particular cliente; dicen que suele vestir un holgado traje rojo y que pasea con varios renos. Basado en la especificación V8, este es el Bentley Flying Spur Reindeer Eight.

Esta llamativa edición especial tiene un acabado exterior rojo intenso –Cricket Bauble–, un tono único creado para el cliente basado en Cricket Ball que está disponible como uno de los 62 tonos ofrecidos por la marca. En la parte delantera se puede encontrar un reno dorado impreso en tres dimensiones en lugar de la mascota “Flying B”, y a los lados, las insignias “V8” han sido reemplazadas por otras con la nomenclatura “Reindeer Eight”; Bentley no quiso comentar sobre las especulaciones de que Rudolf haya presentado una queja ante su sindicato.

Siguiendo al reno, la franja del capó se ha recortado en oro, y los detalles de líneas finas pintadas a mano brillan en contraste. De hecho, se ha incluido una especificación dorada, que comprende un difusor de carbono en el parachoques delante y detrás, así como estribos laterales y un alerón en el mismo material. La especificación de conducción Mulliner cuenta con llantas de aleación de 22 pulgadas y acabado de diamante, que representan los picos nevados cruzados. Dado el clima frío de la residencia principal del cliente, se han instalado neumáticos All Season.

Bentley Flying Spur V8 Reindeer Eight (3)

A bordo, un artesano – un elfo– tarda 18 horas en completar las 11.100 puntadas cosidas a mano del interior del Bentley Flying Spur Reindeer Eight, y consume 115 metros de “hilo especial”

El tema festivo continúa a bordo, que se especificó en Cricket Bauble con punto de cruz a mano. El nombre del cliente está bordado en el asiento del conductor, y el de su señora en el del copiloto. Otros aspectos destacados incluyen el revestimiento en Grand Black que muestra una escena nocturna de invierno en el Polo Norte, representando el final del viaje nocturno de 66 millones de kilómetros. La lista de los jóvenes a los que repartir regalos se ha añadido al sistema de navegación, que permite al cliente saber rápidamente si sus fans han sido buenos o malos.

Bajo el capó, las cosas no cambian mucho, aunque tampoco es necesario, ya que hay un V8 de 4 litros doblemente turboalimentado que bombea 550 CV y 770 Nm. El resultado es que puede disparar al Flying Spur Reindeer Eight hasta los 100 km/h en 4,1 segundos y hasta una velocidad máxima de 318 km/h. “Qué divertido es viajar en un trineo de 550 CV. Además, hay espacio en la parte de atrás para todas mis cláusulas subordinadas. Estoy ansioso por añadir 66 millones de kilómetros en el odómetro antes de que finalice de año”, manifestó el cliente barbudo.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!