Menu

Bentley Continental GT Limited Edition Pikes Peak

Solo habrá 15 unidades para todo el mundo

Bentley Continental GT Limited Edition Pikes Peak

La historia de Bentley está repleta de logros en competición y de gestas que se han convertido en leyenda, como aquella carrera con el famoso Blue Train en la década de los 30. Situaciones y victorias que siguen repitiendo hoy, engordando un palmarés que cuenta con victorias en las 24 Horas de La Mans.

El último triunfo de la compañía británica ha sido en La Subida a las Nubes, en el mítico Pikes Peak norteamericano. Allí, ha logrado imponerse dos veces al batir un récord en 2018 con un Bentayga y hacer lo propio en 2019 con un Continental GT W12. Dos de sus modelos más vendidos de su actual gama.

Para celebrar este último hito, la marca ha puesto a disposición de quien pueda permitirselo, una edición especial y super limitada a 15 unidades, que toma como base el Bentley Continental GT W12 y que no es precisamente discreta, ni su exterior ni en el interior.

bentley continental gt pikes peak (3)

El color de su carrocería es una tonalidad verdad muy llamativa que la marca denomina “Radium” y que ha sido desarrollado por la división Mulliner. se inspira en la unidad que participó en la Subida al Pikes Peak y se combina con algunos elementos pintados en color negro brillante como la toma de aire inferior del paragolpes delantero, la carcasa de los espejos laterales, el techo o parte de la trasera.

Visto de lateral no pasarán desapercibidas las llantas de 22 pulgadas “Mulliner Driving Specification”, también pintadas de color negro brillante (la marca lo llama Gloss Black), calzadas con Pirelli P Zero Color Edition. A través de sus radios se pueden ver las grandes pinzas en una tonalidad verde similar al usado en la carrocería.

En opción y para llamar todavía más la atención, se puede montar una calandra con el número 100, que sirve de homenaje a los 100 años que la firma cumple en 2019.

bentley continental gt pikes peak (6)

Para el habitáculo, el tratamiento es algo más recatado, pero al mismo tiempo muy atractivo. Todo está dominado por el color negro y por la fibra de carbono, aunque se combina con algunos detalles en el color que emplea la carrocería. Las costuras, por ejemplo, los ribetes de las alfombrillas, los altavoces de las puertas, la marca “12 en punto” del aro del volante e incluso un gráfico frente al acompañante, que representa la Subida al Pikes Peak y que se acompaña por el tiempo logrado.

Bajo el capó sigue estando el W12 6.0 biturbo, capaz de rendir 626 CV y 900 Nm de par. El cambio es automático de ocho relaciones, tiene tracción total y puede llevar a sus cuatro pasajeros a 330 km/h con la máxima comodidad y lujo.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.