Audi Quattro “Turbomonster”, una obra maestra de LCE Performance

Audi Quattro “Turbomonster”, una obra maestra de LCE Performance

Su motor de cinco cilindros dejaría en evidencia al bloque original


Tiempo de lectura: 4 min.

Si quieres un coupé de los 80 con un destacado pedigrí en el mundo de las carreras, el Audi Quattro tiene que estar en la lista. Con este coche, la compañía comenzó a hacerse un nombre entre los aficionados. Este modelo sirvió de hecho para demostrar al mundo que también podían diseñar máquinas pasionales más allá de racionales berlinas, y desde luego que lo consiguieron. Si no, mira este Audi Sport Quattro, bautizado como “Turbomonster” por el preparador alemán LCE Performance.

Para cualquiera que haya crecido en la era de las carreras de rally del Grupo B (o sea un fan), el Audi Sport Quattro sigue siendo un icono de la automoción por excelencia. Al introducir la tracción en las cuatro ruedas combinada con potentes motores turboalimentados de cinco cilindros en línea, la firma de Ingolstadt cambió las reglas de juego. Literalmente además, ya que hasta su llegada no se permitía competir a vehículos 4×4. Por ello es una máquina tan respetada entre los entusiastas, algo que queda reflejado en sus cotizaciones.

Si bien muchos han querido replicar el poderío y la velocidad del modelo de carreras, el Audi Sport Quattro “Turbomonster” lo consigue de una forma que no desmerece. Para empezar, su aspecto luce bordes angulares con aletas ensanchadas, nuevas aberturas de ventilación en el capó y el parachoques delantero y un alerón sobre la puerta del maletero. Una jaula antivuelco y unas llantas de aleación BBS se complementan con el trato racing y la batalla más corta de la carrocería Sport Quattro (32 mm menos que la de el Quattro).

Audi Sport Quattro LCE Performance Tuning (6)

Con un peso de 1.290 kilogramos, su potente motor de cinco cilindros turboalimentado y su sistema de tracción integral, el Audi Sport Quattro fue un auténtico matagigantes durante los 80

Además de por su ligereza, el Sport Quattro de LCE Performance también destaca por lo que esconde bajo el capó. Se trata del bloque turbodiésel de cinco cilindros en línea y 2,5 litros proveniente de un Audi A6, modificado para asociarse con el cigüeñal de 92,8 mm de una Volkswagen T4 diésel sudafricana y la culata de 20 válvulas de un Audi S2, pero en este caso, el motor es alimentado por gasolina. El conjunto es capaz de generar unos increíbles 1.081 CV, eso sí, empleando combustible de carreras. Los pistones forjados revestidos, las bielas de eje H y los pasadores de pistón de 22 mm proporcionan la estabilidad necesaria.

Pero esta cifra no sería posible sin la ayuda de un gran un turbocompresor TTE 1200 RS 2-Wastegate soplando a 3,4 bar; configurado a 2 bar y con gasolina de 98 octanos, entrega 710 CV. El sistema de escape de 90 mm es un producto hecho a medida y se empareja a las mil maravillas con el sonido de la válvula de descarga del turbocompresor. También a medida es la suspensión, realizada conjuntamente con los expertos de KW Automotive GmbH. A pleno rendimiento, el Audi Sport Quattro de LCE Performance podría alcanzar unos teóricos 330 km/h de punta. La transmisión manual de seis relaciones se maneja a través de una palanca con los recorridos más cortos.

La parte delantera de su carrocería proviene del Audi 80, mientras la trasera es donada por el original Audi Quattro

Lo mejor del paquete de LCE Performance es que es completamente personalizable y que, a pesar de ofrecer −presumiblemente− unas prestaciones que dejarían atrás a las del modelo de competición, está homologado para conducirse en las vías públicas, al menos en las de Alemania. Para hacerte con uno de estos Audi Sport Quattro “Turbomonster” tendrás que rascarte el bolsillo, 90.000 euros para ser exactos.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

6
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Joel Sousa
Invitado
Joel Sousa

Buenos dias:

“Piensa que al tratarse de un propulsor TDI podrás repostar más barato en la gasolinera, aunque tengas más de 1.000 CV.”

El bloque es de um TDI, pero funciona com gasolina.

“culata de 20 válvulas de un Audi S2”

Un saludo desde Portugal.

Pablo Mayo
Editor

Oi Joel.

Tienes toda la razón, aunque el bloque proviene de un diésel, se alimenta de gasolina. Lo hemos confirmado con LCE Performance.

Txesz
Mecánico
Txesz

Lo más sorprendente es que hayan conseguido que un motor diesel suene igual que el 2.3 original de gasolina… Es que bate por completo al actual 2.5 TFSí, cuyo sonido debería ser un motivo de vergüenza para Audi.

La duda es qué bastidor utilizan para crear este monstruo porque partir de un Quattro podría considerarse pecado.

Pablo Mayo
Editor

Tengo la sensación de que la suspensión es “ad-hoc”. Esto dicen en su página: “El Sport quattro se basa en el Audi 80 sedán de dos puertas hasta el pilar B y en el Audi quattro desde el pilar B hacia adelante. El Sport quattro es 320 mm más corto que el Audi quattro. Las puertas laterales son todas del Audi 80, mientras que el portón trasero está hecho de resina de poliéster reforzada con fibra de vidrio, como se utilizó para el alerón delantero del Audi quattro. Los guardabarros, los paneles laterales traseros, el techo, el capó, el faldón… Leer más »

Txesz
Mecánico
Txesz

Asi que utilizan 2 coches, un Quattro y un 80. Esa solución también la emplearon unos finlandeses que hicieron un S1 E2 y, claro, ahí es más perdonable sacrificar un Quattro dado el producto final y su calidad.
https://gti.fi/artikkelit/brutal-b
https://www.audiclub.fi/audifinns/forum/tekniikka/audi-projektit/71207-audi-s1-replica?t=132439

Pablo Mayo
Editor

LCE nos ha confirmado que la suspensión está hecha a medida en colaboración con KW, por precisar.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Me gusta mucho la historia del automóvil y actualmente estoy creando una biblioteca personal dedicada, en exclusiva, a la historia del motor en España, sin olvidarnos de las motos que tanto servicio dieron en nuestra "vieja" España. También cuento con una enorme colección de material escaneado.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!