ATS Corsa RR Turbo Serie Carbonio, un juguete de pista muy interesante

ATS Corsa RR Turbo Serie Carbonio, un juguete de pista muy interesante

Poco más de 800 kilos y hasta 600 CV de potencia


Tiempo de lectura: 3 min.

En 2018, ATS Automobili lanzó el ATS GT, un superdeportivo de motor central con especial énfasis en la conducción. Un año después, anunció su regreso al mundo de las carreras con el Corsa RR Turbo, un modelo desarrollado internamente y fabricado en dos configuraciones específicas denominadas Club Sport y Serie Carbonio. Este espacio lo dedicaremos al ATS Corsa RR Turbo Serie Carbonio, el modelo más extremo construido hasta fecha y también el más costoso, con un precio de partida de 164.900 euros.

A pesar de que la tarifa no es precisamente asequible para la gran mayoría, ATS destaca su excepcional rendimiento en pista y unos costes de funcionamiento relativamente bajos, así como el distintivo diseño italiano, agresivo y cuidado a partes iguales. El ATS Corsa RR Turbo Serie Carbonio está construido sobre un chasis tubular con una jaula antivuelco aprobada por la FIA. Sobre él se monta una carrocería íntegramente hecha en fibra de carbono, algo que ayuda a marcar un peso en vacío de apenas 825 kilos, 40 kg menos que el Club Sport.

Gracias a un escueto peso, no hace falta un enorme motor para que el coche demuestre sus capacidades. Tras los asientos hay una unidad turboalimentada de cuatro cilindros y 2 litros que desarrolla 420 CV en el “modo Sport” y hasta 600 CV en el “modo Corsa”. Esa energía se transmite al eje trasero a través de una caja de cambios secuencial de seis relaciones con levas tras el volante con la ayuda de un diferencial mecánico de deslizamiento limitado. Y cuando hay que frenar, un juego de discos de freno de carbonocerámicos de 350 milímetros con pinzas de aluminio de seis pistones se encarga de unas detenciones muy, muy rápidas.

ATS Corsa RR Turbo Serie Carbonio (2)

El exterior llama la atención por unas llantas forjadas macizas ATS Corsa de 18 pulgadas y un alerón de generosas dimensiones que, como la carrocería, es de fibra de carbono

Descrito como una “joya tecnológica”, el volante multifunción ultracompacto de 300 mm adjunto a una pantalla TFT integrada de 5,5 pulgadas, proyecta a los conductores al mundo de la Fórmula 1. En comparación con un volante tradicional, el del ATS Corsa RR Turbo Serie Carbonio ofrece varias configuraciones, entre ellas la posibilidad de elegir entre tres mapas de potencia para el motor y hasta 12 ajustes para el control de tracción, entre otros. La casa italiana garantiza un gran agarre y siete centímetros de espacio por encima de las piernas.

ATS dice que su Corsa RR Turbo Serie Carbonio cumple con las regulaciones de la FIA para la clase E2. También se puede poner a prueba en series de 24 horas, en el Campeonato Britcar, Fara USA, la serie italiana de la Fórmula X, etc., y puede ser una opción válida para equipos, inversores privados y organizadores de un campeonato monomarca. Lamentablemente, si querías comprar uno, ya no puedes. Tendrás que esperar hasta el próximo año, porque toda la asignación para la temporada 2022 se ha agotado, con las primeras entregas a finales de año.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Jiménez

Ingeniero mecánico adicto a todo lo que queme gasolina… y por qué no decirlo, también de lo eléctrico. Mi meta es no dejar nunca de aprender la técnica que rodea a la automoción y si ya puedo transmitir lo poco que sepa, tanto mejor. Sí, soy de esos que no recuerdan muy bien los nombres de las personas pero jamás olvidan qué coche tienen.

Mario Jiménez

Estudiante de Periodismo, en la Universidad Rey Juan Carlos, en Vicálvaro. Amante del deporte, en especial del fútbol y baloncesto. Ahora, aprendiendo del mundo del motor con ilusión y ambición.