Aston Martin DBS Superleggera Concorde Edition: conmemorando el 50 aniversario del Concorde

Aston Martin DBS Superleggera Concorde Edition: conmemorando el 50 aniversario del Concorde

No será supersónico, pero sigue siendo un deportivo impresionante


Tiempo de lectura: 3 min.

Aunque parezca difícil de creer, ya han pasado 50 años desde que el Concorde (1969), el único avión supersónico de pasajeros junto con el Tupolev Tu-144 (1968), despegase por primera vez. Surcar los cielos a velocidades de Mach 2,23 (2.405 km/h) terminó el 24 de octubre de 2003, pero el avión aún se recuerda con mucho cariño, y ahora Aston Martin ha anunciado la última incorporación a su serie “Wings”, inspirada en la aviación. Este el DBS Superleggera Concorde Edition.

El coche, que fue preparado por el departamento Q de la marca, cuenta con una serie de extras adicionales. Estos incluyen un techo de fibra de carbono con la silueta del Concorde, aletas laterales de aluminio fresado, marcos de las puertas individualizados con el nombre en clave de un modelo Concorde específico, un gráfico de velocidad “Mach” bordado al lado del conductor e inscripciones “Concorde” en cada uno de los reposacabezas de los asientos delanteros.

En cuánto a qué podemos esperar encontrar bajo el capó, sería sorprendente que fuese un turborreactor Rolls-Royce Olympus. Pero no, No hay ningún cambio en la mecánica. El motor es el mismo V12 biturbo de 5,2 litros del DBS Superleggera estándar, con una potencia de 725 CV y ​​900 Nm. Este se asocia a una transmisión automática de ocho velocidades montada en la zaga mediante un árbol de transmisión de fibra de carbono que solo hace girar las ruedas traseras.

aston martin dbs superleggera concorde edition15 jpg

El Concorde fue operado exclusivamente por Air France y British Airways, y estuvo operativo durante 34 años (1969-2003)

Todavía hará el 0 a 100 km/h en poco más de tres segundos y alcanzará una velocidad máxima de 340 km/h. Eso es respetable para un automóvil, pero realmente lento para un avión supersónico. En perspectiva, el Aston Martin “vuela” a velocidades de Mach 0,275. Y mientras que el Concorde podía acoger en su interior a 128 pasajeros, el DBS Superleggera solo puede transportar hasta un máximo de cuatro.

El Concorde ahora se considera uno de los puntos más importantes de la aviación comercial, con un rendimiento supersónico que le permitió comprimir el viaje de Nueva York a Londres a menos de tres horas y media. Curiosamente, fue lo suficientemente rápido cuando se dirigió al oeste que aterrizó en suelo inglés antes de despegar. El Aston Martin DBS Superleggera Concorde Edition conmemora el 50º aniversario del primer vuelo de esta impresionante máquina.

aston martin dbs superleggera concorde edition11 jpg

Las levas del cambio están hechas de titanio recuperado de las palas del compresor utilizadas por los turborreactores Rolls-Royce Olympus del Concorde

“Utilizando el DBS Superleggera como nuestro punto de partida, y con el apoyo de los talentosos expertos en personalización del servicio Q, hemos podido mejorar y resaltar comprensivamente algunas de las características más notables del coche al tiempo que conservamos la elegancia, el estilo y presencia en el camino pura y bruta por la que el Aston Martin DBS es conocido con razón”, dice Marek Reichman, vicepresidente ejecutivo y director creativo de la firma.

Hecho en asociación con British Airways, el Aston Martin DBS Superleggera Concorde Edition estará limitado a solo 10 ejemplares, todos vendidos a través de Aston Martin Bristol en Inglaterra, en el camino desde donde tuvo lugar la fabricación de Concorde británico. Por el equivalente a 375.000 euros no es barato, aunque seguramente, al igual que el propio Concorde, este bello coupé ya esté retirado del mercado. Un decena de unidades vuelan en un santiamén.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
José M
Invitado
José M

El Concorde ni fue el único, ni fue el primer avión supersónico. Se le adelantó el Tupolev Tu-144.

https://es.wikipedia.org/wiki/T%C3%BApolev_Tu-144


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.