Apex AP-0 Concept: definiendo las claves del futuro deportivo eléctrico

Apex AP-0 Concept: definiendo las claves del futuro deportivo eléctrico

659 CV a las ruedas traseras que empujan 1.200 kg


Tiempo de lectura: 5 min.

En los últimos años, el Salón del Automóvil de Ginebra ha sido el lugar elegido para los debuts de exóticos superdeportivos eléctricos. Aunque la cita de 2020 fuese cancelada, este año no ha sido una excepción; véanse el Pininfarina Battista Anniversario y el Rimac C_Two de producción. El Apex AP-0 Concept también tendría que haberles acompañado en el evento, pues ni mucho menos desmerece ante los otros dos recién mencionados.

La compañía con origen hongkonés, con su segunda casa en Reino Unido, considera que la velocidad y el rendimiento no lo son todo. Quién lo diría, porque el AP-0 puede hacer el sprint de 0 a 100 km/h en solo 2,3 segundos y alcanzará los 310 km/h de velocidad máxima. Además, una batería de 90 kWh se encarga de alimentar a los 658 CV que van a parar a las ruedas traseras. Y teniendo en cuenta que estamos ante un vehículo 100 % eléctrico, no es nada pesado, marca 1.200 kilos en báscula.

Como era de esperar, es literalmente una máquina de fibra de carbono. Desde la carrocería hasta el chasis, se emplea una estructura espacial modular y una columna central para una mayor rigidez. Las formas aerodinámicas que condicionan el diseño del coche han tomado como inspiración las claves de los monoplazas de Fórmula 1 y los prototipos de Le Mans con el objetivo de manipular el flujo de aire por todo el cuerpo sin la necesidad de aplicar enormes apéndices.

Apex AP 0 Concept 2020 (4)

Repleto de personalidad, el Apex AP-0 Concept tiene un llamativo y atrevido diseño que se ve rápido incluso cuando está parado

La compañía declara que el Apex AP-0 Concept produce una carga aerodinámica excepcional para un manejo igualmente impresionante sin tener que añadir alerones o spoilers por todos los recobecos, gracias en parte a la generosa aleta vertical que también forma parte de la luz posterior en forma de cruz distintiva. De hecho, la empresa encontró este aspecto tan distintivo que se convirtió en el logotipo de la compañía. Todo lo demás resulta relativamente “limpio”.

Dado que el coche es 100 % eléctrico, no tiene una parrilla tradicional y, en cambio, presenta unas estrechas ranuras que canalizan el aire a través desde el paragolpes hasta el extremo del capó. En otros lugares podemos percatarnos de que ha sido equipado con espejos retrovisores laterales digitales y un techo de cristal con forma de lágrima. También hay puertas de apertura de mariposa, así como llantas de fibra de carbono de 19 pulgadas al frente y de 20 en la zaga.

Apex AP 0 Concept 2020 (5)

Apex es una empresa fundada en 2018 que ya tiene un producto en su gama, el AP-1, una barqueta de 620 kilos alimentada por un motor de 2,3 litros de origen Ford con 395 CV

Tras ellas, se esconden discos carbonocerámicos de 360 milímetros delante y 340 mm detrás. En lo referente a las recargas, Apex dice que el prototipo tiene una autonomía de hasta 515 kilómetros bajo ciclo WLTP. Cuando la batería de iones de litio se agota, el AP-0 Concept puede recibir una carga del 80 % en menos de 15 minutos con un cargador rápido de tipo CCS. Del mismo modo, una recarga completa con un conector Tipo 2 debería tomar cerca de ocho horas.

Apex no ha publicado imágenes del interior, pero podemos verlo en el vídeo que al final del artículo. Grosso modo para no estropear demasiado la sorpresa, podemos esperar una cabina “limpia y sencilla”, como dice la propia marca, con dos asientos y un cuadro de instrumentos que presenta “capas lisas de materiales”. Y como buen coche deportivo que se precie, también hay un volante de reducido tamaño fabricado en aluminio mecanizado y fibra de carbono.

Apex AP 0 Concept 2020 (6)

El habitáculo utiliza una posición de asiento similar a la de los monoplazas de F1, y con una altura de conducción de solo 95 milímetros, estás tan cerca del suelo como en un tranvía

En el frente tecnológico, el prototipo está equipado con una pantalla de realidad aumentada holográfica y un instructor de pista de primer nivel. Este último unifica la “forma en que los conductores pueden aprender nuevos circuitos”. Tampoco falta un avanzado sensor LiDAR capaz de generar mapas detallados alrededor del. La compañía afirma que esto permite al coche identificarse con mayor precisión ante los peligros potenciales, como peatones, ciclistas y otros vehículos.

Como tal, también está equipado con sistemas de asistencia al conductor que pueden alcanzar la autonomía de Nivel 3. Apex manifiesta que la infraestructura estará ya diseñada en su criatura para adoptar las condiciones de la autonomía de Nivel 4 cuando está disponible. Por poner un ejemplo a modo de comparación, los sistemas autónomos más avanzados disponibles hasta el momento, como el Super Cruise de Cadillac y el Autopilot de Tesla, todavía operan en Nivel 2.

Apex ciertamente no está carente ambición. Si bien el modelo de producción está a más de dos años de que llegue a buen puerto, la compañía ya ha mencionado que los precios –antes de impuestos– comenzarán en 150.000 libras esterlinas, unos 166.500 euros al cambio. Y a pesar de contar con la sede en Hong Kong, todo lo referente al apartado ingenieril, del diseño y de la fabricación del Apex AP-0 se llevarán a cabo en las instalaciones de la marca en Surrey, Reino Unido.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Laura Salas

Quise ser periodista porque campeona del mundo de motociclismo ya no podía. De pequeña jugaba con los cochecitos de los huevos de chocolate y con cualquier coche que mi padre dejara desprotegido y a la vista. Le rompí la puerta a su miniatura de un Ferrari. Nunca volvió a ser el mismo (el Ferrari). Siempre intento aprender algo nuevo todos los días. Soy curiosa por naturaleza, qué se le va a hacer.

Enrique Delgado

Terminando la carrera de audiovisuales y empezando en el mundo del periodismo con el espíritu de aprender sobre motor. Siempre tengo un ojo para lo que ocurre en el mundo y otro en absorber todo el conocimiento que pueda sobre él para escribir literatura, mi hobby personal.