espíritu RACER no cierra

espíritu RACER no cierra

Miremos el lado bueno de las cosas


Tiempo de lectura: 3 min.

Nuestro país, como otras tantas naciones del mundo, vive un episodio de elevada excepcionalidad, de esos que se recordarán durante generaciones y rellenarán páginas de la Historia. Por lo menos durante dos semanas nuestras vidas quedan profundamente alteradas, la sociedad reduce su actividad al mínimo y la mayor parte del tiempo la tendremos que pasar dentro de nuestros hogares.

En todo este tiempo espíritu RACER continuará ofreciendo sus servicios como siempre, con el ánimo de informar, entretener y educar, las tres funciones del periodismo (del motor, por especificar). Nuestros contenidos seguirán apareciendo en vuestros dispositivos con la misma regularidad y el mismo cariño de siempre.

Aunque por razones evidentes tendremos que dedicarle tiempo a las consecuencias -que no van a ser pocas- del maldito COVID-19, procuraremos de vez en cuando ofreceros contenidos que os ayuden a desconectar temporalmente de esta pesadilla, poniéndoos de copilotos de coches exóticos, conociendo historias y ampliando vuestro conocimientos sobre automóvil, por muy extensos que estos ya sean.

Audi Quattro Grupo 4

En el caso de los lectores habituales, sabemos que lleváis al día lo que vamos sacando, pero para combatir el aburrimiento o la sed de gasolina os proponemos la sección “Me aburro”, donde una lotería electrónica os irá presentando artículos publicados desde la fundación de este medio, y puede que alguno anterior de la época previa, más o menos vigentes (o directamente intemporales). El que pretenda leérselo todo tendrá una cuarentena muy breve.

Al margen de todo esto, también es momento para pensar en las cosas buenas que implicará paralizar el país durante unos días. Los accidentes de tráfico y cifras de siniestralidad se van a desplomar a niveles mínimos históricos, o al menos desde que se toman datos. El aire de las ciudades mejorará su calidad incluso respecto a los mejores niveles del año, y los residentes podremos disfrutar de un mayor silencio, que puede ser en ocasiones el más bello de los sonidos. Y por qué no decirlo, el que salga a repostar lo hará a precios no vistos desde hace años.

Cuando acabe el confinamiento tendremos un país que levantar entre todos de nuevo, habrá que hacer muchos esfuerzos y sacrificios, pero nada peor comparado con lo que tuvieron que hacer nuestros abuelos, bisabuelos o tatarabuelos en acontecimientos como la guerra fraticida que partió el país en dos en 1936, la gripe “española” de 1918 o la invasión de las tropas napoleónicas de 1808 -por citar eventos catastróficos relativamente recientes-.

Autopista AP 7

También tendremos que replantearnos muchas cosas sobre el ajetreado ritmo de vida que llevábamos; vivíamos peligrosamente y no teníamos tiempo para muchas cosas. Mas ahora nos va a empezar a sobrar, según el caso. Es momento asimismo de recordar el esfuerzo de todos aquellos que en este momento están manteniendo la civilización: sanitarios, policías, carteros, barrenderos, cajeros de supermercado, camioneros, empleados de logística, cuidadores y un larguísimo etcétera. Los periodistas seguiremos haciendo nuestra humilde contribución a dicho esfuerzo.

Estad pendientes de nuestras redes sociales, en Twitter @espiritu_RACER, en Instagram @espirituracer y en Facebook espíritu RACER. Queremos leer vuestros pareceres, propuestas, sugerencias y críticas -merecidas y razonadas, por favor-. Gracias por estar ahí.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

4
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Reverfons
Invitado
Reverfons

Mucho ánimo a todos! Y muchas gracias espíritu Racer por estar ahí

José López
Suscriptor

Amén a cada palabra escrita, Javier

Kolmogorov
Invitado
Kolmogorov

Muchas gracias por seguir deleitándonos con vuestro contenido, se hará más llevadera la situación. ¡A quedarse en casa y a cuidarse todos!

angel
Invitado
angel

Y se agradece, Javier.

Sois parte del entretenimiento -y de la necesidad de información, que aunque no sea “relevante” -por aquello de que ahora nos ocupa más la salud- que la gente que está confinada, necesita.

Un abrazo a todos y ¡a mantener el ánimo!


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.