¿Quién no querría un Alfa Romeo 155 más fiable, cómodo y deportivo?

¿Quién no querría un Alfa Romeo 155 más fiable, cómodo y deportivo?

Porque eso es lo que ha creado Possanzini Automobili, aunque no es barato


Tiempo de lectura: 4 min.

Restaurar minuciosamente cada una de las partes de un coche entrado en años, mejorando algunas por el camino, aderezándolo con mucha “pimienta” dinámica, y añadiendo algún que otro toque personalizado actual para rematar, es la definición de restomod. Y eso es lo que tenemos aquí, un Alfa Romeo 155 GTAm restomod creado por el especialista argentino Marcelo Possanzini.

Antes de entrar en detalles técnicos, es digno de mención que para dar vida a este restomod del Alfa Romeo 155, se han empleado, aproximadamente, 1.000 horas de trabajo; entre la propia restauración y las modificaciones pertinentes. No esperes cambios radicales ni una estructura completamente modificada. Simplemente, es el 155 que querrías tener aparcado en tu garaje para llevártelo de tramo o al circuito el fin de semana. No contamos con la ficha técnica al completo, pero se puede apreciar el laborioso cariño que ha recibido el sedán.

¿Y qué lleva esta sugerente berlina de los 90? Comenzando por la suspensión, el centro de gravedad desciende en 30 milímetros gracias a unos “amortiguadores especiales”. Junto a ellos, las llantas de 17 pulgadas quedan envueltas por unos neumáticos Bridgestone 225/45 con índice de carga W, diseñados para aguantar una velocidad máxima de 270 km/h. Tras el calzado se esconden unos discos de freno perforados y ventilados −en los cuatro ejes− que le otorgan una mejor disipación del calor en situaciones de conducción más exigentes.

Alfa Romeo 155 Possanzini Automobili Restomod (3)

De fábrica, el Alfa Romeo 155 V6 entregaba 166 CV a 5.800 RPM y 213 Nm a 4.500 RPM. En su versión de competición pudo alcanzar los 490 CV a 12.000 RPM

Bajo el capó encontramos la famosa unidad V6 “Busso” de 2.5 litros. Para este Alfa Romeo 155, Marcelo Possanzini ha obrado su magia artesanal para mejorar el bloque y hacerlo más enérgico sin aumentar la cilindrada ni sucumbir a la inducción forzada. El taller con sede en Córdoba no cita las cifras prestacionales, pero destaca que se ha potenciado “priorizando la fiabilidad del mismo” con un régimen de giro que alcanza las 7.200 RPM. La musicalidad del motor queda asegurada por el escape de acero inoxidable Magnaflow de 2,5 pulgadas.

Pasando al apartado estético, El exterior del Alfa Romeo 155 GTAm restomod cuenta con un paragolpes delantero ligeramente modificado. En concreto por los canalizadores dinámicos de flujo de aire, los cuales se ubican en la sección inferior del paragolpes (uno a cada lado) para enfriar los frenos y el radiador de aceite. También hay otra abertura por encima para facilitar la entrada de aire frio al motor mediante el filtro de aire de alto rendimiento K&N. Intuimos que será uno de los pocos Alfa Romeo con sus años que jamás se recalentará.

Alfa Romeo 155 Possanzini Automobili Restomod (6)

El trabajo de Possanzini Automobili no es crear un arma de circuito, sino en un 155 más fiable, más cómodo y con un tacto deportivo increíblemente afinado

Sin embargo, el preámbulo ideal para arrancar este Alfa Romeo 155 GTAm empieza cuando te sientas, acomodas electrónicamente el asiento, te colocas el arnés de competición Sabelt de cinco puntos, te ajustas a la altura correcta el volante, te calzas los guantes de cuero (que son provistos por la empresa) y arrancas por botón desde la consola central. Al lado de las dos llaves corta corriente, hay otro interruptor que anula electrónicamente el sistema ABS, pues “no se necesita ninguna asistencia electrónica para un verdadero piloto”.

Por cierto, ambas llaves cortacorriente son por seguridad en caso de sufrir un siniestro y para mantener la batería en perfecto estado después de usar el coche, dado que quizás este parado por un largo tiempo. Algunas comodidades, más allá de las mencionadas butacas, incluyen a la dirección asistida, un climatizador automático y todo funcionando perfectamente como el primer día. Se trata de que el viaje hasta la pista también sea cómodo y placentero, sin notar que llevas montados unos arneses y una jaula antivuelco en la zaga.

Si quieres ver el proceso de modificaciones hasta llegar a la fabricación de este Alfa Romeo 155 restomod, está todo documentado en su canal de YouTube Possanzini Automobili. Ahí encontrarás todos los cambios mecánicos, electrónicos y fichas del mismo. ¿La tarifa por tener este ajustado 155? 230.000 dólares, algo más de 210.000 euros al tipo de cambio actual. No es moco de pavo, pero solo los adinerados entusiastas podrán juzgar si merece o no la pena.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.