Menu

Europa se queda sin el 2020 Ford Mustang Shelby GT500

Las estrictas leyes de emisiones no son condescendientes con el V8 "Predator"

Europa se queda sin el 2020 Ford Mustang Shelby GT500

En una ruptura con su pasado, Ford ha hecho un esfuerzo concertado para vender la generación actual de su icónico pony car en Europa. Incluso desarrolló una versión con el volante a la derecha para poder venderlo más fácilmente en el mercado británico. Pero, a pesar de contar con las mejores intenciones de poner el Ford Mustang en manos de los entusiastas europeos, el 2020 Shelby GT500 no se venderá en el continente.

Esta desafortunada noticia fue confirmada a Muscle Cars & Trucks el martes por el gerente de marketing de Ford Performance, Jim Owens. El nuevo Shelby GT500 se venderá exclusivamente en América del Norte, México y Medio Oriente. Su motor, un V8 sobrealimentado de 771 CV de potencia y 847 Nm de par, hace del GT500 todo un representante de lo que son los coches en el país de las barras y estrellas.

Cuando pensamos en nuestro mercado, probablemente lo primero que se nos viene a la cabeza es refinamiento y arte de alto nivel. También puedes pensar que algo tan descarado y estadounidense como el Shelby GT500, sería un cambio de aires bienvenido, pero, tristemente, no lo es. Aparentemente, ese bloque Predator de 5,2 litros es demasiado radical para los estándares de emisiones europeos, cada año más restrictivos. Concretamente, no cumpliría Euro 6d-TEMP o la futura Euro 7.

2020 Mustang Shelby GT500

La decisión de retener el Shelby GT500 fuera de Europa no ha sido de Ford. Como señala Muscle Cars and Trucks, el caso de la cobra es similar a lo ocurrido recientemente con el Chevrolet Corvette (C7) y el Camaro SS equipados con el propulsor LT1 de General Motors: también fueron prohibidos en el continente por no cumplir con la última normativa de emisiones. Aunque tampoco es una sorpresa, los Shelby GT350 y GT350R tampoco han sido ni serán importados de forma oficial.

Las leyes en el mercado europeo están llegando a un punto donde las regulaciones de emisiones y seguridad están exprimiendo el automóvil tal como lo conocemos. Por ejemplo, el gobierno de Reino Unido ha anunciado que las ventas de todos los vehículos nuevos de gasolina y diésel estarán prohibidos para 2040, mientras que otros países como Alemania, Irlanda y los Países Bajos han establecido un plazo aún más agresivo, para 2030. Más que por la contaminación en sí, será por cortar por lo sano con las emisiones de dióxido de carbono (CO2), uno de los principales responsables del efecto invernadero.

Desde el debut de la sexta generación del Ford Mustang en 2005, se han vendido más de 500.000 unidades en todo el mundo, 45.000 de ellas en Europa

Shelby GT500 Motor (5)

Si el nuevo Shelby GT500 no se vende en Europa no tiene nada que ver con la falta de demanda de potencia americana. Ford vendió 2.300 Mustang en Europa en el primer trimestre de 2019, un aumento de más del 27 % en comparación con el mismo período del año pasado, y 113.066 unidades a nivel mundial. Estos números colocan al Ford Mustang como el coupé deportivo más vendido del mundo por cuarto año consecutivo.

Bueno, pensemos que al menos se vende el Ford Mustang en nuestro continente, aunque no con el sello de Shelby. El Bullitt es, actualmente, el Mustang más potente que se puede comprar, con 460 CV y el precioso gorgoteo de tener un ocho cilindros en uve bajo el capó. Ford incluso está ofreciendo a los clientes europeos un edición especial en forma de Mustang55 para celebrar el debut de la primera generación en 1964.

El 2020 Ford Mustang Shelby GT500 saldrá a la venta en Estados Unidos este otoño con un precio inicial cercano a los 74.000 dólares, unos 66.700 euros al cambio. Siempre quedará la importación a través de importadores paralelos, tras invertir un poco en ingeniería o ajuste fino de centralita, pero a cambio de un riñón en costes.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.