Con todos ustedes, el Chevrolet Corvette Yenko/SC Stage II

Con todos ustedes, el Chevrolet Corvette Yenko/SC Stage II

Hasta 1.000 CV de potencia con total garantía de fábrica


Tiempo de lectura: 3 min.

Donald “Don” Frank Yenko fue un piloto de carreras norteamericano que poseía varios concesionarios de Chevrolet en Pennsylvania (EE.UU.) durante los años 60, la mejor época para la potencia a raudales a precio de derribo. Sin embargo, este hombre es recordado por crear uno de los Camaro más salvajes hasta la fecha, el Yenko Camaro de 1967-1969. Su motor de 7.0 litros proveniente del Corvette era capaz de producir más de 450 CV.

A pesar de que el “Yenko” que traemos hoy nada tiene que ver con su origen, el nombre, sus logos y su tipografía sigue vivita y coleando gracias a Specialty Vehicle Engineering, quien los ha estado aplicando para algunas creaciones salvajes del pasado reciente, como en la camioneta Chevrolet Silverado o el Camaro. La última creación es, probablemente, la más salvaje hasta ahora: el Corvette Yenko/SC Stage II, 1.000 caballos de pura potencia americana.

La premisa “there is no replacement for displacement” viene como anillo al dedo para esta creación. Fuerza bruta directa al eje posterior

El trabajo comienza con un Corvette Grand Sport antes de que el 6.2 V8 estándar sea acarreado para cubicar 6.8 litros. SVE instala un sobrealimentador de 2,9 litros, modifica las culatas con componentes del motor LT4 del Corvette Z06, forja las partes internas e instala los sistemas actualizados de combustible y escape junto con un cuerpo de acelerador más grande. Lo mejor de todo es que SVE hará su magia tanto para un Corvette manual o automático.

2019 1000HP Stage II YENKO/SC® Corvette

Además del incremento de potencia, el Corvette Grand Sport ya se beneficia de casi todos los demás accesorios del Corvette Z06, como la suspensión Magnetic Ride Control, barras estabilizadoras de alto rendimiento, diferencial de deslizamiento limitado, frenos de 14,6 pulgadas (carbonocerámicos opcionales) o sistema de aceite por cárter seco, entre otros. Los distintivos Yenko también están presentes en los lugares correctos, solo para asegurarse de que todos sepan que este no es un Corvette “normal”.

El Covette Yenko/SC Stage I ya produce la friolera de 850 CV, pero con todas las mejoras de esta segunda fase, el resultado se queda en unos modestos 1.000 CV de potencia con un par máximo de 1.152 Nm. El eje trasero tendrá que sufrir de lo lindo para digerir unas cifras tan bastas, pero será el terror del Dodge Challenger Demon en las drag races… No hay cifras oficiales que confirmen las mejoras prestacionales frente al Corvette Grand Sport de base, pero con el doble de potencia es seguro -y sensato- creer que las mejorará notablemente.

Lo mejor de todo es que estas modificaciones cuentan con una garantía oficial de tres años o 60.000 km

2019 1000HP Stage II YENKO/SC® Corvette

Por desgracia, no es oro todo lo que reluce. Todas estas mejoras no son exactamente baratas. SVE cobrará 68.995 dólares por un Corvette Yenko/SC Stage II equipado con una transmisión manual de siete velocidades y 77.995 dólares si se trata de la automática de ocho; eso sin sumar el precio de un Corvette Grand Sport.

Hacer un pedido de uno de los Corvette es bastante fácil y cualquier concesionario de Chevrolet fuera de California (no cumple la normativa de emisiones) que trabaje con SVE estará encantado de asumir el trabajo: Chevrolet enviará un Corvette Grand Sport a SVE en Nueva Jersey para realizar la conversión de Yenko. Si quieres uno, mejor actuar rápido, porque SVE solo planea hacer 25 unidades de esta monstruosidad.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!