Porque una Volkswagen T2 con motor eléctrico tampoco es una mala idea

Porque una Volkswagen T2 con motor eléctrico tampoco es una mala idea

No es una mala forma de revivir un clásico en los tiempos que corren


Tiempo de lectura: 3 min.

Volkswagen ha anunciado una nueva forma para que los propietarios de antiguos Beetle conviertan sus coches de combustión en limpios medios de movilidad eléctrica. El fabricante alemán se asoció con una empresa alemana llamada eClassics para realizar las modificaciones, mientras que los de Wolfsburgo proporcionará las baterías y el tren motriz. De una forma similar ha nacido esta Volkswagen T2 eléctrica de 1972.

Volkswagen of America encargó al especialista en conversiones de vehículos térmicos a eléctricos EV West la construcción de este minibus electrificado de base Volkswagen T2. El resultado final es una gran fusión de estilo clásico y practicidad con tecnología moderna. Este icónico modelo salió originalmente de la línea de montaje entre 1967 y 1979, y de hecho apenas se diferenciaba de su antecesora en vistas de su éxito obtenido.

Pintada en Kansas Beige y Pastel White, la Volkswagen T2 eléctrica es un gran ejemplo de cómo la tecnología moderna puede ayudar a mantener los vehículos clásicos activos. Esta conversión también es una excelente manera de mostrar la versatilidad de la plataforma eléctrica de Volkswagen. La T2 sigue siendo un medio de transporte perfecto, y ahora más eco-friendly abandonando su lento y ruidoso pasado.

1972 Volkswagen T2 Electrica (25)

A pesar de que mantiene la esencia del vehículo original, algunos organismos como la Federación Internacional de Vehículos Históricos (FIVA) no considera como histórico el cambio hacia un motor eléctrico

El tren motriz es de fábrica y la batería de 35,8 kWh pertenece a un e-Golf de 2017 que le da a la T2 recientemente electrificada una autonomía de alrededor de 200 kilómetros. El motor eléctrico toma el lugar del motor de gasolina original (un bloque de cuatro cilindros refrigerado por aire de 67 CV) en el compartimiento trasero con una potencia de salida de 100 kW (136 CV). Desconocemos la cifra de par motor.

Las unidades de la batería se almacenan en un área reforzada de diseño personalizado debajo de los asientos delanteros, ocupando el lugar del depósito de combustible. Además de un medidor digital específico multifunción de estilo clásico en el cuadro de instrumentos, el interior permanece mayormente de serie . Incluso la palanca de cambios permanece, pero ahora activa los distintos modos de conducción: marcha atrás, neutral, conducción y frenado regenerativo (P, R, N, D y B).

1972 Volkswagen T2 Electrica (9)

Para lidiar con el peso extra del motor eléctrico, esta Volkswagen T2 de 1972 ha recibido una nueva suspensión posterior independiente

Los clásicos eléctricos han despegado en los últimos años, con un número cada vez mayor de ellos respaldados o incluso realizados por los propios fabricantes de automóviles. Tomemos a Volkswagen, por ejemplo, que promueve sus coches de cero emisiones en el e-Up! y en el e-Golf como alternativas a los vehículos movidos por un motor de combustión interna.

“Su pasión por la cultura de los autos clásicos y su compromiso con las energías renovables hicieron de EV West la opción ideal para este proyecto”, dijo Mathew Renna, vicepresidente de movilidad eléctrica de Volkswagen Norteamérica. “Pensamos, quién mejor para ver si el tren motriz del e-Golf sería el ajuste perfecto para nuestros vehículos más antiguos. Es genial ver que el espíritu del hot rodding seguirá vivo en la era eléctrica”.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
RufusNK
Invitado
RufusNK

Una de las pocas maneras de mantener vivo ciertos clásicos y que puedan usarse en el día a día es la conversión a Eléctricos, mas si la marca ya no suministra repuestos o no existe. El Swap casi es una necesidad si el motor rompe, y desgraciadamente, es algo que pasara tarde o temprano (mas en coches clásicos que como no tenga testigo del aceite o le falle, adiós motor), pero si no hay motores ¿que hacer? Si pones un motor mas moderno, ya pierde la condición de clásico, y si pones uno de gasolina, sabes que en unos años,… Leer más »


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba ansioso en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez