Czinger 21C: un nuevo hiperdeportivo híbrido venido de las américas

Czinger 21C: un nuevo hiperdeportivo híbrido venido de las américas

Con una carrocería impresa en 3D, 1.250 kilos y 1.232 CV de potencia eléctrica y térmica


Tiempo de lectura: 3 min.

El Czinger 21C es un hiperdeportivo 100 % estadounidense. Con más de 1.200 CV (dependiendo de la especificación), un tiempo reclamado de 0 a 100 km/h por debajo de los dos segundos, una velocidad máxima superior a los 430 km/h, y asientos en tándem, el primer coche de producción de la compañía con sede en Los Ángeles no está jugando con los peques de la casa, precisamente.

Czinger puede ser nuevo en el mundo de las cuatro ruedas, pero las personas detrás de la empresa han estado desarrollando la tecnología del 21C durante mucho tiempo. El CEO y fundador, Kevin Czinger, presentó en 2015 un vehículo llamado Divergent Blade. Este sirvió como mula de prueba para un nuevo tipo de construcción de componentes impresos en 3D reforzados con fibra de carbono con el objetivo de formar una estructura tan fuerte como ligera.

La tecnología que se ha utilizado para crear el Czinger 21C ha ayudado a conseguir un peso en vacío de apenas 1.250 kilos. Pero las similitudes entre el 21C y Blade no terminan ahí. También es común entre ambos coches la pareja de asientos colocados en forma de tándem, con el pasajero ubicado directamente tras el conductor. Gracias a esta configuración, se puede obtener una posición de conducción central y, como resultado, mantener una carrocería muy estrecha.

Czinger 21C 2020 (8)

El Czinger 21C es ciertamente atractivo, con un habitáculo al más puro estilo caza de combate y una disposición en tándem de dos asientos que hacen que sea una máquina compacta y con un propósito: ser muy, muy rápida

Ahora hablemos de prestaciones. Detrás del habitáculo hay un motor V8 biturbo de 2,9 litros de desarrollo propio que entrega 963 CV de potencia. Este impulsa las ruedas traseras, mientras que dos potentes motores eléctricos impulsan las delanteras, permitiendo una entrega total al alfalto de 1.267 CV a 11.000 RPM y 1.438 Nm. Eso es suficiente, dice Czinger, para que el 21C complete el sprint de 0 a 100 km/h en 1,9 segundos y alcance los 432 km/h de velocidad punta.

Además, la compañía afirma que no hay coche de producción en la faz de la Tierra que consiga hacer el 0-400-0 km/h en menos tiempo: 29 segundos. De ser cierto, rompería el récord del Koenigsegg Regera establecido el año pasado (31,49 s). El 0-300-0 km/h toma 15 segundos, el cuarto de milla 8,1 segundos a 274 km/h, y produce más de 250 kg de carga aerodinámica a 250 km/h. Las cifras técnicas de este caza terrestre son tan impresionantes como aterradoras.

Czinger 21C 2020 (10)

Si bien el 21C aún no está a la venta, Czinger ya ha anunciado planes para una segunda versión, denominada 21C Lightweight Track Configuration. Con una potencia de salida idéntica, inclinará la balanza a 1.218 kg, lo que dará como resultado una relación potencia-peso mejorada de 1:03. El fabricante estadounidense también afirma que esta vertiente es capaz de generar 790 kg de carga aerodinámica a 250 km/h y puede alcanzar una velocidad máxima de 380 km/h.

Solo se construirán 80 ejemplares del Czinger 21C a 1,7 millones de dólares la unidad (1,57 millones de euros), por lo que, al fin y al cabo, tan solo seguirá siendo un vehículo de ensueño para la mayoría. La versión de producción (mostrada en las imágenes) se mostrará al público en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra 2020. Mientras tanto, puedes explorarlo más a fondo en la galería de imágenes y el vídeo compartidos a continuación.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado