Menu

Este Jaguar XK 120 de 1954 está buscando a alguien que termine de restaurarlo

Lleva 50 años esperando salir a la calle para lucirse

Este Jaguar XK 120 de 1954 está buscando a alguien que termine de restaurarlo

Hoy en día, el mejor de los Jaguar XK 120 se vende por más de 100.000 euros. Es un clásico muy preciado por los coleccionistas, pero este ejemplar de 1954, ofertado por The Market para una subasta en línea que se llevará a cabo entre el 20 y el 27 de noviembre, necesita urgentemente un poco de cuidados paliativos. Tras décadas almacenado, es hora de que alguien termine el trabajo de restauración que tanta falta le hace.

A finales de la década de los 40, la casa del felino lanzó el Jaguar XK 120, su primer deportivo casi una década después de que finalizara la producción del modelo SS 100. En el momento de su puesta en escena, era el coche de producción más rápido del mundo, ya que era capaz de alcanzar las 120 mph (193 km/h), de ahí su nombre. Bajo su capó se escondía un propulsor de seis cilindros en línea de 3.442 cm3 de 162 CV y 331 Nm.

Esta unidad ha pasado los últimos 50 años en una granja en Gales sometiéndose a lo que debe ser el proyecto de restauración más prolongado jamás emprendido. Si bien no se sabe mucho por qué el trabajo nunca se terminó, podemos estar seguros de que proporcionó muchos años de sólidas excusas para que su propietario actual evite a los huéspedes no deseados y las tareas domésticas aburridas porque el felino necesitaba “arreglos”.

1954 jaguar xk120 136

Este Jaguar XK 120 de 1954 es uno de los 151 modelos destinados a Reino Unido con el volante situado a la derecha, de los que se cree que aún existen unos 57 ejemplares

Según la casa de subastas, este XK 120 tiene un kilometraje desconocido y se encuentra en una “condición parcialmente construida y en gran parte completa”. Diríamos que está compuesto por una gruesa capa de polvo y mucho óxido provocado por cinco décadas de reclusión. En el interior, parece que falta el salpicadero y las cubiertas de las puertas chapadas en madera, pero el resto del habitáculo parece estar relativamente intacto.

“Cuando un automóvil realmente raro sale a subasta, que también ha estado escondido y fuera del mercado durante décadas, crea una oportunidad imperdible para los coleccionistas”, explica Tristan Judge, director de The Market. “La historia de este coche lo hace aún más interesante y atractivo para los clientes. Dado que el propietario actual lo ha tenido durante 50 años, ahora existe la oportunidad de hacerse cargo de él y terminar el proyecto existente”.

1954 jaguar xk120 36

Las unidades en estado de concurso, regularmente, superan los 100.000 euros en las subastas, y la estimación de este coche en particular está entre los 29.000 y 41.000 euros. Un certificado del departamento de clásicos (Heritage) de Jaguar confirma que el coche se fabricó el día 16 de marzo de 1954 y fue distribuido por Byatts de Fenton, acabado originalmente en un tono “Birch Grey” con un interior de cuero también teñido en gris.

Como beneficio adicional, con la compra de este necesitado clásico británico también recibirás algunas cajas llenas de piezas, que, sin duda, necesitarás para terminar el proyecto.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.