El Ferrari 312T que pilotó Niki Lauda saldrá a subasta

El Ferrari 312T que pilotó Niki Lauda saldrá a subasta

Con él ganó el título mundial de Fórmula 1 en la temporada de 1975


Tiempo de lectura: 3 min.

Hará de buque insignia en Pebble Beach en agosto, y será Gooding & Company quien ofrecerá el Ferrari 312T en el que la gran Niki Lauda ganó dos carreras y logró dos podios en camino a ganar su primer Campeonato del Mundo de Fórmula 1 en 1975. Es normal que suscite interés, jamás se había visto este modelo en una subasta.

El pasado mes de mayo fuimos conscientes de que habíamos perdido a un gran piloto en el mundo terrenal. Su legado, sus méritos y su historia serán cosas que quedarán grabadas en la mente de todo aficionado, ya sea de épocas pretéritas o más jóvenes. Los monoplazas que le llevaron hacia lo más alto en el Gran Circo también serán recordados, y uno de los que no se puede pasar por alto es el Ferrari 312T.

Con él, el piloto austriaco ganó su primer mundial, y Ferrari abandonaría una sequía de campeonatos de constructores perdidos que adolecía desde 1964 (actualmente llevan 11 años). Sin embargo, el ejemplar que veis en pantalla no es el coche con el que Lauda se proclamó campeón. Con chasis #022, este Ferrari 312T venció en el Gran Premio de Francia, obtuvo un segundo puesto en Holanda y logró una tercera plaza en Alemania.

1975 Ferrari 312T (8)

La “T” viene de montar la caja de cambios transversalmente, delante del eje trasero para mejorar el equilibrio de pesos

De las cinco carreras oficiales en las que estuvo inscrito esta unidad, salió con pole position bajo el brazo en cinco ocasiones; 100% de efectividad. Y, aunque no fuese una competición dentro del calendario del mundial de Fórmula 1, Lauda y el chasis #022 también ganaron la Carrera Internacional de Trofeos BRDC (British Racing Driver’s Club) en Silverstone. Sin duda, era un coche realmente competitivo con unas buenas manos detrás del volante.

Durante el resto de la temporada, Lauda hizo uso del chasis #023 que, curiosamente, está bajo el amparo del mismo coleccionista que ha puesto en venta a su gemelo. Entre uno y otro, el Ferrari 312T dio a la casa de Maranello tres campeonatos mundiales de pilotos (1975, 1977 y 1979), cuatro de constructores (1975, 1976, 1977 y 1979), 27 victorias y 19 poles. Tras su retiro, no volveríamos a ver un bólido rojo tan competitivo hasta el año 2000, con Michael Schumacher a los mandos

Como curiosidad, cabe destacar que Luca Cordero di Montezemolo era jefe de la Scuderia Ferrari cuando el 312T fue gestado. No cabe duda de que el éxito del monoplaza ayudó al rápido ascenso del que acabaría tomando el control de la compañía en 1991. Gracias a él, la marca Ferrari es como la conocemos ahora. Y el segundo renacimiento del equipo también estuvo motivado por él, cuando fichó a Schumacher y los ingenieros de Benetton.

1975 Ferrari 312T (3)

Ahora se está ofreciendo para subasta a través de Gooding & Company en la venta de Pebble Beach en agosto, y el precio de venta estimado oscila entre los seis y ocho millones de dólares (5.266.350 y 7.021.800 euros). “Como un automóvil de Fórmula 1 ganador de una carrera y conducido por Lauda, ​​es uno de los Ferrari de competición más importantes del mundo”, dice David Gooding, propietario de la casa de subastas.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.