Coche del día: Simca 1200

Coche del día: Simca 1200

Un adelantado a su tiempo


Tiempo de lectura: 3 min.

Se suele dar por sentado que el Volkswagen Golf fue el primer compacto tal y como lo conocemos. Es algo parecido a lo que ocurre con los mal llamados SUV coupé, cuya existencia se atribuye al modelo equivocado –al BMW X6, cuando no es así–, pero claro, la marca que firma el coche tiene mucho peso en las percepciones de los usuarios y Volkswagen ganó la batalla mediática y también, la existencial, pues el inventor real del compacto, el Simca 1200, se dejó de fabricar hace décadas y su marca, de origen francés, desapareció.

Habrá quien piense que se nos ha ido la olla por completo, pero nada más lejos de la realidad, el Simca 1200 es el primer compacto, o al menos, el primer coche que reunía todas las características de los compactos actuales. ¡Incluso tuvo una versión deportiva! El coche se presentó en el salón de París de 1967 y sorprendió a todo el mundo por su llamativo diseño y por la gama de carrocerías disponibles: tres y cinco puertas, familiar y una carrocería comercial. ¿Te suena? Claro, es la misma oferta que han tenido los compactos hasta que, por desgracia, a todos los fabricantes les entró la neura de retirar del mercado todas las carrocerías de tres puertas.

Era superinnovador en su diseño, en la configuración de la su gama y además, también era superinnovador en su concepción técnica. Tenía suspensiones independientes, asientos traseros abatibles, un portón para el maletero y para rematar la jugada, un motor delantero colocado transversalmente, que enviaba su potencia a las ruedas delanteras. El Simca 1200 –en su Francia natal era el Simca 1100–, según se dice, fue una de las fuentes de inspiración cuando Volkswagen diseñó el Golf.

Se optó por comercializarlo bajo la denominación de Simca 1200 en España, porque ocuparía un lugar diferente en el mercado, ligeramente más alto que en Francia. Además, aquí se montó el motor de 1.204 centímetros cúbicos del Simca 1200 S Bertone, un coupé que apenas se vio por nuestro país. Lo fabricó Barreiros en Villaverde, junto al Simca 1000 y al Dodge Dart.

Una de sus versiones más interesantes fue el Simca 1200 Special, una versión más “deportiva”. Este montaba un motor más grande, el 1.294 centímetros cúbicos y doble carburador, que rendía 75 CV y podía alcanzar los 157 km/h. Tiempo después, en 1973, apareció el Simca 1200 Ti, el más potente y deportivo de todos, el que se puede considerar como el auténtico primer GTi. Este montaba el motor de 1.442 centímetros cúbicos y rendía 85 CV, procedente del Simca 1308 GT. Ambas versiones se fabricaron en Villaverde (Madrid), en la planta de Barreiros –por entonces, las instalaciones de Barreiros ya estaban bajo control de Chrysler–.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Sergio
Invitado
Sergio

Después del autobianci primula es el modelo de traccion delantera con caja de cambios de engrase separado , del motor no como el mini más influyente hasta la actualidad no?


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.