Coche del día: SEAT 124 “Pamplona”

Coche del día: SEAT 124 “Pamplona”

La segunda generación del 124 que FIAT no fabricó


Tiempo de lectura: 3 min.

Allá por mediados de la década de los 70, el Instituto Nacional de Industria, el INI, mantenía su férreo control sobre SEAT y hacían con ella, básicamente, todo lo que les viniera en gana, fuera bueno o no para la compañía. Por eso, cuando British Leylan quiso salir de España y dejar su factoría de Landaben –Pamplona– al mejor postor, se le ordenó a SEAT adquirir las instalaciones, y así, evitar el despido de la plantilla que tenía contratada la compañía británica.

Esto sucedía cuando se lanzaba al mercado el SEAT 131 y con la puesta en escena de la segunda generación del SEAT 124, el conocido como “Pamplona” aunque, en realidad, su denominación interna era FL. Era 1975 y el 124, a pesar de su veteranía –se lanzó al mercado en 1968– y a pesar de la llegada de otras muchas opciones como el Renault 12 y dentro de la propia SEAT, el mencionado 131, todavía tenía hueco en el mercado. Por ello, se decidió darle una segunda vida mediante un repaso general, que FIAT no fabricó en Italia.

seat 124 fl pamplona

Por tanto, el SEAT 124 FL, o SEAT 124 “Pamplona”, era en realidad un producto exclusivo de la forma española y no una réplica de un modelo italiano. Eso no quiere decir que no contara con elementos de FIAT, obviamente, el banco de órganos de SEAT en aquellos años procedía íntegramente de la marca italiana, aunque había cosas específicas, como faros, calandra, pilotos y algunos detalles adicionales. De hecho, esos detalles mencionados eran las mayores novedades que incluía el SEAT 124 FL y permitían que se diferenciara claramente de la primera serie del modelo.

La aparición del SEAT 131 provocó que gran parte de la producción se trasladara a la recién adquirida planta de Landaben, en Pamplona –de ahí su mote– y aunque FIAT no lo fabricó en Italia, sí que llegó a países como India o Turquía, además, la llegada de la segunda entrega del 124 provocó que se dejara de fabricar el SEAT 1430, otra creación específica de la marca española.

De inicio, había tres opciones motoras para escoger: un bloque de 1,2 litros con 60 o 65 CV, según configuración de la alimentación, o bien un 1,4 con 75 CV, que era exclusivo del SEAT 125 D Especial. Para el año 1977 las cosas cambiaron y fueron a mejor, con la adopción de los motores biárbol, como el 1.600 de 90 CV –95 CV en el FL45, que usaba gasolina Súper por su mayor compresión–.  El FL80, con el motor de 1.800 centímetros cúbicos procedente del SEAT 1430 FU10, fue otra de las versiones que ofreció el modelo.

seat 124 d especial 2000 8

Obviamente, no podemos olvidar al SEA 124 D Especial 2000 –FL90–, el más potente de saga con un bloque de 1.920 centímetros cúbicos capaz de rendir 114 CV DIN a 6.000 revoluciones y algo más de 160 Nm de par a 3.500 revoluciones –datos procedentes de la revista Velocidad nº 919, publicada en abril de 1979–. Del Especial 2000 solo se fabricaron 829 unidades y se dice que todavía quedan unos 49 ejemplares en circulación.

La producción del SEAT 124 “Pamplona” se detuvo en 1980. Para entonces, se habían fabricado cerca de 900.000 unidades del SEAT 124 y del SEAT 1430, de los cuales, 155.923 coches salieron de las instalaciones de Landaben.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

4
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
David
Invitado
David

Hola, con todo el respeto a tu artículo, añadir que el seat 124 fl, no nació en la factoría de Pamplona, sino en zona franca, siendo los últimos años de producción efectivamente en la factoría de Landaben. Por otro lado los motores 1.2 y 1.4 ( 1.197 y 1.438) respectivamente sufrieron mejoras en alzado de válvulas, admisión, carburación y cámara de combustión a partir del año 1973, es decir ya el seat 124 Ls (faros redondos) gozaba de esa ganancia de 5 cv. Como curiosidad, decir que los Seat 124 Pamplona, montaban tambores en el eje trasero en vez de… Leer más »

Jordi
Invitado
Jordi

Siento disentir en dos cuestiones. La primera es que el 124/1800 (FL80) apareció antes que la versión 1600 (FL45). En el texto se da a entender justo lo contrario. La segunda cuestión es la cilindrada exacta del 124/2000, que eran en realidad 1.919 cc. Ya sé que en el texto “sólo” le asignan un centímetro cúbico más, lo cual en principio no tiene importancia. Pero justamente esa pequeña diferencia es la que libraba al motor del FL90 de tributar como coche de “más de 12” caballos fiscales. El falso motor 2000 fue un invento español para sortear la conocida “Ley… Leer más »


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.