Coche del día: Renault Laguna MK1

Coche del día: Renault Laguna MK1

El reemplazo para el Renault 21


Tiempo de lectura: 3 min.

Pocas veces caemos en la cuenta de lo mucho que cuesta desarrollar un coche, la enorme cantidad de intereses que hay por medio y el gran número de personas involucradas. Pero creernos, es realmente complejo, y si además, tienes que reemplazar a un producto que fue un éxito de ventas, las cosas se complican todavía más.

Con una tesitura similar se encontró Renault allá por los años 90, cuando se vio en la obligación de reemplazar al Renault 21. Los rivales habían puesto en liza modelos muy competitivos, como el Ford Mondeo, y el R-21 ya notaba el paso de los años, había que actuar. El resultado fue el Renault Laguna, un modelo que dejó su antecesor muy atrás, una de esas ocasiones en las que el nuevo producto significa casi un cambio de tercio para la empresa.

El Renault Laguna, la primera generación del Laguna, cuyo aspecto se lo debemos al polémico Patrick Le Quément –no siempre tuvo ideas arriesgadas… –, hizo acto de aparición en 1994. Con respecto al 21, el nuevo Renault Laguna era un mundo aparte, abría una nueva puerta hacia un futuro que volvió a demostrar que en Renault sabían como hacer las cosas, aunque supusieran un riesgo.

A simple vista es posible que no se note nada raro, pero el diseño del Laguna arriesgaba y lo hacía al adoptar una configuración de berlina con portón trasero y un minúsculo tercer volumen atrás, en lugar del tradicional perfil de tres cuerpos que lucía el Renault 21. Además, todas sus formas cambiaban por completo la imagen de Renault, aunque Le Quément se inspiró en el Safrane para dar forma al Laguna.

Se logró una imagen más dinámica, pero al mismo tiempo más ligera visualmente y por supuesto, más atractiva, aunque esto último va por gustos. En su habitáculo también se rompieron moldes, tanto por diseño como por materiales y equipamiento, que destacaba por la presencia de airbag frontal, por ejemplo.

La fase 1 de la aquella primera generación tuvo una gama mecánica donde predominaban los motores alimentados por gasolina, la popularidad del diésel todavía no había explotado, aunque no tardaría mucho. Así, era posible hacerse con un Renault Laguna motorizado por un bloque de 1,8 litros y 95 CV, o bien un 2.0 16 válvulas con 140 CV, por poner unos ejemplos. Había diésel, en concreto dos opciones que básicamente eran el mismo motor, pero con y sin turbo. El atmosférico rendía 85 CV, el turboalimentado 115 CV.

renault laguna mk1 (2)

Para 1998 apareció el Laguna Fase 2, el restyling, fácilmente reconocible por el paragolpes frontal con toda la parte inferior totalmente nueva, por los pilotos traseros –había más cambios, pero estos eran los más fáciles de identificar–. Fue entonces cuando se añadió el motor de 1,6 litros con 107 CV y el 1.8 16v con 120 CV. El V6, el más grande de la gama, pasó de algo más de 170 CV a rozar los 200 CV y para rematar, hizo acto de presencia el bloque 1.9 dCi de 107 CV, motor que sería la base para futuras evoluciones.

Las pruebas de la época alabaron sus capacidades ruteras, aunque se criticaron cosas como una presentación muy pobre o algunas faltas en cuestión de equipamiento. Si os apetece, pincha aquí para descargar una comparativa del Laguna V6 con dos de sus rivales más directos –publicada por Motor16 y escrita por Andrés Mas–.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Manu
Invitado
Manu

Te a faltado el 2.2 diésel tuve dos de ese el mejor

Pablo
Invitado
Pablo

El Laguna de la foto principal del artículo que es granate es un fase uno y lleva la llantas de un fase 2.
Han puesto motores fase1 gasolina 1.8 95 y 2.0 16v 140cv.
Y el 2.0 115cv?
Artículos clonados sin rigor, fotos extranjeras…


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.