Coche del día: Mercedes-Benz C 320 (W203)

Coche del día: Mercedes-Benz C 320 (W203)

Confort y comodidad de máximo nivel en una berlina compacta


Tiempo de lectura: 4 min.

Nuestro coche de hoy, el Mercedes-Benz C 320 (W203), comparado con su antecesor, era un coche con carácter, espacioso y compacto al mismo tiempo, dirigido a un público más joven y que comprada su primer Mercedes-Benz. Hasta entonces los productos de la estrella se asociaban a clientes maduros y de cierto poder adquisitivo.

Con esta berlina compacta se disfrutaba de todas las virtudes de la marca de la estrella, es decir: comodidad, prestaciones, fiabilidad e imagen, añadiendo una buena dosis de modernidad gracias a la operación estética de rejuvenecimiento de la generación W203. La versión que analizamos hoy es la denominada C 320 Avantgarde, dotada de un propulsor 3.2 atmosférico de seis cilindros en V.

Este motor estaba situado en posición delantera longitudinal, y tenía una cilindrada de 3.199 cm3 , y tres válvulas por cilindro (dos de admisión y una de escape). Contaba con un árbol de levas en cada culata, y su alimentación era por inyección indirecta, con la admisión variable. Tanto el bloque como la culata estaban fabricados en aluminio.

Mercedes-Benz C 320 (W203)

Erogaba 218 CV a 5.700 RPM y su par motor máximo se alcanzaba los 310 Nm a 3.000-4.600 RPM. Sus prestaciones oficiales eran una velocidad máxima de 250 km/h, y alcanzaba los 100 km/h desde parado en 7,8 segundos. Con estos valores no podíamos esperar unos consumos recatados, superando los 15 l/100 km en la urbe, y alrededor de 8 l/100 km por carretera abierta. Pero no hay que preocuparse por la autonomía, llegaremos lejos con 70 litros de gasolina de su depósito.

Para tener unas dimensiones comedidas -4.526 mm de largo, 1.728 mm de ancho y 1.427 mm de alto- no era un peso pluma, pues superaba los 1.500 kg. Es lo que tiene llevar un seis cilindros colocado longitudinalmente debajo del capó y propulsión a las ruedas traseras. La tarea de detener al coche se encomienda a unos discos ventilados de 300 mm en el eje delantero, y discos macizos de 290 mm detrás.

Esta versión hacía gala de su inmejorable equilibrio entre confort y comportamiento dinámico. Gracias al tarado de sus suspensiones se podía exprimir su excelente motor en carreteras reviradas de montaña, o afrontar un montón de km por autopistas con un nivel de comodidad difícilmente superable. En el eje delantero llevaba sistema McPherson, muelles helicoidales y barra estabilizadora; detrás se sustituía el sistema McPherson por un paralelogramo deformable, el resto era igual.

Si te apetecía experimentar sensaciones fuertes podías desconectar el ESP y disfrutar haciendo el contravolante en las curvas, corrigiendo con total seguridad los deslizamientos de la zaga

Mercedes-Benz C 320 (W203)

De paso comprobábamos el excelente rendimiento de su equipo de frenos, con un magnífico tacto de pedal. Resultaban contundentes y enérgicos a cualquier velocidad, añadiendo un plus de seguridad a la conducción. La dirección contaba con un tacto muy suave y preciso, con un comportamiento muy ágil en carreteras retorcidas, acompañada de un gran aplomo cuando hundíamos el pedal derecho sin piedad. Las ruedas tenían unas medidas de 205/55 R16 W, unos valores racionales para la caballería proveniente del motor, nada que ver con los zapatos que se estilan hoy.

Pero no todo va a ser elogios. La caja de cambios automática de cinco velocidades era poco práctica e incómoda en su manejo. La inserción de la marcha atrás implicaba levantar la palanca. También tenía la posibilidad de bloquear la marcha más larga posible, no era un sistema secuencial tal cual. Este se realizaba en sentido transversal al de la marcha; era mucho más recomendable por su gran precisión y su extraordinario manejo, contando además con dos programas de funcionamiento, normal y deportivo.

El acabado Avantgarde implicaba un extensísimo equipamiento orientado a ofrecer la máxima comodidad para sus ocupantes, como el climatizador, ordenador de a bordo, cierre centralizado, elevalunas y retrovisores eléctricos, reglaje mixto y manual de los asientos delanteros, sensor acústico de proximidad, conexión automática de luces y limpiaparabrisas, y un largo etcétera.

Mercedes-Benz C 320 (W203)

Destacaba por su gran calidad de rodadura, de acabados y por el buen trato ofrecido a sus ocupantes, como solo Mercedes sabía y sabe hacer

Los materiales eran de la máxima calidad, y su ajuste y su montaje rayaban la perfección. El diseño del interior pecaba de ser tradicional, resultando soso por el uso masivo del color negro. La posición al volante resultaba era muy buena, con unos cómodos asientos, aunque en las plazas traseras no iban muy sobrados de espacio.

Como todo lo bueno, este producto de Mercedes resultaba caro; si querías llevar una estrella en el capó tenías que pagar un peaje adicional. Hablar de precio en un Mercedes resulta algo complicado, por la infinidad de equipamiento adicional que puede llevar; podíamos poner un precio estimado de unos 64.000 euros de hoy. Pero son coches de gran calidad, y en el mercado de segunda mano puedes encontrarlos por 5.000 euros. Todo es buscar…

COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

14
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
SEBI
Invitado
SEBI

Disculpad, se me olvidó señalar, que el Mercedes al que me refería en mi otro comentario, es del año 2008. Es decir, quisiera saber si comprar un mercedes clase c 320 cdi Avantgarde del año 2008 sería buena compra a día de hoy. Y si ese coche salió bueno, o dio problemas. Gracias.

Javier Costas
Editor

Dio problemas, lo tienes enlazado en mi respuesta anterior. Añades al precio del coche un extra para mantenerlo, y te sigues llevando un buen coche.

SEBI
Invitado
SEBI

Javier Gracias por tu rápida respuesta. Hay un señor en Burgos, que lo tiene y lo quiere vender. Me lo deja en 9000 euros con cerca de 180000 kilómetros. ¿Qué te parece? Veo que me enlazaste el link de los problemas, pero veo que ese mercedes es anterior al que yo digo. El Mercedes del que hablo es del año 2008.

Javier Costas
Editor

Disculpa, me colé por un año, creía que los W204 salieron después. No puedo opinar de un coche que no he visto, solo decirte si está bien o mal en función de su cotización media (suponiendo que lo tiene todo bien). Es un coche al que quisiera echar el guante algún día. Comprueba que tiene un buen historial de mantenimiento. 12 años para un coche empiezan a pesar. No estoy al tanto de los problemas de esa generación como para darte más info. En mi opinión, es un coche hecho con muchísima solidez, es el Clase C que acabaré teniendo… Leer más »

SEBI
Invitado
SEBI

Buenas tardes Javier. Gracias por tu respuesta. El coche que te digo es manual. La pregunta es ¿Cómo saber si tiene un buen historial de mantenimineto? Porque no creo que le hayan llevado a la casa siempre. Y otra duda que tengo es si el mantenimiento de este vehículo es tan carísimo como dicen por ahí. Gracias de nuevo.

Javier Costas
Editor

Lo primero, el libro de revisiones, alguien lo habrá sellado. Si ha sido un vehículo siempre mantenido en Mercedes, estará muy bien cuidado. Si faltan sellos, que aporte facturas. Si no puede demostrar el mantenimiento regular, le puedes pedir que baje el precio, porque te tocará rascarte el bolsillo. Un coche mantenido a base de chapuzas siempre acaba dándote una “sorpresita”.

SEBI
Invitado
SEBI

Hola buenas. A ver si alguien puede resolverme estas dudas. ¿Qué pegas o problemas tiene el Mercedes Clase C 320 CDI? ¿Me recomendaría comprar un Clase C 320 CDI Avantgarde del año 2008 MANUAL? Muchas gracias de antemano. Reciba un cordial saludo.

Javier Costas
Editor

En esta página están recopiladas algunas pegas de esos coches: https://stillrunningstrong.com/car-specs-problems/mercedes-benz/c-class-w203/

El motor que te interesa es el OM642.

Francisco Barragán
Invitado
Francisco Barragán

En esa época, los cambios automáticos de Mercedes (salvo en algunos AMG) no tenían accionamiento secuencial. El selector transversal que se menciona en el artículo, era para bloquear las marchas (como las antiguas posiciones 3, 2, etc.).

Saludos.

Javier Costas
Editor

Sí, tienes razón. No hemos estado muy finos esta vez. Los Ssangyong igual (con cajas Mercedes).

Joel Sousa
Invitado
Joel Sousa

“La versión que analizamos hoy es la denominada C 320 Avantgarde, dotada de un propulsor 3.2 atmosférico de seis cilindros en V.”

“Es lo que tiene llevar un seis cilindros en línea debajo del capó y propulsión a las ruedas traseras. ”

6 cilindros en linea o en V?

Javier Costas
Editor

Es un V6. Ginés confundió “longitudinal” por “en línea”. Sentimos el error.

Saúl
Invitado
Saúl

Mi generacion favorita del Clase C que combinaba elegancia y deportividad sin las macarradas que hacen ahora


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.