Coche del día: Maserati Ghibli (AM115)

Coche del día: Maserati Ghibli (AM115)

Uno de los más bellos coupé/spyder de los años 60


Tiempo de lectura: 6 min.

El Maserati Ghibli original, conocido internamente como Tipo AM115, es un gran turismo 2+2 con carrocerías fastback coupé y roadster, ambas con dos puertas, fabricado desde 1967 hasta 1973. Tuvieron que pasar 19 años hasta que se retomase de nuevo el concepto y saliese a la palestra la segunda generación del Ghibli, en el Salón del Automóvil de Turín de 1992.

Su diseñador fue Giorgietto Giugiaro, fue en la época en la que estuvo trabajando en Ghia. Se consideró como unos de los mejores coches deportivos de la década de los 60, según la revista estadounidense Sports Car International. Se dio a conocer como un prototipo biplaza en el Salón del Automóvil de Turín de noviembre de 1966.

Las líneas maestras del diseño de la carrocería salieron de la mano de un joven Giugiaro de 28 años. Su largo y afilado morro presentaba una nariz baja, recordando la silueta de un tiburón que acentuaban su buena aerodinámica. Mostraba unos faros escamoteables y un habitáculo caracterizado por unos asientos delanteros de diseño deportivo tapizados en piel. Los asientos traseros eran unos simples sillines adosados detrás, sin respaldo, pero suficiente para que Maserati pudiera comercializar al Ghibli como un fastback coupé 2+2.

Maserati Ghibli Coupe AM115 3

Maserati Ghibli Coupé (1967)

Era un deportivo de dimensiones respetables, con unas dimensiones ligerísimamente diferentes dependiendo de las versiones. El coupé tenía 4.700 mm de largo, 1.790 mm de ancho y 1.160 mm de alto, con una batalla de 2.550 mm y unas vías delantera y trasera de 1.440 y 1.420 mm, respectivamente. El Ghibli Spyder tenía unas cotas casi idénticas, con 4.699 mm de longitud, 1.788 mm de anchura y 1.158 mm de altura, con una batalla de 2.548 mm y unas vías delantera y trasera de 1.438 y 1.420 mm.

Donde sí existían diferencias era en el peso, pues el coupé pesaba entre 1.550 y 1.651 kg dependiendo del motor que llevase (4.7 V8 o 5.0 V8), y los 1.660 kg del spyder (4.7 V8). Esta diferencia de peso se debía evidentemente a los refuerzos estructurales del chasis para mantener la rigidez torsional del descapotable.

El Maserati Ghibli de primera generación se consideró como unos de los más bellos y mejores coches deportivos de la década de los 60, segun la prestigiosa revista estadounidense del motor Sports Car International

La primera versión del Ghibli no tenía ningún apellido, y se comercializó desde 1967 hasta 1963. Se ofrecía con el motor V8 de 4.709 cm3 en posición delantera longitudinal. Su alimentación se realizaba mediante cuatro carburadores Weber verticales de doble estrangulador 40 DCNF/5 (42 DCNF/9 desde 1969). La distribución era a través de cuatro árboles de levas en cabeza (DOHC), dos de ellos por cada bancada de cilindros.

Maserati Ghibli Spyder AM115 3

Maserati Ghibli Spyder (1968) – Fotografía: Darin Schnabel para RM Auctions

Rendía 310 CV a 6.000 RPM y 461 Nm a 3.500 RPM de par motor. Iba acoplado a una caja de cambios manual ZF de cinco relaciones que transmitían la potencia a las ruedas traseras, aunque se podía solicitar una automática de tres velocidades como opción para mercado norteamericano. Alcanzaba una velocidad máxima de 250 km/h y los 100 km/h desde parado en 7 segundos.

La suspensión era independiente en ambos ejes, con doble horquilla, muelles helicoidales, amortiguadores coaxiales y barra estabilizadora delante. Detrás llevaba un eje rígido sobre unos resortes semielípticos con un único brazo de torsión longitudinal como elemento elástico; los amortiguadores eran hidráulicos y también contaba con barra estabilizadora. Los frenos eran de disco ventilado en ambos ejes, con 294 mm de diámetro delante y 272 mm detrás.

Las llantas de serie estaban fabricadas en magnesio e iban calzadas con unos neumáticos Pirelli Cinturato 205 VR15. Existía una bonita e interesante opción de llantas con radios de alambre de acero Borrani. En general el Ghibli era un devorador de gasolina, incluso comparado con los vehículos de su competencia. Incorporaba dos depósitos de gasolina de 50 litros cada uno, con las bocas de llenado situadas en los pilares C.

Maserati Ghibli Coupe SS AM115 3

Maserati Ghibli Coupé SS (1970)

Entre 1969 y 1973 se comercializó con apellido, denominándose Ghibli SS, y se añadió un nuevo propulsor, un V8 de 5 litros (4.930 cm3) que entregaba 335 CV a 5.500 RPM de potencia y 481 Nm a 4.000 RPM. en este caso la carburación era distinta pues llevaba cuatro carburadores Weber verticales de doble estrangulador 42 DCNF/11. Esto le convertía en el Maserati de serie más rápido producido hasta el momento, pues alcanzaba los 280 km/h.

Con dos carrocerías a elegir, a cada cual más bonita, se podía presumir de ellas y disfrutar de las sensaciones y prestaciones de sus motores V8, con potencias de 310 a 335 CV y cajas de cambio manuales de cinco relaciones ZF o automática de tres

Las limpias líneas del Ghibli coupé eran un deleite para los ojos y reafirmó la reputación de Giugiaro como maestro en el diseño de automóviles. Las clásicas proporciones del coupé, con una configuración de motor delantero con un larguísimo capó y un parabrisas inclinado, eran un excelente punto de partida para desarrollar una carrocería spyder.

El Ghibli Spyder, comercializado también entre 1969 y 1973 era un biplaza puro, con una capota replegable de lona que se ocultaba bajo una cubierta tonneau (espacio abierto del automóvil para llevar personas), del mismo color que la carrocería, y se ajustaba a ras de esta por detrás de los asientos. Se podía pedir como opción un techo rígido desmontable, del cual solo se vendieron 20/25 unidades, con lo cual se ha convertido en un modelo deseado por coleccionistas.

Maserati Ghibli Spyder SS AM115 3

Maserati Ghibli Spyder SS (1969)

Llevaba una versión potenciada del motor V8 de 4,7 litros, pues rendía 330 CV a 5.000 RPM de potencia y 441 Nm a 4.000 RPM de par motor. Resulta llamativa su escasa capacidad de carga de tan solo 170 kg, es decir, dos personas con su equipaje de fin de semana. Resultaba ser el más pesado de la familia, con 1.660 kg en báscula. Sus 500 litros de maletero iban sobrados pues.

En cuanto a su producción, en total se fabricaron 1.170 coupés, de los cuales 745 pertenecieron al Ghibli “a secas” y 425 al SS, y 125 spyder, 80 para el “sin apellido” y las 45 restantes para el Spyder SS. Hasta abril de 1992, en el Salón del Automóvil de Turín, no se volvió a ver un vehículo con el nombre Ghibli (AM336). Pero esa ya es otra historia.

Calcula cuánto cuesta asegurar un Maserati Ghibli con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.