Coche del día: Hyundai Azera 3.0 GDi (IG)

Coche del día: Hyundai Azera 3.0 GDi (IG)

Un coreano al que hay que respetar


Tiempo de lectura: 6 min.

El Hyundai Azera es un perfecto desconocido por la geografía española. En otros mercados se conoció como XG, y en nuestro país se conoció como Grandeur, no pasando de ser un coche anecdótico en ventas. La sexta generación se vendió a cascoporro en Corea del Sur y en Estados Unidos. Nuestro protagonista, el Azera 3.0 GDi, pertenece a esta última generación.

Se puede encuadrar en el segmento de las berlinas medias, siendo la intención de la marca de convertirlo en su buque insignia. Su objetivo era competir con rivales de la talla de BMW Serie 3, Audi A4 o Mercedes-Benz Clase C. Los modelos Premium los producirá su filial Génesis, con modelos como el Q70 y Q80, mirando más alto, como la Serie 5 de BMW, Audi A6 o Mercedes-Benz Clase E.

Encuadrado en el segmento D, utiliza la plataforma de la misma denominación del grupo coreano, que mejora su resistencia gracias al empleo de un 34 % más de aceros de alta resistencia. Sus dimensiones son 4.930 mm de largo, 1.865 mm de ancho. 1.470 mm de alto y 2.845 mm de batalla, lo que le otorga una generosa plataforma y un amplio espacio interior. Es un sedán de cuatro puertas.

Hyundai Azera 2

Respecto a la generación anterior, su diseño resulta más deportivo y mejor proporcionado, más elegante. El capó es más largo y el parabrisas muestra un mayor ángulo de inclinación, con un habitáculo más retrasado. La zaga se recorta y se eleva, y en conjunto se consigue una acertada mezcla de superficies onduladas y suaves junto a unas nervaduras más angulosas. Está basado en lo que la marca denomina “Fluidic Sculpture”, que evoca elementos de la naturaleza y los traslada al automóvil.

El frontal muestra una parrilla de fondo negro con líneas cromadas y el emblema de la marca situada en el centro, flanqueado por dos grandes grupos ópticos. En la parte inferior se sitúan dos faros antiniebla de ledes y sendas entradas de aire, dándole un aspecto moderno y estilizado. En la parte inferior de las puertas existe una línea cromada que va desde el guardabarros delantero hasta el final de la puerta trasera. Por alguna razón nos suele atraer todo lo que brilla, como es el caso de los cromados, deslumbrándonos cual joya al sol.

Es de agradecer la existencia de una pequeña ventanilla junto al pilar C, pues beneficia a la visibilidad trasera, también va cromada. La trasera ofrece un aspecto más futurista, con una franja luminosa horizontal que recorre toda su anchura. El desarrollo de la iluminación LED ha dado una enorme libertad de diseño de los grupos ópticos de los vehículos, permitiendo hacer obras de arte en algunos casos, extravagancias en otros. El maletero cuenta con 460 litros de capacidad. El portón trasero se remata con una especie de alerón con su logotipo en el centro, y la parte inferior se sitúan dos escapes cromados de diseño hexagonal.

Su nivel de equipamiento está a la altura de lo que se le espera -en la versión Limited-, ofreciendo entre otras cosas tapicería de cuero, asientos delanteros con regulaciones eléctricas, ventilados y calefactados, climatizador dual, techo solar eléctrico, cortinilla eléctrica en la luna trasera (un elemento muy útil en países con clima muy soleado) , sensores de aparcamiento con cámara trasera, freno de estacionamiento eléctrico, cuatro modos de conducción (Confort, Eco, Smart y Sport), maletero con apertura por movimiento, etc.

Otros elementos con los que cuenta son un equipo de audio Infiniti de 12 altavoces, una pantalla central de 7 pulgadas con conectividad a Apple CarPlay y Android Auto, alerta de tráfico cruzado, asistencia de cambio de carril y detección de punto ciego, control de tracción, asistente de frenada en pendiente, monitor de presión de neumáticos, nueve airbags… Tampoco puede faltar una pantalla central para infoentretenimiento de 7 pulgadas, algo pequeña para la categoría del coche. Son tecnologías imprescindibles en cualquier coche de nuestros días.

Después de aburriros con toda esta información más propia de un vendedor, analizaremos la parte mecánica del Azera 3.0 GDi. Su motor de gasolina es un V6 de 3 litros (2.999 cm3) de cilindrada y cuatro válvulas por cilindro, entrega una potencia de 257 CV a 6.400 RPM y un par motor de 304 Nm a 5.300 RPM, unos valores medios para un atmosférico, aunque se alcanza a un régimen algo alto, sobre todo el par. Estos datos pueden variar ligeramente según el mercado al que esté destinado.

Hyundai Azera 5

Como buena berlina media de lujo orientada al máximo confort, la caja de cambios es automática de seis velocidades de convertidor de par. La suavidad es su principal característica, aunque no es de las más rápidas del mercado. Incluso en posición “Sport” la respuesta no resulta muy ágil. Junto a una buena insonorización, una dirección suave y precisa y unos asientos de primer orden en lo referido al confort, los viajes largos resultan muy placenteros.

La suspensión delantera es independiente con esquema McPherson, muelles helicoidales, amortiguadores hidráulicos y barra estabilizadora. Detrás también es independiente, pero con esquema Multilink. El resto de los elementos es común al eje delantero. El sistema de frenos es de discos en ambos ejes, ventilados los delanteros y macizos los traseros, acompañados de ABS y EBD. Las llantas son de dimensiones 18×7,5 pulgadas, abrazadas por unos neumáticos de medidas 245/45 R18.

El consumo resulta elevado, como es de esperar. En ciudad se acerca peligrosamente a los 14 l/100 km, mientras que por carretera se conforma con 8 l/100 km. Son datos de conducción real sin exprimir el acelerador, buscando un consumo económico. De sus prestaciones podemos comentar su velocidad punta, de 222 km/h.

Hyundai Azera 6

Esta berlina media es una buena opción para aquellos que busquen el máximo confort en viajes largos, aunque con un concepto de dicho confort diferente al prisma europeo, más americano y oriental: suspensiones blandas, máxima calidad de rodadura, equipamiento al máximo nivel, motor de gasolina de cilindrada media-alta, caja de cambios automática, preferentemente de convertidor de par, dejando a un lado las prestaciones puras y los consumos.

Como decíamos hace un momento, otro concepto del lujo distinto al nuestro.

Calcula cuánto cuesta asegurar un Hyundai Grandeur con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Laura Salas

Quise ser periodista porque campeona del mundo de motociclismo ya no podía. De pequeña jugaba con los cochecitos de los huevos de chocolate y con cualquier coche que mi padre dejara desprotegido y a la vista. Le rompí la puerta a su miniatura de un Ferrari. Nunca volvió a ser el mismo (el Ferrari). Siempre intento aprender algo nuevo todos los días. Soy curiosa por naturaleza, qué se le va a hacer.

Enrique Delgado

Terminando la carrera de audiovisuales y empezando en el mundo del periodismo con el espíritu de aprender sobre motor. Siempre tengo un ojo para lo que ocurre en el mundo y otro en absorber todo el conocimiento que pueda sobre él para escribir literatura, mi hobby personal.