Coche del día: Hennessey Venom GT

Coche del día: Hennessey Venom GT

Un soberbio superdeportivo angloestadounidense


Tiempo de lectura: 5 min.

En el selecto mundo de los superdeportivos, el Hennessey Venom GT tenía argumentos contundentes para permanecer en esta élite exclusiva. Fue presentado de forma oficial el 29 de marzo de 2010. Su propulsor es un poderoso V8 LS9 a 90 grados de 6,2 litros, de origen GM, y va situado en posición longitudinal central trasera. Durante los seis años en los que se produjo solo salieron a la venta 12 unidades, de las cuales seis fueron de techo duro y las otras seis descapotadas -spyder- además del prototipo Venom GT X1. Fue sustituido por el Hennessey Venom F5.

Esta criatura presentada por Hennessey Perfomance Engineeering era una curiosa combinación de culturas automovilísticas bastante diferentes entre sí. Del lado británico partíamos del Lotus Exige, a partir del cual se desarrollaban el chasis y la carrocería. Del lado americano, como ya hemos comentado, tomaba el motor procedente del Corvette ZR1 con doble turbo, que ofrecía tres niveles de potencia: 811, 1.014 y 1.261 CV. El coche se montaba y fabricaba en Silverstone (Inglaterra), pero se diseñó en Estados Unidos.

Se ofrecía en dos carrocerías, coupé y spyder, con dos puertas y dos plazas. Es un vehículo de dimensiones respetables, con 4.655 mm de largo, 1.960 mm de ancho y 1.135 mm de alto, con 2.800 mm de distancia entre ejes. Su peso homologado era de 1.244 kg, aunque la versión de producción reducía este peso hasta los 1.089 kg gracias al uso de la fibra de carbono en la fabricación de su carrocería.

Este superdeportivo “cruzado”, con vestido inglés y corazón estadounidense, pertenece a la élite de la élite de estos increíbles vehículos

2011 Hennessey Venom GT 3

2011 Hennessey Venom GT

Se tomó el chasis del Lotus Exige y se le alargó la batalla, y se utilizó una combinación de aluminio y fibra de carbono para su fabricación. La carrocería se ensanchó de sobremanera, con una aerodinámica activa muy estudiada para sujetarlo al asfalto a velocidades superiores a los 400 km/h. Con el alerón plegado el coeficiente aerodinámico Cx era de 0,36, y con él desplegado subía a 0,43.

Su sistema de suspensión ajustable denominada KW Variant 3 modificaba su altura hasta en 60 mm. El control de tracción también se podía programar. Los frenos son discos carbonocerámicos de 381 mm de diámetro y 33 mm de grosor (un dato que no se suele ofrecer), con pinzas Brembo de seis pistones.

Los zapatos estaban a la altura, con unos Michelin Pilot Super Sport de medidas 265/30 ZR19 93Y delante y
345/30 ZR20 106Y detrás. La suspensión era de doble brazo oscilante, muelles helicoidales y barras estabilizadoras en ambos ejes.

2011 Hennessey Venom GT 5

Con motor de origen GM, el V8 de 6,2 litros permitía al Hennessey Venom GT alcanzar los 435 km/h, tardando -con 1.014 CV- 2,9 segundos en alcanzar los 100 km/h, 7 segundos para los 200 km/h y 14,9 segundos para los 300 km/h

2011 Hennessey Venom GT 4

Vayamos a lo más importante del coche, su motor. Como ya hemos dicho, era un bloque V8 de 6,2 litros tomado del Chevrolet Corvette ZR1, con potencias ajustables entre los 811-1.014 y 1.261 CV. En el caso del ajuste más potente, los 1.261 CV los entrega a 6.600 RPM, acompañado de 1.566 Nm de par máximo a 4.400 RPM. Está alimentado por inyección electrónica multipunto y cuenta con dos válvulas por cilindro, situadas en cabeza (OHV, overhead valves). Potencia americana.

El motor estaba acoplado a una caja de cambios manual de seis velocidades del fabricante Ricardo, con unos desarrollos cuanto menos llamativos: alcanzaba unas velocidades máximas de 109,4 km/h en primera, 167,4 km/h en segunda, 233,3 km/h en tercera, 305,8 km/h en cuarta, 373,3 km/h en quinta y 418,4 km/h en sexta. Sus valores de aceleración desde parado (datos con el nivel de potencia intermedia, 1.014 CV) eran 2,9 segundos para alcanzar los 100 km/h, 7 segundos para los 200 km/h y 14,9 segundos para los 300 km/h.

En la versión de 2014 se sustituyó el motor por otro de mayor cilindrada, también de origen GM, un V8 LS7 de 7 litros. Con 1.261 CV a 6.600 RPM y 1.566 Nm a 4.400 RPM este animalito tardaba 13,63 segundos en alcanzar los 300 km/h desde parado y una velocidad máxima de 435 km/h.

2017 Hennessey Venom GT Final Edition

2017 Hennessey Venom GT Final Edition

Consiguió conquistar el récord de velocidad máxima y aceleración, concretamente el 14 de febrero de 2014, en la pista de aterrizaje de 5,1 km del Centro Espacial Kennedy de la Nasa en Cabo Cañaveral, alcanzando los 435,31 km/h. Los ingenieros comentaban que de haber tenido más metros de pista este valor se hubiese superado. Sin embargo, no se le concedió el Guinness al no haber realizado las dos pasadas pertinentes en ambos sentidos, ni haberse fabricado y vendido un mínimo de 30 unidades (la máxima previsión fue de 29).

Por último, nombrar la versión Spyder, de la que se vendieron seis unidades, la primera para el cantante Steven Tyler, de la banda de Rock Aerosmith. Supusieron 14 kg extra los refuerzos estructurales, consiguiendo una relación peso/potencia de 1 CV/kg (1.261 kg/1.261 CV). La última unidad vendida se denominó Venom GT Final Edition, pintada en color Glacier Blue, con dos delgadas franjas de color blanco, con un motor todavía más potente: 1.451 CV.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Kolmogorov
Invitado
Kolmogorov

¡Menuda salvajada! Es gracioso ver una carrocería de un pequeño Lotus Exige con el monstruoso V8


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!