Coche del día: FIAT Brava 1.9 JTD

Coche del día: FIAT Brava 1.9 JTD

Gracias al common rail, las prestaciones del JTD mejoraron bastante


Tiempo de lectura: 3 min.

El FIAT Brava era una de las tres variantes de carrocería del coche que llegó al mercado para reemplazar al FIAT Tipo. Aunque decir coche no es del todo correcto, en realidad era una familia de modelos: Brava, Bravo y Marea. Tres modelos que podían resultar diferentes, pero en el fondo eran el mismo con distinta carrocería, y en el caso que le ocupa al Brava, hablamos de la carrocería de cinco puertas.

A mediados de los 90, FIAT, sobre la plataforma del Tipo –evolucionada, obviamente–, puso en liza una buena cantidad de coches, los cuales, por lo general, destacaron por un buen comportamiento en carretera. El Brava no fue una excepción, sobre todo equipado con el motor JTD de 105 CV, uno de los propulsores más demandados a finales de los 90 y que, además, ofrecía buenas prestaciones y consumos aquilatados.

Por aquellos años, Volkswagen marcaba el camino con sus TDI, más concretamente, con el incombustible 1.9 TDI de 110 CV, la referencia y el rival a batir por el resto de marcas. El 1.9 JTD era un motor pensado, precisamente, para ponerle las cosas difíciles a los TDI, y lo decimos en plural porque por potencia, el JTD del FIAT Brava luchaba con la variante de 90 y la variante de 110 CV. Y, todo sea dicho, era uno de los propulsores más capacitados para dicho objetivo.

El FIAT Brava 1.9 JTD era uno de los compactos turbodiésel más rápidos de la categoría, con una velocidad punta de 187 km/h y unas recuperaciones en cuarta de 80 a 120 km/h de 9,9 segundos, tan solo era superado por los modelos de SEAT y Volkswagen. De hecho, hablamos de 105 CV a 4.000 revoluciones y 200 Nm de par a 1.500 revoluciones, lo que deja claro que se trata de un turbodiésel con un buen rendimiento. Sin embargo, como todos los diésel de la época, todavía no se habían refinado totalmente. Por ejemplo, según la revista Autofácil, las vibraciones llegan con claridad al volante, pero cuando circula a elevada velocidad, era uno de los compactos más silenciosos.

FIAT Brava 1 9 JTD 105 CV (2)

El FIAT Brava estaba relacionado, claramente, con el Alfa Romeo 146 y destacaba por su trasera, bastante original

Cuando se sumó el motor turbodiésel a la gama, FIATrealizó algunos cambios en el Brava, como una revisión de la dirección. La misma revista Autofácil decía, en 1999, que la dirección del FIAT Brava 1.9 JTD había mejorado bastante, lo que repercutía en el comportamiento de forma positiva. También ofrecía un tacto más aplomado y cuando la carretera se tercía, era de los mejores del segmento.

De todas formas, había cuestiones que se podían mejorar, y que, a día de hoy, llaman un poco la atención. Por un lado, el ABS era un extra que se pagaba aparte, pero incluía de serie dos airbags frontales y climatizador. Los airbags laterales también era una opción, y no existía ni los airbags de cortina y mucho menos los de rodilla o esos que salen entre los asientos.

Con un precio de 2.645.000 pesetas, 15.896 euros sin inflación –27.706 euros si sumamos el aumento del IPC a fecha de publicación–, era más caro que, por ejemplo, el Renault Mégane 1.9 DTi RXE –el Mégane costaba 45.000 pesetas menos–.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Bruno
Invitado
Bruno

Un coche infravalorado sin dudas, sacando el motor 1.4 12v que salió bastante malo, el resto de los bravo, brava y marea fueron una excelente opción


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado

Jesus Alonso

Javier Gutierrez