Menu

Coche del día: Ferrari 125 S

"Un fracaso prometedor"

Coche del día: Ferrari 125 S

Fue el primer vehículo en llevar el cavallino rampante en su capó. Su motor V12 lo diseñó Gioacchino Colombo, con una pequeña ayuda de Giuseppe Busso y Luigi Bazzi. Fue el precursor de los motores de doce cilindros en V en Ferrari, una arquitectura que usaría la casa hasta nuestros días, presente en 812 Superfast y GTC4 Lusso. Pero volviendo al origen, el 125 S se fabricó en versiones Sport y de competición, con carrocerías distintas pero con chasis y mecánicas casi iguales.

El debut del 125 S en el circuito de Piacenza fue, “un fracaso prometedor,” según comentó Enzo Ferarri. El 11 de mayo de 1947, el piloto Franco Cortese tuvo que retirarse por problemas con la bomba de gasolina cuando marchaba en cabeza. Nueve días después, el 125 S lo intentaría de nuevo en el Gran Premio de Roma con Cortese otra vez al volante. Después de 40 vueltas y 137,6 kilómetros, Cortese terminó primero con una velocidad media de 88,5 km/h. La capital italiana fue la primera ciudad en ver ganar a un Ferrari. En los cuatro meses posteriores, el 125 S retornó a los circuitos en 13 ocasiones y ganó hasta seis premios a lo largo del año, un fructífero comienzo que se prolongaría durante los siguientes 70 años -o casi-.

Técnicamente era muy sencillo. Su V12 de litro y medio desarrollaba 118 CV y sólo pesaba 650 kg. El hecho de que cada cilindro tenga un cubicaje de apenas 125 cc ayuda a la ecuación -y de ahí el nombre del coche-. Era un motor potente y refinado en un envase pequeño y ligero. Se construyeron únicamente dos unidades, y las dos fueron desmontadas. El ejemplar que queda es una réplica creada por Michelotto en 1987 para celebrar su 40 aniversario, donde se utilizaron materiales y técnicas de montaje originales. No será el original, pero es verdaderamente fiel a él.

Una curiosidad es que solamente tenía puerta en el lado del pasajero, en el del piloto se hizo un corte en el panel de la carrocería y había que saltar para entrar. Y a pesar de que no existan unidades a la venta, extraoficialmente ya tengo uno en casa… a escala 1/38.

COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.