Coche del día: BMW Serie 8 (E31)

Coche del día: BMW Serie 8 (E31)

Un caballero teutón fuerte, pero refinado


Tiempo de lectura: 3 min.

Este modelo de BMW era un claro ejemplo de lo que era un GT en los 90: espacio, comodidad y amplitud para cuatro personas viajando a toda velocidad. Tenemos que reparar en que no era un deportivo radical como nos puede insinuar su bella carrocería; y además resultaba un coupé bastante pesado -cercano a los 2.000 kg- debido principalmente a sus enorme propulsores de 12 cilindros y a los refuerzos añadidos a su chasis para compensar la ausencia de pilar B. Por ello el BMW Serie 8 se mostraba poco ágil una vez en marcha y acusaba mucho la inercia en los cambios de apoyo en las curvas a alta velocidad.

Allá por el año 1984 Klaus Kapitza, jefe del equipo de diseño de BMW, comenzó a diseñar los primeros bocetos del sucesor del Serie 6 para dar a luz cinco años después, en 1989, a la Serie 8. Tomaron como base el frontal del icónico BMW M1, siendo el resultado uno de los mas bellos automóviles que cerraron el Siglo XX. Su fabricación se realizó en la planta de BMW en Dingolfing (Alemania), y de allí salieron más de 30.000 unidades.

Lo más llamativo de este coche eran sus faros rectangulares retráctiles, su musculosa y elegante trasera y la inexistencia de pilar B que permitía bajar las ventanillas traseras. Sus medidas eran 4.780 mm de largo, 1.855 mm de ancho y 1.340 mm de alto, con un peso que oscilaba entre 1.790 kg y 1.965 kg. Su carrocería arrojaba un Cx de 0,29, un buen valor para la época. Tenía diferentes motorizaciones que daban nombre a sus diferentes versiones y que nombraremos de forma resumida para no abrumar:

  • 850i: 5.0 V12 300 CV (1989-1992)
  • 850CSi: 5.6 V12 385 CV (1992)
  • 840Ci: 4.0 o 4.4 V8 286 CV (1993-1999)
  • 850Ci: 5.4 V12 326 CV (1993-1999)

No tenían unas prestaciones muy brillantes debido a su gran peso, pero mostraban una suave y agradable respuesta con un gran silencio de marcha, complementado con una inexistencia total de vibraciones. En esos motores V12 se podía dejar una moneda de canto sobre la culata y que no se moviese al revolucionarlo. El precio a pagar era un consumo alto, en torno a los 17 l/100 km, difíciles de bajar aun tratando el acelerador con suavidad.

Se utilizó tecnología adelantada a su tiempo, pues incorporó acelerador electrónico, un tren trasero multibrazo con giro activo -y un diferencial de deslizamiento limitado en la versión 850CSi-, control de estabilidad, sistema de gestión variable de la suspensión, dirección y motor…

 La Serie 8 dejó de comercializarse en el año 1999. A modo de curiosidad, la variante 850CSi fue desarrollada por BMW Motosport, pero no se quiso comercializar como M8, pues como hemos dicho anteriormente, era un GT que corría mucho, pero sin el comportamiento de un auténtico deportivo

Paradójicamente los más baratos de segunda mano son los automáticos por su concepción como Gran Turismo, lujoso y confortable, pero van algo más pobres de prestaciones y un poco más gastones que los manuales; puedes encontrar una unidad en buen estado por el precio de un compacto. Está previsto su renacimiento para este año, ¿conseguirá estar a la altura de su antecesor, aunque no tenga un sedoso V12?

COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Totis Van Tafel
Invitado
Totis Van Tafel

Para cuando un USPI de este coche?


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!