Coche del día: BMW Serie 8 (E31)

Coche del día: BMW Serie 8 (E31)

Un caballero teutón fuerte, pero refinado


Tiempo de lectura: 3 min.

Este modelo de BMW era un claro ejemplo de lo que era un GT en los 90: espacio, comodidad y amplitud para cuatro personas viajando a toda velocidad. Tenemos que reparar en que no era un deportivo radical como nos puede insinuar su bella carrocería; y además resultaba un coupé bastante pesado -cercano a los 2.000 kg- debido principalmente a sus enorme propulsores de 12 cilindros y a los refuerzos añadidos a su chasis para compensar la ausencia de pilar B. Por ello el BMW Serie 8 se mostraba poco ágil una vez en marcha y acusaba mucho la inercia en los cambios de apoyo en las curvas a alta velocidad.

Allá por el año 1984 Klaus Kapitza, jefe del equipo de diseño de BMW, comenzó a diseñar los primeros bocetos del sucesor del Serie 6 para dar a luz cinco años después, en 1989, a la Serie 8. Tomaron como base el frontal del icónico BMW M1, siendo el resultado uno de los mas bellos automóviles que cerraron el Siglo XX. Su fabricación se realizó en la planta de BMW en Dingolfing (Alemania), y de allí salieron más de 30.000 unidades.

Lo más llamativo de este coche eran sus faros rectangulares retráctiles, su musculosa y elegante trasera y la inexistencia de pilar B que permitía bajar las ventanillas traseras. Sus medidas eran 4.780 mm de largo, 1.855 mm de ancho y 1.340 mm de alto, con un peso que oscilaba entre 1.790 kg y 1.965 kg. Su carrocería arrojaba un Cx de 0,29, un buen valor para la época. Tenía diferentes motorizaciones que daban nombre a sus diferentes versiones y que nombraremos de forma resumida para no abrumar:

  • 850i: 5.0 V12 300 CV (1989-1992)
  • 850CSi: 5.6 V12 385 CV (1992)
  • 840Ci: 4.0 o 4.4 V8 286 CV (1993-1999)
  • 850Ci: 5.4 V12 326 CV (1993-1999)

No tenían unas prestaciones muy brillantes debido a su gran peso, pero mostraban una suave y agradable respuesta con un gran silencio de marcha, complementado con una inexistencia total de vibraciones. En esos motores V12 se podía dejar una moneda de canto sobre la culata y que no se moviese al revolucionarlo. El precio a pagar era un consumo alto, en torno a los 17 l/100 km, difíciles de bajar aun tratando el acelerador con suavidad.

Se utilizó tecnología adelantada a su tiempo, pues incorporó acelerador electrónico, un tren trasero multibrazo con giro activo -y un diferencial de deslizamiento limitado en la versión 850CSi-, control de estabilidad, sistema de gestión variable de la suspensión, dirección y motor…

 La Serie 8 dejó de comercializarse en el año 1999. A modo de curiosidad, la variante 850CSi fue desarrollada por BMW Motosport, pero no se quiso comercializar como M8, pues como hemos dicho anteriormente, era un GT que corría mucho, pero sin el comportamiento de un auténtico deportivo

Paradójicamente los más baratos de segunda mano son los automáticos por su concepción como Gran Turismo, lujoso y confortable, pero van algo más pobres de prestaciones y un poco más gastones que los manuales; puedes encontrar una unidad en buen estado por el precio de un compacto. Está previsto su renacimiento para este año, ¿conseguirá estar a la altura de su antecesor, aunque no tenga un sedoso V12?

COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Totis Van Tafel
Invitado
Totis Van Tafel

Para cuando un USPI de este coche?


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.