Coche del día: BMC 1800 Aerdynamica Pininfarina

Coche del día: BMC 1800 Aerdynamica Pininfarina

Aparecido siete años antes que el Citroën CX, fue claramente la fuente de inspiración para el modelo francés


Tiempo de lectura: 3 min.

El Citroën CX, para muchos, es el último Citroën “auténtico”; el último Citroën antes de que Peugeot hiciera acto de presencia y cortaran el chorro de dinero y la libertad a los integrantes de la firma de los chevrones. Y tenían razón, ojo, no fue una locura de PSA, fue un movimiento necesario, ya que en Citroën, las cosas no estaban para tirar cohetes y había que tomar ciertas decisiones para no mandar la firma al garete.

No obstante, el CX llegó al mercado como uno de los coches más avanzados de su época, y lo transmitía con un diseño rompedor que, incluso 50 años después –cumple medio siglo de historia en 2024–, levanta pasiones y deja a quien lo ve con la boca abierta. El Citroën CX fue tan especial, que pocos meses después recibía el premio al coche del año en Europa de 1975 y se ganó el respeto de toda la industria, a sabiendas de que era el reemplazo del más que mítico Citroën DS, una labor nada sencilla.

BMC 1800 Aerodynamic Pininfarina (2)

El Citroën CX nacía del conocido como “Project L” y su diseño fue obra de Robert Opron, aunque cabe mencionar que se inspiró en el BMC 1800 Berlina Aerodynamica, un prototipo que diseñó Pininfarina para la British Motor Corporation, pero que resultó demasiado innovador para que sirviera de base para cualquier automóvil de producción. No en balde, el Pininfarina 1800 Aerodinamica, como también se le conoce, se presentó en 1967 y fue un trabajo de Pininfarina para mostrar sus capacidades sin que la BMC tuviera nada que ver con su creación –empresa, por cierto, que meses después pasaría a convertirse en la British Leyland–.

La mente pensante que dio forma al BMC 1800 Berlina Aerodinamica fue nada menos que Leonardo Fioravanti, quien pasó la mayor parte de su carrera en las filas del estudio italiano, donde creó algunos de los más bellos automóviles del mundo, como el Dino 206 GT –1966–, el Ferrari 365 GTB/4 “Daytona” –1968– o el Ferrari Testarossa –1984–.

BMC 1800 Aerodynamic Pininfarina (3)

Aquel proyecto, comparado con cualquier otro automóvil de su época, era casi como una nave espacial, un coche extremadamente futurista. Si carrocería tenía un frontal muy afilado, con una línea de techo que presentaba una suave, pero claramente visible, curvatura desde el frontal hasta el mismo final de la tapa del maletero, que terminaba abruptamente. No había nada igual, hasta dos años después, que se presentó el Citroën GS, claramente inspirado en el Pininfarina 1800 Aerdoinamica, aunque el que más se parecía era, como se ha dicho antes, el Citroën CX, que se puso en circulación siete años después.

La misma British Leyland se inspiró en el 1800 de Pininfarina tiempo después, al crear el Rover SD1, aunque su silueta no era tan descaradamente igual como ocurría con el Citroën CX. El SD1 era un automóvil algo más convencional que el francés, aunque no por ello podemos tildarlo de feo o poco avanzado, al menos en cuanto a diseño. El BMC 1800 Aerodynamica también influyó en el diseño del Lancia Gamma Berlina, pero en esta ocasión, su influencia fue menor que en el Rover SD1 o en el Citroën CX.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Alejandro
Invitado
Alejandro

Es curioso constatar la enorme similitud entre los dos “hijos” de este coche-prototipo (el rover SD1 y el Citroen CX) y la enorme diferencia entre estos mismos en cuanto respuesta dinámica del chasis (suspensiones).

Eduardo
Invitado
Eduardo

¿BMW? ¿Seguro?


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.