Coche del día: Alfa Romeo 156

Coche del día: Alfa Romeo 156

Mucho más que diseño


Tiempo de lectura: 3 min.

Seguramente a muchos os suene el nombre de Walter de’Silva por sus diseños de SEAT en la década de los 2000, tales como la segunda generación del León o todas las variantes del Altea, entre otros. Sin embargo, el diseñador italiano fue el encargado del Alfa Romeo 156, la que él mismo considera su primera gran obra y el modelo que volvió a poner al fabricante milanés en las portadas de todos los medios.

Llamado a sustituir al 155 de extrañas proporciones, la berlina aparecía en 1997 con unas líneas que pretendían asemejarse a las de un cupé con unos trazos cuya simplicidad le otorgaba una enorme belleza. Un atractivo que entremezclaba la elegancia con los rasgos típicos de la deportividad que casi siempre había caracterizado a los modelos de Alfa Romeo.

Esta última premisa se trasladaba a un interior que no destacaba por ser especialmente habitable, un defecto achacable a la mayoría de las berlinas premium de entonces, si bien presumía de una atmósfera que irradiaba ese toque sportivo que uno no esperaba encontrar en una carrocería de cuatro puertas por mucho que las traseras pretendiesen ser disimuladas por situar el tirador en el pilar C.

El Alfa 156 te recibía con unos asientos que te acogían como la más cómoda de las prendas de ropa. Una instrumentación dividida en dos grandes esferas con fondo blanco donde el cuentarrevoluciones pugnaba con el velocímetro por apropiarse del protagonismo. Tanto era así, que una información tan básica como el nivel de combustible o la temperatura del agua tenían que ser colocados en el centro del salpicadero en forma de relojes pequeños y redondos en los que esperarías encontrar datos referentes a la presión del turbo o al aceite. Pero es que en el fondo no era un deportivo, sino un sedán de uso familiar aunque la capacidad de su maletero se asimilase con la de cualquier coche compacto. La forma prevalecía sobre la función.

Alfa Romeo 156 Selespeed

Entre su oferta mecánica encontrábamos modernos bloques de gasolina de la familia Twin Spark que arrancaban en el 1.6 de 120 CV con el tope en un tradicional seis cilindros en V de 2.5 litros y 190 CV hasta la llegada del especialísimo GTA y su 3.2 V6 que erogaba 250 caballos.

Sin embargo, el Alfa Romeo 156 tiene en su haber el incierto honor de ser el primer turismo en usar la tecnología Common Rail en sus motores diésel JTD

A grandes rasgos, se trataba de un sistema basado en un conducto común para llevar el gasóleo hasta los inyectores consiguiendo con ello una mayor presión e igual reparto del combustible. Inicialmente fueron un 1.9 de 105 CV con turbo de geometría fija y un 2.4 JTD de 136 CV, si bien con los años y la evolución hacia la culata multiválvula o el cumplimiento de la normativa Euro 4 su nivel de potencia subió hasta los 175 CV.

Durante sus casi diez años en el mercado el 156 tuvo otras peculiaridades que le hacían distanciarse de muchos de sus rivales. Ente ellas se podrían destacar la caja de cambios secuencial Selespeed, la inclusión de la inyección directa en motores de gasolina JTS, la tracción total o una variante de aspecto off-road de su versión familiar denominada Crosswagon. Más allá del GTA de calle, el 156 pudo presumir también de espíritu RACER, pues se condecoró como ganador de varios campeonatos de superturismos primero en Italia y más tarde a nivel europeo.

COMPARTE
Sobre mí

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Sje
Invitado
Sje

El GTA es bello y agresivo y su V6 busso suena espectacular

Javier
Invitado
Javier

Mantiene su belleza y posiblemente una de los coches FWD con mejor comportamiento sin ayudas electrónicas (primera generación).

Txesz
Invitado
Txesz

2 décadas después sigue siendo precioso.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.