Featured Video Play Icon

Así se restauró el BMW 507 Roadster de Elvis Presley

Hace dos años que el coche del rey del Rock recuperó todo su esplendor


Tiempo de lectura: 3 min.

La historia de este coche, el chasis número #70079, fue bastante completa. El BMW 507 Roadster de Elvis Presley fue una de las primeras unidades fabricadas, que sin salir de Europa había sido coche demo para BMW, la montura del piloto Hans Stuck y coche de prensa. Después acabó en manos de Elvis Presley mientras estuvo destinado como militar en la RFA, y al volver a Estados Unidos lo vendió. Estuvo dando tumbos hasta 2006, cuando fue rescatado del olvido. Ahora rescatamos para vosotros el artículo de cuando se completó su restauración, donde está toda su historia. También fueron varias horas de trabajo.

En 2014 se inició una concienzuda restauración y en agosto de 2016 ya estaba en condiciones de ser expuesto en Pebble Beach. En 2017 se incorporó a la colección del museo BMW Welt que se encuentra en Múnich. Ahí seguirá indefinidamente, no se restauró con el propósito de venderlo, aunque fácilmente podría superar los 2 millones de euros. Baste mencionar que RM Sotheby’s subastó uno por 1,77 millones de euros este año, bien mantenido y con solo dos propietarios alemanes.

En el vídeo que encabeza este artículo se puede ver rodando, con el tratamiento audiovisual y el cariño que solo Petrolicious es capaz de imprimir. Para todos aquellos que no tengáis nada que hacer durante los siguientes tres cuartos de hora, hay unos vídeos en los que podéis ver un resumen -son dos años de trabajo- desde que llegó el coche reventado, sin motor, sin caja de cambios, y sin otras tantas cosas, hasta que fue completamente restaurado. Se cumplió así, póstumamente, el sueño de su último propietario, Jack Castor.

https://www.youtube.com/watch?v=eOnnwAtQKwE

En los tres casos simplemente cambia la realización y los planos que se han elegido, sin locución, no hace falta saber alemán ni inglés, solo estar atento a las fases. Tal y como se explica en la página web de BMW Group Classic, una vez en el taller se procedió a desmontarlo pieza por pieza y recuperar el máximo posible. Hubo que eliminar las marcas de décadas de tiempo mal conservado, seis capas de pintura (blanco, rojo y negro), modificaciones chungas para calzar motores V8 americanos, etc.

Cuando no era posible recuperar ninguna pieza más, ni hubo repuestos disponibles, hubo que tirar de técnicas más modernas como la impresión 3D, aunque también se usaron las técnicas de los 50 para que la carrocería luciese exactamente igual que en 1955, cuando fue presentado en el Salón de Frankfurt por primera vez al público. También hubo mucho trabajo de tapizado, reconstruir el sistema eléctrico, etc. Son demasiados detalles para tratar de sintetizarlos en pocas líneas.

Faltó muy poco para que el BMW 507 Roadster de Elvis Presley acabase en un desguace como un vulgar coche viejo más, pero afortunadamente será preservado como una joya en su país natal. A fin de cuentas, solo perteneció a Elvis unos pocos años, pero solo por eso ya se ha convertido en una unidad inmortal, y que si algún día BMW lo vende, alcanzará un precio salvaje.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.