Battle SUV, final: CUPRA Formentor VZ 2.0 TSI 180 kW vs Ford Puma ST vs Hyundai Kona N

Battle SUV, final: CUPRA Formentor VZ 2.0 TSI 180 kW vs Ford Puma ST vs Hyundai Kona N

Tres coches muy diferentes, con tres personalidad bien definidas, pero solo uno puede ser el ganador


Tiempo de lectura: 21 min.

El Battle SUV es, posiblemente, uno de los reportajes más ambiciosos que hemos llevado a cabo hasta el momento. Habrá quien piense que han sido pocos coches a comparar y que, además, ha habido ausencias importantes, pero somos, todavía, una revista pequeña y los fabricantes no siempre están dispuestos a participar. Sin embargo, para nosotros, ha sido todo un lujo poder contar con la colaboración de algunas marcas y poder traeros este reportaje, esta comparativa que surgió, además, de una llamada telefónica que no buscaba, ni mucho menos, que hiciéramos algo similar.

Pero aquí estamos, en la final del Battle SUV con tres contendientes a cada cual más interesante y ya os adelanto que no ha sido nada fácil llegar a una decisión clara. Tener tres coches como estos y decidir cuál es el ganador de la comparativa, requiere de tiempo, de largas conversaciones y de varios días de pruebas. Aun así, una cosa está clara; cristalina: nos lo hemos pasado en grande, algo que, seguramente, ya habréis pensado de antemano. Y puede parecer baladí, pero el hecho de haber disfrutado con estos tres coches es importante, porque quiere decir que cumplen con lo que prometen: prestaciones, buen comportamiento y diversión al volante. Un deportivo, sea de la categoría que sea, tiene que ser divertido de conducir, si no, se pierde parte de la esencia de un coche deportivo destinado a circular por vías públicas.

Cuando se habla de coches de producción, coches que están “condenados” a pasar sus días en las carreteras, la eficacia pasa un poco a un segundo plano, al menos, en parte, no sirve de nada que sea un coche espectacularmente eficaz y rápido, si no tienes sensaciones y si no disfrutas al volante. En carretera pública no vas a ganar un campeonato, de nada sirve ser el más rápido y eso es algo que, en nuestro Battle SUV, ha tenido mayor peso que otras consideraciones. Por eso, por ejemplo, no está en la final el Mercedes-AMG GLA45 S 4MATIC+, porque a pesar de ser el más potente y sin duda, el más rápido de todos los contendientes, no era el más apasionante de conducir.

Final Battle SUV estaticas 2022 43

Sin embargo, los tres finalistas, el Hyundai Kona N, el Ford Puma ST y el CUPRA Formentor VZ 2.0 TSI 180 kW, sí son apasionantes, son divertidos y ofrecen muchas sensaciones cuando los conduces, o mejor dicho, los pilotas, porque los tres te piden guerra casi desde el primer momento. No obstante, cada uno tiene una personalidad bastante definida y los separa claramente. Quien encuentre el Formentor como un coche sensacional, no pensará lo mismo del Kona N, mientras que el Puma ST está más enfocado a conductores puristas. Y esto, amigos, es solo un adelanto.

El motor del Kona N marca distancias

Una de las primeras cosas que notas cuando te bajas del Puma ST o del Formentor y te subes al Kona N, es, precisamente, eso, que tienes que subir. El Kona N tiene el asiento más alto de los tres y la posición al volante es la menos deportiva, al menos para quien esto escribe. Pero, y esto es un punto para el Kona N, cuando pisas el acelerador, se te olvida esta característica. El motor del Kona es el más potente y el más rápido de los tres con diferencia, y eso que “solo” supera al Formentor en 35 CV. Es cierto que desde el primer momento, dejamos claro que en el Battle SUV la potencia no era determinante, sino las sensaciones y la diversión al volante, pero en el caso del Kona N es especial, porque las sensaciones son bestiales.

No cabe duda que el equipo de desarrollo de Hyundai ha logrado convertir un B SUV en un auténtico deportivo, tanto por motor como por chasis, aunque el motor destaca por encima del resto del conjunto. La aceleración que ofrece es salvaje, no falta ni uno de los 280 CV anunciados por la marca, pero eso también tiene sus pegas. Por ejemplo, cuando sales de un viraje, no puedes salir “a fondo”, el eje delantero no puede gestionar toda la potencia que le llega y aunque los controles funcionan la mar de bien, el coche abre trazada y acabas por aflojar gas. El Kona N te pide finura con el acelerador, salir de las curvas a punta gas y hundir el pedal hasta la moqueta en cuanto tengas el volante recto. Haciendo las cosas así, ninguno de los otros dos le pueden seguir.

Final Battle SUV estaticas 2022 05

De todas formas, es justo reconocer el poderío de los otros dos. El Puma ST, en su caso, merece un aparte, porque con un motor de tres cilindros y 1,5 litros turboalimentado, sorprende y mucho por como corre y como empuja. No parece un motor de tres cilindros con medio litro menos que sus rivales. Además, es el motor más gestionable, es decir, puedes acelerar a fondo en cuanto ves la salida de la curva, porque no habrá pérdidas de tracción, aunque tendrás que coger fuerte el volante y no hacer movimientos bruscos, porque tiene la dirección más rápida y directa, y el diferencial de deslizamiento limitado se nota bastante. Es una delicia en carreteras con muchas curvas, donde pone en aprietos al Kona N con mucha facilidad, y además, mientras el conductor va carcajeándose constantemente de lo bien que se lo está pasando. La cosa cambia cuando llegan las rectas, porque el motor del Kona N es incontestable.

El Formentor no se queda atrás en cuanto a potencia, pues con 245 CV resulta un coche rápido, pero, al contrario de los rivales, no es tan abrumador ni tan llamativo en cuanto su forma de entregar la potencia disponible. Es mucho más suave, más fácil de llevar “a saco” y no importa si entras pasado o entras corto de velocidad en la curva, solo apunta con el volante y acelera a fondo, que el coche hará el resto. Y ojo, que el Formentor corre que se las pela, pero no es tan emocionante y prefiere curvas de radio amplio, donde puedes llevar un ritmo de locos, mientras charlas con tu acompañante. Si es que el acompañante tiene el temple para mantener una conversación al ritmo al que permite circular el CUPRA, sobre todo cuando llega el momento de frenar, porque el Formentor tiene el mejor equipo de frenos de los tres aspirantes a ganar el Battle SUV. Son hasta bonitos…

Puristas, el Ford Puma ST es vuestro SUV deportivo

No todo es motor, sin un chasis a juego, puedes tener 500 CV que no podrás disfrutarlos, así de sencillo. Y en cuanto a chasis, nada como el Puma ST. De los tres contendientes, es claramente el más purista de todos. No tiene amortiguadores adaptativos, no puedes seleccionar diferentes modos de conducción y además, aunque no tiene la puesta a punto más radical, si resulta el más delicado de conducir en determinadas circunstancias, porque su eje delantero es muy incisivo y la trasera se descuelga con facilidad. Personalmente, es el que más me gusta de todos, me gustan los coches con un eje delantero rápido y obediente, y el Puma ST lo tiene y con mucha diferencia respecto al sus rivales. Solo hay que pensar en girar para que el coche lo haga y el paso por curva es altísimo. Lo mejor de todo es que puedes aprovechar ese paso por curva porque vas sentado más abajo que en los otros dos y los asientos son los mejores, sujetando perfectamente la espalda y a la altura de los hombros.

Final Battle SUV estaticas 2022 08

El Hyundai Kona N, aunque es igual de rápido o puede que más, las sensaciones no son tan buenas porque vas más alto, y a eso hay que sumarle que el Kona también pesa más que el Puma y las inercias se notan, sobre todo al estar sentado más arriba. Como curiosidad, tengo que comentar que no tuve la misma sensación al volante que la primera vez que probé el Kona. La unidad que nos cedió Hyundai no era la misma que en la otra ocasión y el volante si tenía una buena regulación en profundidad. Es cierto que tuve que tirar fuerte para sacarlo del todo y puede que cuando nos dejaron el coche por primera vez, ocurriera lo mismo. De todas formas, la postura al volante seguía siendo peor que en el Puma y eso, a la hora de ir rápido, afecta a la confianza.

Por otra parte, el CUPRA Formentor juega en una liga diferente. El interior es el más lujoso de los tres y el más refinado también, con una buena postura al volante (típicamente VAG) y una sensación de control total. Sin embargo, aunque son muy bonitos, los asientos no son tan deportivo y no agarran tanto como en el caso del Ford Puma ST, siendo más anchos y cómodos. También es el más lento de reacciones y el que más recorrido de suspensiones tiene, dejando claro que no es un deportivo, en realidad, el Formentor es un GT muy rápido y satisfactorio, más usable en el día a día, pero un GT al fin y al cabo. La dirección no transmite nada, la suspensión es la más blanda de los tres (incluso en modo CUPRA) y aunque, como ya se ha comentado, puedes ir rapidísimo, el Kona N y el Puma ST se escapan sin remedio en cuanto se retuerce la carretera. Y eso que el Puma ST tiene 45 CV menos, pero el chasis es mucho más racing y el ritmo que se puede imprimir no lo puede alcanzar el Formentor.

El Puma ST es el coche ideal para quien quiera una conducción más pura, sin tanto trabajo para configurar el coche, como en el Kona N, que hay que estudiar, o casi, para poder poner el coche a punto. Tiene tantas opciones de regulación, que te puedes pasar horas hasta que encuentras la que más te guste. En la final del Battle SUV estuvo todo el tiempo en modo N, el más radical de todos, tanto, que conducir por ciudad o yendo a ritmo normal, es insufrible. El coche rebota, te sacude en el asiento… mejor activarlo cuando lleguen las curvas, momento en el cual demuestra por qué es tan radical. Empero, las sensaciones no son tan racing ni tan directas como en el caso del Puma ST, cuyo chasis, al menos desde mi punto de vista, es el mejor de los tres y el que más confianza da, pudiendo frenar tarde y casi hasta el ápice de la curva, provocando que la trasera se descuelgue ayudando a redondear el giro. Con el Kona cuesta un poco más hacerlo deslizar de atrás y con el Formentor cuesta todavía más, ya que arrastra de morro en cuanto se fuerzan las cosas (nuevamente, típicamente VAG).

Final Battle SUV estaticas 2022 07

Por otro lado, mientras el Kona N tiene unos asientos colocados muy altos, el Puma ST tiene un selector del cambio muy abajo y algo alejado de la mano. Podría parecer algo secundario, pero resulta que el Puma ST es el único manual de los tres rivales aquí presentes y cuando vas en “modo rallye”, tener el selector del cambio tan abajo no es lo mejor. A veces resulta un poco incómodo tener que mover tanto el brazo para cambiar de marcha y el ritmo que puede llevar el Puma ST en carreteras ratoneras es espectacular, lo que aumenta el problema, ya que no paras de trabajar con el selector. Los pedales, llamativamente pequeños, también merece una pequeña crítica.

Entonces… ¿Cuál es el ganador?

Llegamos al final, a la parte más complicada: elegir al ganador. Dado que no era sencillo escoger uno solo, he contado, en esta ocasión, con ayuda de dos colaboradores. Por un lado, el director, Pablo Mayo, por otro, un invitado que nos ayuda siempre que puede con las sesiones de fotos, Miguel Ángel de la Fuente.

Por mi parte, tras mucho pensar y analizar, creo que el ganador debería ser el Ford Puma ST. Es el que mejore sensaciones ofrece y con el que más integrado me siento, disfrutando con cada aceleración, con cada frenada y con cada curva. Es un coche sensacional. El Hyundai Kona N, por su parte, sería el segundo, básicamente porque no me siento tan cómodo como con el Puma, aunque no tengo la menor duda sobre sus prestaciones y sobre que es el coche más rápido y radical de los aquí presentes. El CUPRA Formentor VZ 2.0 TSI 180 kW sería el tercero, porque es el menos deportivo de los tres. No obstante, resulta ser el coche más adecuado para todo uso y al final, se coloca como la compra más racional, dejando a los otros dos como los más pasionales.

Final Battle SUV estaticas 2022 13

La opinión de Pablo Mayo

Muchas veces, cuando converso con redactores y “quemadillos”, comento lo mismo: no existe el coche perfecto per se, igual que en una caja de herramientas, no existe la herramienta perfecta. Cada herramienta o coche están creados y fabricados con un objetivo concreto. Por eso, se hace complicado elegir siempre un ganador en una comparativa como esta. Y antes de descubrir mi favorito, os cuento mis sensaciones con cada uno de ellos.

Ford Puma ST

El del óvalo azul se presenta con un verde lima que le sienta muy bien. Sí, es bastante chillón, pero en este tipo de modelos “deportivos” importa llamar la atención. El exterior es bastante agraciado, con líneas fluidas. Pasando a su interior, cuando te sientas en él, te encuentras encajado. Y esto es literal. El espacio para abrir las piernas y descansar el pie izquierdo no se encuentra, porque el asiento te obliga a tenerlas muy juntas. Fantástico para pilotar, no tanto para viajes largos.

Arranco y lo primero que me llama la atención es su palanca de cambios (esta unidad es manual): está muy baja y obliga a bajar la mano. No se encuentra en la posición perfecta donde el antebrazo forma un ángulo de 90 grados; pero aprietas el acelerador y se te olvida este detalle.

Final Battle SUV estaticas 2022 24

Llama la atención la viveza de reacciones que tiene. La dirección es precisa, el empuje del motor muy lineal, y la suspensión firme, encontrándose en el medio de sus dos contendientes. No encuentras subviraje, salvo muy al límite y el paso por curva es endemoniadamente rápido. Sin duda, aunque sea un SUV, tiene ese carácter deportivo que nos gusta por aquí, sacando una sonrisa con el pasar de las curvas.

CUPRA Formentor

Llevar el logo CUPRA invita a pensar que se trata de un modelo muy deportivo y racing. Aunque en este caso no lo sea tanto. Me explico. El Formentor tiene un diseño muy bonito, no es muy alto y tiene potencia suficiente para pasarlo bien en cualquier carretera de montaña. Pero la suspensión es la más blanda de los tres, cabeceando en demasía si vas apurando frenadas y acelerando a la salida. La dirección es precisa, aunque nada comunicativa, y la suavidad de su suspensión empaña su buen trabajo. Eso sí, equipa los mejores frenos de la comparativa.

En cuanto al interior: ¿dónde están los botones físicos? Todo es táctil y se maneja a través de la pantalla multimedia. Aquí, una reflexión: manejar todo de manera táctil a través de la pantalla es peligroso en marcha. Debería legislarse para obligar a los fabricantes a colocar un mínimo de botones físicos: clima, radio, luces, etc., para evitar distracciones.
Dicho esto, una vez que conseguimos elegir el modo “CUPRA”, las sensaciones no varían mucho. Mejora ligeramente la aceleración, los cambios son más rápidos, pero la suspensión sigue siendo blanda. Se trata más bien de un GT viajero, que un coche “tramero”.

Final Battle SUV estaticas 2022 39

Hyundai Kona N

Tenía ganas de probar el Hyundai Kona N para comparar mis sensaciones con el i30N Fastback que ya probamos hace un tiempo. De los tres, quizás es el más agresivo en el exterior junto al Puma, con detalles racing como la tercera luz de freno de forma triangular, haciendo guiños a la F1, las pinzas de color rojo y el logotipo N grabado en las estriberas.
La posición al volante, como en los tres contendientes, es alta, lo que empaña su deportividad. Personalmente me gusta ir con las posaderas lo más cerca del asfalto, para sentir las reacciones del coche al límite. Aunque en este caso no sea así, os aseguro que el departamento N de Hyundai ha hecho un gran trabajo de puesta a punto.

De los tres es el más potente y el que posee suspensión electrónica regulable. Y de los tres es el que tiene más personalidad. En modo “confort” puedes circular relativamente suave (aunque la suspensión sea firme en este modo), con reacciones comedidas. Pero si pulsas el botón “N”, la cosa cambia. La suspensión se endurece como una tabla, el acelerador responde al mínimo roce y el cambio de doble embrague acelera su respuesta. Pero eso no es todo.

Si pulsas el botón rojo marcado como “NGS”, se transforma en una bestia: durante 20 segundos notarás un empuje aún mayor y la caja de cambios se comportará de manera más ágil con los cambios. Esto es debido a una mayor presión del turbo, que incrementa la potencia del motor durante un corto espacio de tiempo, para no comprometer su fiabilidad. ¿Cuánto? La marca no lo dice, pero por mis sensaciones, diría que unos 10 o 20 CV extra, lo que le haría llegar a la mágica cifra de 300 CV.

Final Battle SUV estaticas 2022 23

El ganador de Pablo es…

¿Cuál es el ganador en mi opinión? Si tuviera que poner mi dinero en un SUV deportivo, lo haría en el Hyundai Kona N. Desde mi punto de vista es versátil en el día a día en modo “confort”, y si quieres disfrutar de unas curvas con agilidad, solo tienes que pulsar el botón “N” y después el “NGS” para adelantar a un ritmo endiablado. Su empuje, sonido, frenada y estabilidad lo hacen el más apetecible de la comparativa.

Eso sí, si tuviera que viajar habitualmente y tenerlo como único coche, tal vez me iría a por el CUPRA Formentor. Tiene su toque picante, pero es confortable en el día a día, lo que le hace ganar enteros si solo dispones de un coche en casa.

¿Y el Puma ST? Es buen coche, tiene carácter deportivo y es divertido, pero siendo el motor menos potente de los tres y tener la palanca de cambios mal colocada desde el punto de vista de ergonomía, lo penalizan desde mi punto de vista.

En definitiva, y en mi opinión, el ganador del Battle SUV es el Hyundai Kona N.

Final Battle SUV estaticas 2022 76

La opinión de Miguel Ángel de la Fuente

Llevo tiempo colaborando con espíritu RACER en las sesiones de fotos, algo que resulta divertido pero como comprenderéis, no es todo lo emocionante que podría ser, todo el rato de arriba abajo y que si haz esto o haz lo otro. Pero en esta ocasión, además de ayudar con la sesión de fotos, también he podido disfrutar de lo lindo y llevarme más de una sorpresa, pues no esperaba encontrarme con lo que me encontré.

Ford Puma ST

Del Puma ST lo que más destaca, sin duda, es el chasis. Me encantó. Es rápido, directo, el paso por curva es excelente… no espera esto de un SUV. El motor, sin embargo, me resulto algo “cortito”, pero me gusta como suena y tiene una progresividad espectacular, dando mucha confianza para ir muy, muy rápido. La posición de conducción es un poco elevada, pero no respecto a la carrocería, sino al salpicadero, aunque hay que decir que los asientos son sensacionales e hicieron que me olvidara de dicha sensación en carretera de curvas.

A excepción del motor, es el que más sensación racing ofrece, aunque la frenada creo que es una tarea pendiente. Seguro que es el más espíritu RACER tiene de los tres, pero algo limitado por la falta de músculo. Para el día a día no me convence tanto por ese motivo, el espíritu que tiene, cosa que para ir de tramo es genial.

Final Battle SUV estaticas 2022 20

CUPRA Formentor

El Formentor es el que menos me transmitió de los tres. Lo que menos me agradó cuando quise disfrutar son las suspensiones, son largas y se nota. Tampoco me gustó nada que todo fuera táctil. Pero son detalles que a ti, que estás leyendo esto, quizá no te importen. Sin embargo, incluso con el modo CUPRA activado, es el menos racing de los tres. El paso por curva es el menos interesante, cabecea en las curvas y se mueve más que los otros dos con asfalto irregular o mal peraltado.

La potencia del motor la esperaba, así que no me sorprendió mucho, lo contrario que ocurrió con el Kona N. No hay mucho que destacar de ello, pero sí que merece un aparte la frenada, porque es espectacular. El chasie es “muy VAG”, subvirador cuando le exiges y si preparas la curva apurando frenada, cuesta que no subvire. Es el más adecuado para el día a día, con potencia y deportividad, más pensado para ir rápido por autopista que por puertos de montaña. Si tuviera que optar a un solo coche y quisiera uno con altas prestaciones, quizá sería el elegido.

Hyundai Kona N

Al igual que Pablo, lo tengo claro: puesta a punto radical, lo que supone lo mejor y lo peor del coche. Seguramente, el más divertido de los tres, pero vas a estar más contento tú que tu mujer… y que, además, te obliga a estar en forma para darle “zapatilla”, porque es un coche exigente en todos los sentidos.

Final Battle SUV estaticas 2022 67

El interior, pues el esperado. Los plásticos y la insonorización no son los mejores, pero no merece la pena mirar esas cosas en un coche como este. La postura al volante, al contrario de lo que opina Javi, yo la veo muy buena, aunque es cierto que vas algo alto. Pero la dirección es precisa y sorprendentemente rápida y la suspensión es perfecta para ir de tramo, así que no me importa tanto. Destacar que note algún pequeño golpe de la caja de cambios cuando vas “a fuego”.

El ganador de Miguel es…

Desde el principio tenía una posición clara: la tercera, que va a manos del Formentor. Sin embargo, para las otras dos no lo tuve tan fácil. Me encanta el chasis del Puma ST y su condición de “coche purista” (todo lo purista que puede ser un SUV “deportivo”), pero el motor, desde mi punto de vista, le falta garra. El Kona N es el que menos me gusta de estética, pero su motor es un espectáculo y el chasis sobresaliente. ¿Cuál gana? Pues como Pablo, creo que el Hyundai Kona N es el justo ganador del Battle SUV.

Conclusión

Tal y como se puede apreciar, las opiniones son parecidas, pero al mismo tiempo diferentes, y eso, nos procuró unas cuantas horas de debate. Al final, por votación, el ganador del Battle SUV es el Hyundai Kona N, con el Ford Puma ST en segunda posición y el CUPRA Formentor VZ 2.0 TSI 180 kW en el último escalón del podio. No obstante, dejar claro que cualquiera de estos coches te sorprenderá, porque cada uno apunta, claramente, a un tipo de conductor. El Kona N es todo motor, un espectáculo de poderío. El Ford Puma ST, por su parte, es todo chasis, con unas capacidades para extraer la quintaesencia del motor sensacionales. El Formentor VZ 2.0 180 kW es el Gran Turismo, el lujoso y refinado, el bonito, pero no por ello lento.

¿Con cuál te quedas tú?

Galería de fotos

0.00
7.8

Comportamiento en carretera

9.5/10

Comportamiento en ciudad

7.0/10

Confort

6.0/10

Consumo

5.5/10

Habitabilidad

7.0/10

Infoentretenimiento

7.0/10

Prestaciones

9.5/10

Relación valor/precio

7.5/10

Seguridad

9.0/10

espíritu RACER

9.5/10

A favor

  • Hyundai Kona N: Motor y prestaciones
  • Ford Puma ST: chasis y agilidad
  • CUPRA Formentor: Compromiso entre confort y comportamiento y diseño

En contra

  • Hyundai Kona N: Asientos colocados muy altos
  • Ford Puma ST: Selector de cambio mal colocado
  • CUPRA Formentor: suspensiones blandas
COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.