¿Volkswagen venderá finalmente Bugatti a Rimac?

¿Volkswagen venderá finalmente Bugatti a Rimac?

Según el director ejecutivo de Porsche, las marcas forman una buena pareja tecnológica


Tiempo de lectura: 3 min.

En septiembre de 2020 aparecieron rumores sobre la posibilidad de que Bugatti acabara en manos de Mate Rimac, el CEO de la compañía de coches deportivos eléctricos que lleva su nombre. Fue la revista CAR el medio que dejó escapar dichos rumores, afirmando que la idea era liberar fondos para invertir en movilidad eléctrica, tecnología que será la que domine el mercado de aquí a unos años. O eso al menos se pretende.

No obstante, había más cosas ocultas, como Porsche. Sí, la marca alemana está al acecho porque tras la cesión de Bugatti a Rimac, está la idea de que Porsche se haga con el control de la firma de deportivos eléctricos. No sería una compra como tal, en este caso, Bugatti pasaría a manos de Mate Rimac a cambio de un elevado número de acciones de Rimac, que acabarían en manos de Porsche.

Una idea que puede ser muy interesante ya que se reforzaría exponencialmente la tecnología eléctrica de VAG en muy poco tiempo. Algo que parecen tener en mente los directivos de VAG, porque según la fuente de la revista CAR, el consejo de administración de VAG dio luz verde a la operación y no es ninguna tontería, porque se habla de un 49 % de las acciones a cambio de todo Bugatti: derechos industriales y comerciales, así como la fábrica y la sede de Molsheim, Francia.

Rimac C Two 2

Rimac es un estudio de ingeniería, uno de los mejores del mundo en cuanto a tecnología eléctrica, cuyos coches, el Rimac One y el Rimac C_Two, no son más que un escaparate de sus capacidades. Ponerse a los mandos de Bugatti no es un paseo por la playa y si no que se lo pregunten a la propia Volkswagen o al señor Romano Artioli (el creador del Bugatti EB110), Rimac podría verse con el agua al cuello en poco tiempo, pero claro, ahí estará Porsche quien controlaría Rimac y por tanto, también controlaría Bugatti. Sería una jugada de órdago.

El tema es que Mate Rimac tiene un 50 % de la compañía que lleva su nombre (el resto es de Porsche con un 15,5 %, de Camel Group con un 14 %, de Hyundai con un 11 % y de Kia con el 2,7 % restante). Esto supondría ceder a Porsche muchas de sus acciones y perder el control de la compañía, con el “falso” premio de tener Bugatti en su poder. Algo que, como hemos visto antes, sería un simple espejismo.

Desde septiembre de 2020 no se ha vuelto a saber nada al respecto y parecía que aquello eran simples rumores e invenciones para ganar cuota de lectores, pero ahora ha sido Oliver Blume, director ejecutivo de Porsche, quien ha salido al ruedo hablando sobre ese supùesto intercambio de marcas en una entrevista con el periódico alemán Automobilwoche.

Ahora mismo hay deliberaciones intensas sobre cómo podemos desarrollar Bugatti de la mejor forma posible. Rimac podría jugar un papel en esto, porque las marcas son una buena pareja tecnológica. Creo que el Grupo decidirá esta cuestión durante la primera mitad del año”. – Oliver Blume, director ejecutivo de Porsche

Unas declaraciones que aparecen justo al mismo tiempo, o casi, que una noticia publicada por Bloomberg, que afirma una posible salida a bolsa de una participación minoritaria de Porsche, con el objetivo de recaudar algo de fondos para invertir en el desarrollo de más tecnología eléctrica. Y por lo visto, el montante de la operación sería muy importante, en torno a los 25.000 millones de euros, aunque no se pondría en marcha hasta el año 2022.

Cabe destacar también que Rimac colaboró en el desarrollo del Porsche Taycan, por lo que ya ha trabajado con la firma alemana en lo referente a la tecnología eléctrica. Además, se lleva tiempo hablando sobre la electrificación de Bugatti, sea total o parcial, para la próxima generación de modelos y Rimac podría ser la clave para dicho cambio.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.