Volkswagen presenta los ID.4 X y Crozz para China

Volkswagen presenta los ID.4 X y Crozz para China

La consecuencia de tener dos joint-venture operativas


Tiempo de lectura: 3 min.

El Volkswagen ID.4 y su hermano compacto el ID.3 marcan el comienzo del gran movimiento de la compañía hacia la construcción de vehículos limpios. El SUV germano ya ha sido mostrado, sí, pero China tendrá un par de versiones diferenciadas. ¿Por qué? Porque la marca tiene dos socios empresariales en el país y ambos querían el ID.4, el primer producto basado en la plataforma MEB dedicada construida localmente. Como resultado, el Volkswagen ID.4 Crozz lo fabrica FAW-Volkswagen y el ID.4 X SAIC-Volkswagen.

Tanto el ID.4 X como el ID.4 Crozz miden 1.852 milímetros de ancho y tienen una distancia entre ejes de 2.765 mm cada uno, exactamente igual que el modelo europeo. Pero los dos son un poco más largos y altos que nuestro ID.4: 4.612 y 4.592 mm en la primera de las cotas para el ID.4 X y el ID.4 Crozz (4.584 mm en EU), y 1.640 y 1.629 mm respectivamente en la segunda (1.612 en EU); datos presentados por SAIC-Volkswagen y FAW-Volkswagen en 2020 ante el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información (MIIT) de China.

La parte delantera del ID.4 X tiene diferentes rasgos, con aberturas más grandes en las esquinas que en el ID.4 Crozz. Los diseñadores también han instalado nuevos faros que parecen una ceja en las puntas exteriores. En la zaga también hay algunas alteraciones: las luces traseras del ID.4 X tienen una franja de luz que recorre el ancho completo por la parte central en lugar de la parte superior, mientras que el parachoques de este emplea formas más redondeadas. En el interior, los cambios son más modestos, con una consola rediseñada.

Volkswagen ID 4 X 2021 China (18)

Al ser modelos desarrollados específicamente para el mercado chino, los Volkswagen ID.4 X e ID.4 Crozz no se verán más allá fuera de las fronteras del gigante asiático

No hay detalles técnicos disponibles por ahora, pero ambos modelos ID.4 deberían ofrecer las mismas opciones de motor y batería que sus homólogos europeos, es decir, con 204 CV junto a una batería de 77 kWh (netos) y una autonomía de 520 kilómetros, así como alternativas que llegarán a un máximo de 306 CV. La versión de acceso y, seguramente la más vendida, será la de 150 CV, aunque aún no hay fecha de llegada prevista. Volkswagen lanzará el ID.4 X y el ID.4 Crozz en China a partir de la primavera de 2021.

El Volkswagen ID.4 es el primer SUV eléctrico de Wolfsburgo y competirá el disputado trono de los más vendidos entre los SUV compactos de cero emisiones con el Ford Mustang Mach-E y el Tesla Model Y, el cual actualmente solo está disponible en EE. UU. El movimiento estratégico para capitalizar este segmento no es una sorpresa, ya que ha estado gestándose desde que Volkswagen anunció a comienzos de año que invertiría 2.000 millones de euros en sus operaciones en China para construir vehículos de cero emisiones.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Kolmogorov
Invitado
Kolmogorov

En Europa quitan modelos de la gama, como el Polo GTI o el e-up! (que ha durado dos telediarios a la venta), y en China no sacan un ID.4, sino dos. Es increíblemente absurdo.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Jiménez

Ingeniero mecánico adicto a todo lo que queme gasolina… y por qué no decirlo, también de lo eléctrico. Mi meta es no dejar nunca de aprender la técnica que rodea a la automoción y si ya puedo transmitir lo poco que sepa, tanto mejor. Sí, soy de esos que no recuerdan muy bien los nombres de las personas pero jamás olvidan qué coche tienen.

Mario Jiménez

Estudiante de Periodismo, en la Universidad Rey Juan Carlos, en Vicálvaro. Amante del deporte, en especial del fútbol y baloncesto. Ahora, aprendiendo del mundo del motor con ilusión y ambición.