Menu

Tushek TS 900 H Apex, un nuevo deportivo híbrido venido de Eslovenia

Alma de Audi con 963 CV para 1.410 kilos de masa

Tushek TS 900 H Apex, un nuevo deportivo híbrido venido de Eslovenia

Este es el Tushek TS 900 H Apex. Es un coche muy rápido diseñado y fabricado en Eslovenia que incluso se podría etiquetar como un hypercar. Esto se debe a que tras los asientos se esconde un V8 de gasolina de 4,2 litros sobrealimentado que se combina con un par de motores eléctricos. Juntos, producen 963 CV de potencia y un par motor de 1.400 Nm.

Lógicamente, las cifras prestacionales están a la altura: la compañía afirma que es capaz de hacer el 0 a 96 km/h (60 mph) en 2,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 380 km/h. Grandes números, y un peso relativamente ligero. Cuenta con un bastidor y una carrocería de acero al cromo-molibdeno y fibra de carbono, respectivamente, lo que significa que todo pesa solo 1.410 kilos. En comparación, el recientemente presentado Lotus Evija pesa 1.680 kg.

El grupo propulsor híbrido del Tushek TS 900 H Apex comprende un bloque de ocho cilindros en V de 4,2 litros (sí, el mismo que ha montado Audi en algunos modelos como el R8 de primera generación o el RS4 B7) montado en posición central-trasera y un par de motores eléctricos que impulsan las ruedas delanteras. La potencia se envía al eje posterior a través de una transmisión secuencial de seis velocidades con un peso de solo 62 kg.

tushek ts 900 h apex (12)

De acuerdo con la compañía, el Tushek TS 900 H Apex es capaz de funcionar durante 50 kilómetros sin utilizar ni una gota de gasolina

El TS 900 se venderá de serie con llantas de aleación forjadas BBS envueltas en neumáticos de alto rendimiento Pirelli Trofeo Series R (235/35 delante, 305/30 detrás). La potencia de frenado es cortesía de los grandes discos de freno ventilados Brembo. También tiene un techo rígido desmontable para experimentar toda esa velocidad a cielo abierto y puertas de tijera al más puro estilo McLaren.

“En los últimos años hemos desarrollado y construido soluciones tecnológicas para nuestro nuevo modelo, en particular en el área de la transmisión eléctrica”, explica el fundador de marca, Aljosa Tushek. “Estos desarrollos ahora están incorporados en nuestro último modelo y se han probado con éxito en condiciones de pista de carreras en los últimos nueve meses”, afirma. De momento no hay información sobre el precio, la disponibilidad ni la fecha de venta.

tushek ts 900 h apex (18)

Tushek fue creada en 2004 y se hizo conocida en 2008 por producir el primer superdeportivo de Eslovenia, el TS 500 Renovatio. El sucesor de ese modelo, el TS 600, le siguió en 2014. Este nuevo hypercar se unirá a Puritalia Berlinetta y en el Salón Privé del Palacio de Blenheim en el próximo mes de septiembre.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Jose
Invitado
Jose

Madre mía…¿Hay mercado para TANTA marca de superdeportivos? Supongo que sigue habiendo mucho jeque con cifra

Javier Costas
Editor

Los coches más exóticos tienen una buena salida como activos de inversión, y además, hay más millonarios que nunca.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.