MINI Paddy Hopkirk Edition, conmemorando una legendaria victoria

MINI Paddy Hopkirk Edition, conmemorando una legendaria victoria

La del Rally de Montecarlo de 1964


Tiempo de lectura: 4 min.

En la década de los 60, un pequeño fabricante de automóviles inglés con el sobrenombre de Mini luchaba por hacerse un nombre en un mundo con muchas marcas ya establecidas. Pero como el coche que construía era tan chico, le costó mucho hacerlo, hasta que Mini se fue a los rallies. En 1964, un modelo Cooper S logró vencer a la competencia contra todo pronóstico y se convirtió en el ganador del Rally de Montecarlo.

Le seguirían dos victorias más, en 1965 y 1967, pero fue esta primera la que realmente llevó a la modesta máquina británica a ser el centro de atención. El responsable de llevar el coche a su primera victoria fue el piloto de Irlanda del Norte, Patrick “Paddy” Hopkirk. Tanto su nombre, como el número 37 del dorsal de su montura, se han convertido en leyenda para los aficionados, y ahora un motivo para lanzar una edición especial bajo la gama actual. El llamado MINI Paddy Hopkirk Edition rendirá homenaje en las variantes Cooper S y John Cooper Works.

Esta edición especial recibe sobre todo detalles estéticos. Exteriormente, el dorsal #37 está presente en ambas puertas. También hay juego de llantas de aleación ligeras John Cooper Works de 17 pulgadas con diseño Track Spoke Black y muchas otras acentuaciones en colores oscuros. El marco y la lámina horizontal de la parrilla delantera están acabados en negro brillante, al igual que las inserciones de las tomas de aire inferiores, el sistema de apertura del capó, las manijas de las puertas, la tapa del depósito, los logotipos MINI y el marco exterior de los faros.

MINI Paddy Hopkirk Edition 2020 (12)

En los 60, el Mini no era competidor nato por potencia. En 1963, el Cooper S extraía 70 CV de un bloque de 1.071 cm3; pero el coche de Hopkirk estaba preparado para entregar cerca de 90 CV

El número 37 también aparece en las cubiertas decorativas de los intermitentes laterales; los de las aletas. Otras características especiales en el exterior las encontramos en las pegatinas con la inscripción “Paddy Hopkirk Monte Carlo” y una sola franja blanca en el capó, en el lateral del conductor que lleva la firma del ganador de 1964. Además, la famosa combinación de números y letras “33 EJB” de la matrícula del coche vencedor del aquel Rally de Monte Carlo se muestra en la misma franja del capó mediante gráficos –también blancos– de efecto tridimensional.

En el interior, la firma de Hopkirk también aparece en la moldura decorativa que hay en el lado del pasajero, que a su vez forma parte de las superficies interiores teñidas en Piano Black. Otra característica exclusiva son los umbrales de las puertas, donde una lámina iluminada por LED con el nombre de “Paddy Hopkirk” nos da la bienvenida al habitáculo. El MINI Navigation Pack con pantalla táctil de 8,8 pulgadas y el Comfort Pack están incluidos en esta edición, así como los dos faros adicionales en el frente y una llave de diseño específico con el número 37.

MINI Paddy Hopkirk Edition 2020 (18)

En cuanto al apartado mecánico, el Cooper S Paddy Hopkirk Edition estará propulsado por el mismo motor de gasolina de cuatro cilindros y 2 litros turboalimentado del Cooper S estándar, que desarrolla 192 CV y 280 Nm. Con este motor, el MINI de tres puertas es capaz de hacer el 0 a 100 km/h en 6,8 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 235 km/h; en el John Cooper Works, con 231 CV y 320 Nm, son 6,3 segundos y 246 km/h respectivamente. Los clientes podrán elegir entre una caja de cambios manual de seis velocidades o una automática de siete.

El MINI Paddy Hopkirk Edition, de momento, tan solo está disponible en Reino Unido, y tiene un precio de 27.405 libras esterlinas. Las entregas a los clientes comenzarán en noviembre de 2020. Quien tenga la suerte de hacerse con uno de estos, pues tan solo se construirán 100 unidades, seguramente tendrá un MINI único, un retroceso a una época en la que un valiente advenedizo británico dio una oportunidad al ultra competitivo deporte de los rallies y, a pesar de ser el más débil, logró vencer.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.