El Toyota GR Yaris ya se puede reservar en España

El Toyota GR Yaris ya se puede reservar en España

Se podrá realizar desde la web de Toyota con una señal de 1.000 euros


Tiempo de lectura: 2 min.

Toyota abre la posibilidad de poder reservar el nuevo Toyota GR Yaris exclusivamente de forma online y a través de la página web de Toyota España. Este subcompacto deportivo todavía no ha llegado a los concesionarios, pero sí se puede asegurar uno para cuando lo haga con una señal de 1.000 euros para la pre-venta.

Para reservarlo, solo hay que crearse una cuenta de usuario en Mi Toyota, rellenar los datos que piden y elegir el color del nuevo GR Yaris entre las tres opciones disponibles, Blanco Classic, Rojo Emoción y Negro Metalizado. Luego se elegirá el concesionario y se realizará el pago de la señal.

Si se cambia de opinión, se puede cancelar la reserva y se devolverá el dinero siempre y cuando no hayan pasado más de 14 días naturales desde la reserva. En el caso de quedarse con el coche, habrá que esperar hasta finales de 2020 o principios de 2021, que es cuando tiene previsto Toyota entregar los primeros GR Yaris.

Toyota GR Yaris 2020 (3)

El Toyota GR Yaris solo se comercializará en una versión. Incluye la suspensión específica GR, tracción total GR-Four, llantas de aleación de 18 pulgadas de color negro, doble salida de escape, y acceso y arranque sin llave. También lleva cristales traseros oscurecidos, retrovisores calefactados y abatibles electrónicamente, climatizador bizona y una pantalla de 8 pulgadas para el sistema de infoentretenimiento en el que se incluyen la cámara de visión trasera y el conjunto de sistemas de seguridad Toyota Safety Sense.

Sin embargo, sí que se puede elegir la pintura de este deportivo inspirado en la competición y en el equipo Toyota Gazoo Racing, como también si se añade el paquete Circuit. Este Circuit Pack prepara el nuevo GR Yaris para rodar en circuito. Trae llantas de aleación forjada de 18 pulgadas, suspensión GR con configuración de circuito, diferenciales tanto trasero como delantero de tipo Torsen, las pinzas de freno en color rojo y neumáticos Michelin Pilot Sport 4S.

El Toyota GR Yaris se podrá reservar con una señal de 1.000 euros, pero en total, su precio de venta está en 32.900 euros sin el paquete de circuito. En el caso de incluirlo, el precio subiría hasta los 37.900 euros, 5.000 euros más.

COMPARTE
Sobre mí

Laura Salas

Quise ser periodista porque campeona del mundo de motociclismo ya no podía. De pequeña jugaba con los cochecitos de los huevos de chocolate y con cualquier coche que mi padre dejara desprotegido y a la vista. Le rompí la puerta a su miniatura de un Ferrari. Nunca volvió a ser el mismo (el Ferrari). Siempre intento aprender algo nuevo todos los días. Soy curiosa por naturaleza, qué se le va a hacer.

12
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Pablo Mayo
Editor

Este “bicho” tiene que ser una gozada de conducir. Un auténtico juguete para disfrutar de las curvas, aunque el desembolso no sea poco. Me hubiera gustado más un Toyota GT86 GR con ese tren motriz…

Javier Costas
Editor

Habría dejado de ser el GT86, se habría convertido en otra cosa razz

Pablo Mayo
Editor

Sería un GT86, pero mucho mejor.

Javier Costas
Editor

¿Y cómo calzamos un motor en línea en un vano tan bajito? Además, sobredimensionando frenos, ruedas y metiendo tracción total el aumento de peso y precio sería notable. Eso me dijeron los ingenieros ante la pregunta de por qué el GT86 no tenía más potencia.

Pablo Mayo
Editor

No me refería a calzar el tricilindrico transversal en el GT86, sino potenciar el que tiene y añadir tracción total. Me parece una carrocería más agraciada, y el reparto de pesos sería mejor.

Decir que no hacen algo porque añade peso, parece una excusa peregrina: mas potencia, tracción total, mas frenos y mas ruedas siempre implica más peso, pero también más diversión.

Txesz
Mecánico
Txesz

Comparto esa idea, sólo que se la habría aplicado al BRZ. A fin de cuentas de Subaru deportivo se espera el motor boxer, el turbo y la tracción integral. Sería notablemente más caro que el Toyota pero es que también se necesitaría esa estrategia para que no se solapasen.

Otra opción sería dejar el 86 como versión de tracción trasera y al 4×4 llamarlo BRZ/Celica…

Pablo Mayo
Editor

Te lo compro. Habría sido una estrategia de diferenciación mucho mejor y habría respetado la esencia de Subaru.

Javier Costas
Editor

Medio coche es un Subaru, la otra mitad es un Toyota (casi literalmente). Sí, se le podía haber calzado el 2.0 turbo o el 2.5 turbo, pero eso iba en contra de las premisas iniciales del diseño: un coche ligero, con potencia más que suficiente, sin necesidad de sobredimensionar frenos, suspensiones o neumáticos, y el que quiera sacarle más chicha que se la saque. El GT86/BRZ tiene potencia de sobra para que te quedes sin puntos en dos semanas. Es el principal argumento que tengo contra ese coche, no se me ocurren muchos más. No me importa que en una… Leer más »

Txesz
Mecánico
Txesz

El problema es que aunque es un coche al 50/50, la fama se la lleva Toyota. Pese al motor boxer, queda la sensación de que el BRZ es el modelo secundario. De ahí, creo yo, su menor éxito. Toyota vuelve a tener un coche con el que repartir tofu con dignidad, pero a Subaru el BRZ le aporta algo que se aleja de la imagen de la marca. La tracción integral hubiese dado ese toque diferenciador entre modelos pero entonces el socio pequeño se hubiese quedado con el modelo gordo. La otra opción es que Toyota hubiese “recuperado” también el… Leer más »

Javier Costas
Editor

Ciertamente el BRZ es un “cuerpo extraño” en una marca donde casi todo es tracción total, recuerda que existió el Justy y el Trezia, ambos con tracción delantera. En el caso de Toyota, el GT86 recuperaba el espíritu del AE86, un Corolla de propulsión, el Celica perdió la propulsión en 1986, cuando se convirtió en un tracción delantera (y algún total), relegando la propulsión al Supra, previamente versión tope de gama de Celica. Pero esto ya lo sabías, jeje. También hace guiños a la herencia del primer Toyota deportivo, el 2000GT. Relacionarlo con el Celica habría sido muy duro de… Leer más »

Pablo Mayo
Editor

Respecto a la tracción total permanente: no puedo estar más en desacuerdo. Creo que pierdes de vista el reparto variable de par entre los ejes y solo te centras en el consumo. Un coche con más de 250-300 CV es incapaz de aprovechar todo su potencial desde parado con un solo eje de tracción. En movimiento la cosa cambia, pero personalmente prefiero un deportivo con tracción total y LSD por la sensación de agarre total y neutralidad al acelerar, tanto en piso seco, como mojado. Por algo BMW ha comenzado a montar el xDrive en los M. Y también están… Leer más »

Javier Costas
Editor

Y en esos márgenes de potencia no vamos a discutir mucho, a un solo eje se producen desequilibrios que es deseable que sean compensados, caso claro el mismo GR Yaris. No así en el GT86. Sus 200 CV solo sobran en el eje trasero cuando la adherencia es pésima (sobre nieve, que la he sufrido) o en condiciones muy forzadas, como pisar el acelerador fuertemente en curva con las ayudas desconectadas del todo. Ponerle un sistema S-AWD habría sido un lastre para el motor y la mejora sería marginal. Sí, se notaría persiguiendo a otro coche o huyendo de la… Leer más »


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!