Tesla muere de éxito en Noruega

Tesla muere de éxito en Noruega

Los servicios postventa no siguen el ritmo de las ventas


Tiempo de lectura: 3 min.

Noruega es el primer mercado europeo para coches eléctricos, en torno a la mitad de las matriculaciones ya son de modelos enchufables (incluyendo híbridos). La electricidad renovable les sobra, cosas de la hidroeléctrica, y gracias a las ventas del petróleo del Mar del Norte se pueden permitir unas ayudas bestiales a la electromovilidad. Lo comentamos en un artículo anterior.

Tesla también se beneficia de ello, a pesar de que sus coches sean muy caros, ya que las alternativas térmicas salen aún más caras por el malus (penalización) que se aplica a los gasolina y los diésel. Circulan más de 30.000 Tesla, teniendo en cuenta que el parque de eléctricos puros noruego está en torno a las 200.000 matriculaciones.

Pero el fabricante californiano tiene problemas para dar un correcto servicio a los clientes que ya tienen un Tesla. Bloomberg reporta el caso de Tom Havard, que lleva cinco meses esperando que le lleguen piezas para una reparación de carrocería. Es solo un caso entre otros muchos.

Entrevista a Saúl López

Saúl López, un español que estuvo afincado en Noruega hasta hace unos meses, es muy conocido por ser una de las voces más autorizadas para hablar de esta compañía. A este respecto, nos ha contado: “Las urgencias te las resuelven inmediatamente, pero para una revisión te dan seis meses de espera.” La situación no ha cambiado respecto al año anterior, cuando había cinco centros de servicio en Noruega, y ya hay 11, de los cuales cuatro están en Oslo. Cuando le entrevistamos hace dos años, su opinión era más positiva sobre el servicio postventa: “Es el mejor que he visto.”

La compañía está buscando anunciantes, técnicos y mecánicos, 33 ofertas figuran este mes en el portal de empleo Finn.no, el más conocido del país. Para salir del paso rápidamente, Tesla ha propuesto como solución unas furgonetas que hagan de talleres móviles. Según Tesla, falta permiso oficial para ello, según las autoridades noruegas, no lo han pedido formalmente.

Ahora mismo Tesla no tiene competencia en gama alta, pero la tendrá relativamente pronto. Jaguar ya tiene el i-Pace como alternativa al Model X, y el año que tiene estará listo el EQ C (de Mercedes-Benz) en el mismo segmento. Por su parte, el Model S tendrá como rival al Porsche Taycan, que es la denominación definitiva del Mission E. No hay que ser muy listo para saber que estas marcas tienen un servicio al cliente un poco más rápido.

Tesla 50000

Noruega llega a 50.000 coches eléctricos (2015) – Fotografía: Norsk Elbilforening (Flickr) CC BY

A modo de curiosidad, los primeros eléctricos en Noruega tenían las placas de matrícula EL, de elbil (eléctrico), con una numeración de cinco dígitos que necesitó 19 años para agotarse (90.000 unidades, incluyendo el 10000). La segunda serie, EK, está agotada, en mayo iban por la EK 93472, de acuerdo a la asociación noruega de vehículos eléctricos (NEVA en inglés, o Norsk Elbilforening en noruego).

La numeración EK se ha agotado en el plazo de DOS años, la siguiente es la EV y puede rellenarse en un año o poco más. Cada vez más noruegos utilizan el coche eléctrico hasta para irse de vacaciones, un tercio del total, y crece el número de personas que ya no se plantean un vuelo regional para sus viajes largos. Allí la red de recarga es otra cosa, aunque ya empieza a haber colas en algún cargador cuando la necesidad apremia a varios a la vez.

En 2025 se espera que el 100% de las matriculaciones correspondan a modelos enchufables, en ese sentido Noruega va por delante de toda Europa. De hecho, los coches eléctricos se están vendiendo fundamentalmente en los países europeos con la renta per cápita más elevada, donde concurren jugosas subvenciones y beneficios para ellos. Así, sí se puede.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.