Featured Video Play Icon

Jaguar I-PACE, la amenaza silenciosa

Una realidad frente a los prototipos de los demás


Tiempo de lectura: 6 min.

Estamos seguros que ya conocíais el Jaguar I-Pace, la seria apuesta del fabricante británico para posicionarse en el mercado de los vehículos eléctricos que lanzó el pasado 1 de marzo. Para promocionarlo, Jaguar ha llevado su eléctrico hasta el circuito de Mónaco, no para medir su tiempo y marcarse un récord, sino para demostrar la agilidad de su chasis y su silencio de marcha. Como todavía no habíamos hablado de este nuevo vehículo, vamos a darle un pequeño repaso para contaros sus interioridades.

“Donde otras compañías hablan sobre el futuro, nosotros lo construimos.” – Dr Ralf Speth, CEO de Jaguar Land Rover

Motor y chasis

Hasta tal punto es seria la apuesta de Jaguar, que se ha creado una nueva plataforma para este I-PACE. Se basa en la arquitectura tipo “monopatín”, que tan buenos resultados ofrece en los vehículos eléctricos, por su bajo centro de gravedad y centrado de su masa, y que Tesla fue pionera en utilizar: la batería entre los ejes, en el suelo del vehículo, con un motor en cada eje. Esto ofrece muchas ventajas también respecto a la habitabilidad de su carrocería y a la rigidez torsional, habiendo conseguido un valor de 36.000 Nm por grado, la mayor de cualquier Jaguar. O sea, son necesarios 36.000 Nm de par para que el chasis se torsione un grado.

Para ponerlo en contexto, el Ferrari 458 tiene una rigidez torsional de 33.120 Nm/º. Es un punto importante, porque cuanto mayor sea la rigidez del chasis, mejor comportamiento de la suspensión, y por tanto, mejores sensaciones para el conductor. A su vez, se ha cuidado el peso, empleando aluminio en su chasis y nuevas técnicas de unión, como los remaches y el pegamento estructural. Como detalle, este modelo tiene sangre austríaca, pues se fabrica en la planta de Magna Steyr, como la Clase G de Mercedes.

Jaguar I PACE 5

 

La potencia combinada de ambos motores alcanza los 394 CV y 696 Nm de par, movidos por una batería de 90 kWh de 432 celdas de ión-litio. Con una sola carga es capaz de recorrer 480 km, según el ciclo WLTP (el realista), lo cual es bastante. Con un cargador rápido de 100 kW de potencia, que nadie tendrá en su casa, puede recargarse su batería hasta el 80% en tan solo 40 minutos. En cambio, si lo conectamos a un cargador estándar de 7 kW, el tiempo se va hasta las 10 horas. Sí, aún es mucho tiempo en comparación con un repostaje de gasolina, pero teniendo en cuenta que lo recomendable es hacer una parada cada 2 horas de conducción, el único límite de este Jaguar es la planificación de la red de cargadores.

En cuanto a suspensiones, Jaguar emplea doble triángulo delante y multibrazo detrás, junto con una suspensión neumática como opción. El reparto de pesos se ha optimizado, y han conseguido un balance neutro con un 50% del peso en cada eje. Siendo tracción total, Jaguar ha añadido también el control vectorial de par en sus dos ejes, pero en este caso, haciendo uso de los frenos y dejando de lado los sistemas más complejos como los diferenciales electrónicos.

Jaguar I PACE 8

Carrocería y equipamiento

En cuanto al diseño de su carrocería, Jaguar ha optado por darle un aspecto de monovolumen elevado con aspecto SUV, con unos voladizos muy cortos, adelantando la cabina y maximizando el espacio interior. El Cx es de 0,29, lo cual está bastante bien, considerando lo alto y cuadrado que es. Tal vez lo que más llame la atención de su diseño es la gran salida de aire del capó, que intenta generar carga aerodinámica en el tren delantero, a la vez que reduce el Cx. Es por esto que es de los pocos eléctricos en el mercado que cuenta con una rejilla delantera plenamente funcional. Esta rejilla también es activa, lo que significa que se abre o cierra en función de las necesidades de refrigeración, mejorando la aerodinámica del conjunto.

Tiene unas dimensiones de 4.682 mm de largo, 2.011 mm de ancho y 1.565 mm de alto. La batalla es de 2.990 mm, casi 3 metros, lo que deja mucho espacio en el interior. Dispone de una altura libre al suelo de 142 mm, menos que los 213 mm del F-PACE o los 204 mm del E-PACE. Es más parecido a la altura libre de, por ejemplo, un Volvo V40 Cross Country. El peso de este Jaguar es de 2.208 kg, lo cual es bastante para tener inercias importantes, aunque seguramente mitigadas por su bajo centro de gravedad. El maletero ofrece 656 litros de capacidad, y si plegamos los asientos traseros tendremos 1.453 litros para transportar lo que queramos.

En cuanto al equipamiento, monta de serie casi todo lo necesario, ya desde sus versiones más básicas, desde las luces LED en todos sus modelos, siendo matriciales en los superiores, pasando por multitud de airbags y sistemas seguridad que ya son estándar en la mayoría de vehículos actuales. Sobre todo Jaguar se ha centrado en el aspecto multimedia y visual, dotando a este vehículo de una consola central con dos pantallas: la superior para el audio y navegador, y la inferior para la climatización. Este sistema lo han bautizado como Touch Pro Duo, y combina sensores capacitivos, con mandos físicos y zonas táctiles, para obtener un manejo más natural. El sistema de navegación se ha optimizado, para calcular de manera más precisa, en función del conductor, el rango que aún nos queda disponible en la batería. Este será el primer Jaguar en tener actualizaciones OTA (a través de Internet), y comunicación con sus propietarios, a través de relojes inteligentes o de Amazon Alexa, el asistente virtual de Amazon.

Prestaciones y consumos

En cuanto a prestaciones, este Jaguar acelera de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos, un tiempo muy respetable para el tonelaje que tiene. Es capaz de alcanzar los 200 km/h, aunque si lo hacemos, corremos el riesgo de diezmar la carga de la batería. Recordemos que los eléctricos consumen mucho a velocidades altas. En cuanto al consumo medio, que podrá ser mayor o menor en función de los elementos que usemos y la velocidad a la que circulemos, está en 21,2 kWh/100 km, siempre según el ciclo WLTP. En otras palabras, 3 céntimos por kilómetro sin usar una tarifa especial de electricidad.

Precio y disponibilidad

Versiones Jaguar I PACE

En nuestro país se comercializa en cuatro versiones, comenzando en los 79.100 euros del Jaguar I-PACE EV400 AWD Auto S, le sigue la versión SE por 87.100 euros, la versión HSE cuesta 93.200 euros y la versión First Edition llega hasta los 103.500 euros.

Y vosotros, si estuviérais buscando un vehículo similar, ¿os compraríais el Jaguar I-PACE o preferís el Tesla Model X, con el que lo comparó Jaguar en su presentación?

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!