Menu

Skoda Fabia Scout, de nuevo con disfraz de todocamino

Un familiar a la moda y únicamente con motores de gasolina

Skoda Fabia Scout, de nuevo con disfraz de todocamino

El Skoda Fabia recupera la versión Scout tras su actualización de hace cinco meses. Se trata de una versión del familiar -Combi- que adopta la estética que lo está petando también en coches de corte económico. Es, por tanto, el crossover más barato que ofrece Skoda actualmente. A nivel dinámico no cambia nada.

En otras palabras, el Fabia Scout tiene un disfraz de crossover, pero tiene exactamente la misma capacidad de circulación fuera de carretera que un Fabia Combi: misma suspensión, mismos neumáticos, tracción delantera, y el mismo control de tracción. Para la aplastante mayoría del público que va dirigido con tener los plásticos negros es suficiente.

Se diferencia por las protecciones en la carrocería de colo negro mate, llantas de 17 pulgadas «Praga» en antracita metalizado pulido, carcasas de retrovisores plateadas y barras de techo a juego con estas. El spoiler delantero y el difusor trasero en el paragolpes están literalmente de adorno.

Las motorizaciones disponibles son las mismas que tiene el Fabia Combi: solo gasolina. El modelo de acceso a la gama tiene el 1.0 MPI (atmosférico) con 75 CV de potencia, y por encima tiene sendos 1.0 TSI (turboalimentados) de 95 y 110 CV con filtro de particulas (GPF). El más potente se puede elegir con un cambio DSG de siete relaciones, el resto son manuales. En todos los casos tiene sistema Stop&Start.

Como el resto de los Fabia, no tiene disponible versiones diésel ni hay versión de gas natural

Las diferencias de precio obedecen exclusivamente a la motorización, ya que Scout es, en la práctica, un nivel de acabado. Opcionalmente puede tener faros delanteros y traseros LED, adenñas de los nuevos sistemas de asistencia Auto Light Assist (cambia de luces cortas a largas), Blind Spot Detect (evita el ángulo muerto) y Rear Traffic Alert (avisa de tráfico transversal trasero).

Skoda Fabia Scout 2019 4

El Skoda Fabia Scout 1.0 MPI queda en 12.950 euros con los descuentos promocionales. Por 1.000 euros más, turbo y 20 CV adicionales, merece la pena. El TSI de 110 CV se queda en 14.600 euros, y si lo queremos automático, 15.900 euros. El sobreprecio del «makeo» estético es, por tanto, bastante asumible.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.