Según Koenigsegg, los deportivos eléctricos deben ofrecer “algo más”

Según Koenigsegg, los deportivos eléctricos deben ofrecer “algo más”

El CEO de la firma dice que necesitan una buena razón para existir


Tiempo de lectura: 3 min.

Durante los próximos años, nos veremos avasallados por infinidad de noticias relacionadas con coches eléctricos, pues al fin y al cabo, aunque sea por obligación, el futuro pasa por la electricidad y los fabricantes tienen que ir adaptando su catálogo. Nosotros, como medio, también tendremos que adaptarnos y poco a poco, nos veremos obligados a tratar muchos temas relacionados con la electricidad. Es la evolución que nos espera y el potencial es enorme.

Sin embargo, todavía creemos que falta algo para que los coches eléctricos sean realmente algo pasional, modelos que ofrezcan sensaciones equivalentes a las que ofrece un automóvil con motor de combustión y por lo visto, no somos los únicos. Christian von Koenigsegg, CEO de Koenigsegg, piensa algo similar sobre los coches eléctricos, aunque más concretamente sobre los coches deportivos con motor eléctrico. Según su punto de vista, los deportivos eléctricos deben “ofrecer algo a la ecuación, no solo velocidad”. Y estamos totalmente de acuerdo con él.

Durante una entrevista con Top Gear UK, el CEO de uno de los fabricantes con más personalidad de todos los que hay actualmente, dijo varias cosas bastante interesantes y no faltas de lógica, dejando claro que actualmente, los coches eléctricos, por muy potentes y rápidos que sean, no acaban de convencer totalmente. Nosotros pensamos que están faltos de alma, algo que podría cambiar según vaya evolucionando la tecnología y se vaya desarrollando ese potencial que atesora la tecnología.

Creo que necesitas una buena razón para existir. Simplemente, hacerlo genial, pero sin agregar ninguna característica o elemento de significado, y luego cobrar 10 veces más… Eso no es suficiente para mí”. – Christian von Koenigsegg, CEO de Koenigsegg, en declaraciones para Top Gear

En esa entrevista, también confirmó que Koenigsegg tendrá un hiperdeportivo eléctrico, pero al mismo comentó que existen algunas dificultades. No obstante, la tecnología ya está en desarrollo, se puede ver una muestra en el espectacular Koenigsegg Gemera, un Gran Turismo con grupo motor híbrido de lo más llamativo, compuesto por un pequeño motor de tres cilindros y dos litros de cilindrada, asistido por tres motores eléctricos, capaz de desarrollar nada menos que 1.727 CV y 1.000 Nm de par. Koenigsegg afirmó que ya se está desarrollando la batería, el inversor y los motores eléctricos del futuro.

Vamos a tener el motor eléctrico y los inversores con mayor densidad de potencia del mundo, pero esa es solo una parte de la ecuación”. – Christian von Koenigsegg, CEO de Koenigsegg, en declaraciones a Top Gear

Mientras tanto, siguen con el objetivo de superar las 300 millas por hora, o dicho de otro modo, los 482 km/h. El coche con el que atacarán dicho récord es el Koenigsegg Jesko Absolut, logrando además tener el coche “de producción” más rápido del mundo, pues el Bugatti Chiron Super Sport+ 300 no es legal en vías públicas. Actualmente, el coche “para calle” más rápido del mundo oficialmente, es el Koenigsegg Agera RS.

koenigsegg agera rs

Koenigsegg Agera RS

Viendo los números y datos de rendimiento (del Jesko Absolut), sería una pena no mostrar lo que puede hacer… Es impresionante lo que están haciendo (otros fabricantes como Bugatti),pero tiene que haber esa distinción clara entre un coche de producción homologado y uno donde no importa lo que hagas, porque todo es gratis. La diferencia de esfuerzo es realmente compleja”. – Christain von Koenigsegg, CEO de Koenigsegg, en declaraciones a Top Gear

El tiempo pondrá todo en su lugar, pero hasta el momento, cada creación de Koengisegg ha sido más espectacular que la anterior y nada indica que cuando pongan en circulación un deportivo eléctrico, las cosas vayan a cambiar. O quizá sí, pero seguramente sea para mejor y podamos ver uno de los coches eléctricos más salvajes y espectaculares del mundo.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez