SEAT Tarraco FR PHEV, el primer híbrido enchufable de la marca

SEAT Tarraco FR PHEV, el primer híbrido enchufable de la marca

La novedad para Frankfurt estará a la venta en 2020 con 245 CV e imagen diferenciada


Tiempo de lectura: 5 min.

Fruto de las sinergias dentro del Grupo Volkswagen, SEAT tendrá pronto su primer híbrido enchufable en formato SUV mediano, el Tarraco FR PHEV. Se fabricará en Wolfsburgo (Alemania), como sus congéneres. El primo del Volkswagen Tiguan Allspace (siete plazas) se beneficiará de una potencia combinada de 245 CV, buenas prestaciones en recta y un tratamiento impositivo más amable por sus bajas emisiones homologadas.

En otras palabras, es el enésimo intento de hacer pasar por “sostenible y eficiente” (sic) un vehículo alto, pesado y caro. Hasta principios de 2021 habrá seis lanzamientos eléctricos o híbridos enchufables en las gamas de SEAT y Cupra. El SEAT Tarraco FR PHEV es la avanzadilla, que veremos en forma de prototipo preserie en el Salón de Frankfurt.

El motor de gasolina es un 1.4 TSI de 150 CV, que se combina con un motor eléctrico de 116 CV/85 kW alimentado por baterías de iones de litio de 13 kWh que se ubican bajo la segunda fila de asientos. Se puede conducir bien en modo eléctrico puro durante unos 50 km, o que durante un kilometraje más amplio el motor de gasolina consuma mucho menos de lo habitual con esa carrocería y peso.

Saca 245 CV de un motor 1.4 turbado

Los datos preliminares apuntan a un par máximo combinado de 400 Nm, lo cual proporcionará una aceleración contundente desde bajo régimen. De hecho, la cifra oficial es de 7,4 segundos desde parado hasta 100 km/h. La punta es más que suficiente para inaugurar los antecedentes penales, 217 km/h. Se moverá por las ciudades con el distintivo Cero de la DGT, pues cumple con las condiciones exigidas.

La homologación WLTP estará por debajo de los 50 g/km, pero ese dato no es muy relevante ya que cualquier híbrido enchufable baja fácilmente de 100 g/km, incluso de 50. Más ilustrativo será ver cuál es el consumo en condiciones prácticas, a ojo de buen cubero serán 5 l/100 km de gasolina mientras las baterías tengan carga suficiente. Puede que menos. La toma de carga se ubica en el lado izquierdo, en la aleta frontal.

Sus 13 kWh pueden recargarse en un enchufe convencional en algo más de 4 horas

El principal rival del Tarrafo PHEV FR será el Mitsubishi Outlander PHEV, que ahora mismo no tiene parangón en los generalistas. El japonés renuncia a la tercera fila de asientos en esta configuración, el “español” no. Dado que el Tarraco FR PHEV tendrá también tracción total, cambio automático y un generoso equipamiento, me sorprendería si baja de los 40.000 euros aunque no pagará impuesto de matriculación. Habrá que esperar a Frankfurt para saber más.

SEAT Tarraco FR PHEV Concept 08

El SEAT Tarraco FR PHEV se distingue por su imagen

Al igual que el Ateca FR, los habituales plásticos negros que se ponen a estos coches para parecer todoterrenos están pintados en el mismo color de la carrocería. El color de las fotos es nuevo, Fura Grey, se utiliza en todas las piezas exteriores. Las llantas pueden ser de 19 o 20″, por eso lleva los pasos de rueda ensanchados. Ahí tenemos pistas del inevitable engorde que implica esta configuración motriz.

Hay diferencias estéticas en el logotipo, así como en la luz del portón, y también lleva un alerón trasero para distinguirse de los Tarraco normales. Tendrá más posibilidades de personalización que el resto de la gama, ya que obviamente se dirige a un cliente que paga más que por un Tarraco alto de gama sin hibridar. Algunas fotos se han hecho en una casa de diseño que superará cómodamente el millón de euros.

Los detalles deportivos del interior se resumen en asientos delanteros tipo bucket con costuras de contraste rojas y función de memoria y ajuste eléctrico para conductor (para el pasajero será opcional), tapicería de cuero con efecto neopreno, pedales de aluminio e insignia FR en el volante específico. La instrumentación es digital (Digital Cockpit) y va acompañada de una tableta central de 9,2″, más grande que en el resto de la gama. En lenguaje vulgar, un full equip.

SEAT Tarraco FR PHEV Concept 12

En la ruleta selectora del DCC se aprecia el modo económico, normal y deportivo e individual, desapareciendo el modo todoterreno

Respecto a la panoplia tecnológica, incluirá prestaciones como el asistente de maniobras con remolque, aparcamiento automatizado, múltiples asistentes a la conducción como control de crucero con radar (ACC), etc. La nota de prensa no dice si tendrá el sistema DCC, que adapta el coche al modo de conducir seleccionado, pero casi se puede dar por hecho que lo tendrá, o que lo podrá tener, pues se aprecia en la imagen superior.

NOTA: Las imágenes no corresponden a un modelo de producción en serie ni se han definido los equipamientos para nuestro mercado. Algunos datos son preliminares y sujetos a modificaciones posteriores.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Jiménez

Ingeniero mecánico adicto a todo lo que queme gasolina… y por qué no decirlo, también de lo eléctrico. Mi meta es no dejar nunca de aprender la técnica que rodea a la automoción y si ya puedo transmitir lo poco que sepa, tanto mejor. Sí, soy de esos que no recuerdan muy bien los nombres de las personas pero jamás olvidan qué coche tienen.

Mario Jiménez

Estudiante de Periodismo, en la Universidad Rey Juan Carlos, en Vicálvaro. Amante del deporte, en especial del fútbol y baloncesto. Ahora, aprendiendo del mundo del motor con ilusión y ambición.