SEAT no morirá… antes de 2028

SEAT no morirá… antes de 2028

Thomas Schäfer ha realizado unas declaraciones afirmando que la supervivencia de la marca española está garantizada por ahora, aunque no se descarta una profunda transformación


Tiempo de lectura: 7 min.

Hace algún tiempo que se llevan oyendo voces que auguran un futuro inconcreto para la marca española. La aparición de CUPRA, que acumula un nivel de ventas muy superior a SEAT, junto con la ausencia de vehículos cien por cien eléctricos en el catálogo de esta última, hacen presumir que la proyección hacia el futuro del fabricante español no está demasiado clara en el seno del grupo Volkswagen.

Al hilo de este asunto, Thomas Schäfer se ha pronunciado en una entrevista con el medio británico Autocar. El director de las marcas de gran volumen del grupo Volkswagen, que accedió a este cargo en el mes de julio de este año, cuando tuvo lugar esta reestructuración de su organigrama para buscar un planteamiento estratégico común a todas ellas, ha querido asegurar la supervivencia de SEAT “hasta 2028 o 2029”. Pero, ¿qué ocurrirá a partir de entonces?

Supervivencia SEAT 03

¿Hay futuro para la marca SEAT sin un modelo a pilas en su catálogo?

Según el directivo alemán, que también ostenta el cargo de presidente del consejo de administración de SEAT, aún es pronto para desvelar el plan de futuro de SEAT más allá de esa fecha. Por ahora, la marca está centrada en la introducción de motores híbridos más eficientes en su gama. Para Thomas Schäfer, SEAT es la marca “más desafiante” del grupo y “se está electrificando rápidamente”.

Esta mencionada electrificación, por mucho que aparezca en las declaraciones del directivo del grupo Volkswagen, quien es a su vez director ejecutivo de la marca Volkswagen en el sector de los turismos –no incluye vehículos comerciales–, no alcanza las cotas que hemos visto en otros miembros del grupo como Škoda, sin ir más lejos. SEAT carece de un modelo cien por cien eléctrico en su gama, lo que acrecienta las sospechas de que los planes para la marca no se proyectan más allá de 2030 y demuestra en qué medida SEAT ocupa un lugar poco prioritario en las estrategias de Volkswagen AG.

No en vano, a la hora de distribuir los actualmente escasos microchips entre las distintas marcas del grupo, SEAT ocupa el último puesto en el orden de prelación. Esta es la realidad de SEAT, cuyas cifras de ventas en Europa se han visto reducidas en más de un 40 % en los últimos meses respecto de los resultados del año pasado. CUPRA, por su parte, que es vista por Thomas Schäfer como “la reinvención de SEAT de cara al futuro”, no ha dejado de incrementar el número de vehículos vendidos, tanto dentro como fuera de nuestro país, estableciéndose como una marca mucho más capaz de abrirse paso en mercados más allá del español –acaba de abrir un concesionario en Australia, sin ir más lejos… porque no es posible–. La mayor capacidad de CUPRA para adentrarse en otros mercados es evidente. Sirva como ejemplo el hecho de que el CUPRA Born coloca cuatro veces más unidades en el mercado austríaco que en el español, si bien esta cuestión está motivada en gran medida por la situación del vehículo eléctrico en nuestro país.

Para Seat hay un plan, pero es demasiado pronto para desvelarlo. Por el momento está introduciendo motores híbridos eficientes. Seat es la marca más desafiante y se está electrificando rápidamente. La cuestión es que tenemos muchas marcas y tenemos que posicionarla bien, hay que asegurarse de que encuentra su camino“, ha señalado Thomas Schäfer, director de marcas de gran volumen del grupo Volkswagen

Thomas Schäffer

Thomas Schäfer, director de marcas de gran volumen de Volkswagen AG

SEAT y CUPRA: ni contigo ni sin ti

La relación entre SEAT y CUPRA es ciertamente compleja. Por un lado, desde su aparición hace ya más de cuatro años como marca independiente, no hemos dejado de dudar acerca de las posibilidades de supervivencia de SEAT ante un competidor “interno” con una imagen de marca que se apropiaba de las características que se le habían atribuido a SEAT en su momento, cuando se le procuró un espacio dentro del grupo como la marca generalista con ambiciones deportivas. Sin ese punto distintivo, que ahora se ha llevado CUPRA para posicionarla en el mercado de forma diferenciada desde su primer minuto de existencia, SEAT quedaba relegada a ser una marca de acceso, espacio que ocupa ahora, y dirigida a un público joven. No era difícil imaginar que la proyección de la marca, especialmente fuera de nuestras fronteras, se vería mermada con un movimiento así.

Pero, al mismo tiempo, el lanzamiento de CUPRA ha permitido a SEAT S.A., multinacional que integra ambas marcas, transformar en beneficios las continuadas pérdidas en su cuenta de resultados durante ejercicios recientes. Y es que, aun con casi un 30 % menos de entregas que durante el año pasado, en 2022 la multinacional española ha obtenido 147 millones de euros de ganancia, frente a los 26 millones negativos del mismo período en el año 2021.

Visto lo visto, la mayor rentabilidad de los vehículos que llevan el logo de CUPRA queda fuera de toda duda. Sirva como ejemplo el hecho de que el CUPRA Formentor, el modelo más vendido actualmente del catálogo de la marca española, aporta un 40 % más de horas de producción que un SEAT Ibiza, así como unos mayores beneficios por cada unidad vendida. No hay que olvidar, además, que las remuneraciones de los trabajadores de SEAT están vinculadas a los resultados financieros de la empresa: de nuevo se pone de manifiesto el papel ambivalente de la aparición de CUPRA como marca independiente, puesto que se puede atribuir a su éxito la supervivencia –y mejora de situación salarial– de la fuerza laboral de SEAT S.A.

La cuestión es cómo reinventar la marca. ¿Es solo electrificación o hay otras alternativas con las que se puede reinventar la marca y ponerla en valor? Sé que hay rumores en el mercado sobre la marca SEAT. Pero lo cierto es que tenemos un plan para SEAT“, afirma Thomas Schäfer

Supervivencia SEAT 02

Thomas Schäfer también ha querido hacer referencia al papel de Oliver Blume, nuevo director ejecutivo del grupo, en el establecimiento de las nuevas estrategias de convivencia de las empresas de gran volumen de Volkswagen AG. El proceso abierto actualmente, y supervisado de forma directa por el propio Oliver Blume, es el de definir los elementos clave que vertebran cada una de las marcas, para así lograr una estrategia para cada una de ellas que tenga en cuenta también el espacio que debe reservarse para las demás. Ahora mismo, la conceptualización de la marca española por antonomasia le atribuye la responsabilidad de ofrecer productos accesibles y dirigidos a un público joven, una visión que desde algunos medios se relaciona con el posicionamiento de Dacia dentro del grupo Renault. Así, los modelos de CUPRA, por su parte, estarían dirigidos a un público también joven, pero más rebelde y, aunque no haya sido así afirmado por el directivo alemán, también más pudiente, como es obvio, o al menos más inclinado a invertir una mayor cantidad de dinero en la adquisición de un automóvil.

Dentro del complejo momento para la industria automovilística en el que nos encontramos, dominado por la incertidumbre y acuciado en este caso por las mayores dificultades para la transformación asociadas con las grandes estructuras empresariales, menos capaces de adaptarse a los nuevos paradigmas con agilidad debido a su tamaño, la situación de SEAT presenta grandes dificultades a la hora de entender hacia dónde se dirige su visión de futuro. No sería descabellado que SEAT terminara convirtiéndose en un proveedor de movilidad, como se barrunta en algunos entornos, en un movimiento similar al que ha llevado a cabo el grupo Renault con su división Mobilize, centrada en ofrecer “alternativas de movilidad”. La marca española ya cuenta con proyectos de este tipo, como el SEAT Minimó, el escúter eléctrico SEAT MÓ o el patinete, también eléctrico, SEAT eXS. Sea como sea, el futuro de SEAT para entrar en la próxima década aún no está asegurado, ni siquiera qué tipo de negocio llevará a cabo. Pero debemos ser positivos, puesto que, como hemos visto, SEAT S.A. está en su mejor situación de los últimos años, recuperando de nuevo la rentabilidad gracias al empuje de CUPRA.

COMPARTE
Sobre mí

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.