Se presenta el BMW XM, el primer modelo exclusivo de la división deportiva bávara desde el BMW M1

Se presenta el BMW XM, el primer modelo exclusivo de la división deportiva bávara desde el BMW M1

Este SUV híbrido enchufable llegará al mercado a lo largo de 2023


Tiempo de lectura: 13 min.

Durante este año 2022 se celebra el quincuagésimo aniversario de BMW M GmbH, la división deportiva de la marca bávara. Como parte de las numerosas celebraciones que están teniendo lugar, conocemos ahora el BMW XMya hace tiempo anunciado–, que se convierte en el segundo modelo exclusivo de BMW M GmbH en toda su historia, después del mítico BMW M1.

Cómo han cambiado los tiempos, ¿no? De aquel modelo deportivo, un cupé con motor central y fabricado en colaboración con Lamborghini (al menos al principio), pasamos casi cincuenta años después a un SUV –SAV, en términos de la marca bávara– híbrido enchufable, que parece recurrir al apelativo M en su nomenclatura más como una demostración de lujo y exclusividad que como verdadera manifestación del clásico lema de BMW: “¿te gusta conducir?”

Se trata de una de estas limusinas con aspecto de todoterreno que tan de moda se han puesto entre los clientes tradicionales de las berlinas de representación. Este modelo, sin ir más lejos, está destinado a mercados donde el vehículo de lujo ostenta una parte importante del volumen total de ventas, como pueden ser los de Oriente Medio, China o Estados Unidos.

Más que por su talante deportivo, parece que el hecho de lanzar este modelo como producto propio de BMW M GmbH responde a la voluntad de incrementar su exclusividad y, con ello, el valor añadido del producto

Diseño exterior en la línea de los últimos modelos de lujo de BMW

En cuanto a su aspecto exterior, en sus más de cinco metros de longitud destacan los rasgos típicos de los nuevos vehículos de gran lujo de la marca. Especialmente en el frontal, donde la calandra está compuesta por dos riñones de gran tamaño –no son los mayores del catálogo de BMW– cuyos bordes, en color dorado, cuentan con iluminación. En este sentido, los faros delanteros están divididos en dos secciones, como hemos visto en los BMW X7 y Serie 7/i7 recientes. Es una solución que, cuando las luces están apagadas, puede aportar limpieza a esta vista frontal, pero que en cuanto se encienden ofrecen una imagen un tanto extraña, al menos para mis ojos y a la espera de ver cómo madura esta solución a medida que la vayamos viendo en vivo y en directo.

Si lo observamos desde el lateral, destaca la línea dorada –en el mismo tono que los bordes de los riñones de la calandra– que parece equivocarse en su parte inferior, al no recorrer también en este lado el perímetro exacto de la zona acristalada, al que sí se superpone en su parte superior. Así, en su recorrido desde la esquina trasera, donde ya no encontramos el codo Hofmeister, hacia adelante, se va separando continuamente del borde inferior de las ventanillas hasta alcanzar la posición del soporte del retrovisor en un punto situado unos milímetros más abajo. BMW afirma que se trata de un homenaje a la línea en color negro que recorría todo el lateral del BMW M1… En fin, que de nuevo habrá que esperar para ver cómo funciona esta solución en vivo y en directo, antes de adelantarnos y afirmar que se trata de un error de pulso de su diseñador. No obstante, no todos los acabados de pintura exterior ofrecerán este contraste.

En la parte trasera, BMW llama la atención sobre los logotipos de la marca grabados en las esquinas superiores de la luneta trasera. Este detalle sí retrotrae claramente al BMW M1, que contaba con el emblema de BMW situado justo sobre cada uno de los faros traseros, aunque en la carrocería y no en la luneta. También destaca el pequeño alerón que prolonga unos milímetros la línea de techo, así como las salidas de escape dobles, de sección hexagonal, y situadas la una sobre la otra a cada lado, por primera vez en un modelo de la marca.

Los grandes riñones y las ópticas delanteras separadas en dos segmentos lo hacen plenamente reconocible como miembro de la familia de gran lujo de la marca bávara

BMW XM (2023) 48

Un interior más para habitar que para conducir

Es quizás en el interior donde con mayor intensidad se puede percibir el enfoque de gran lujo de este BMW XM. Proliferan los materiales exclusivos en un habitáculo espacioso que parece más destinado a ser disfrutado en sus plazas traseras que en el puesto de conducción, pese a que cuenta con asientos multifunción M y un volante de cuero específico también a cargo de la división deportiva de BMW. Incorpora también iluminación ambiental, que incluye un centenar de ledes en su techo.

El salpicadero está dominado por el BMW Curved Display, que está conformado por dos pantallas. La primera de ellas, situada en el lugar tradicional del cuadro de instrumentos, mide 12,3 pulgadas en su diagonal, mientras que la pantalla central es de 14,9”. El sistema operativo es el BMW ID8, que libera de parte de su responsabilidad al tradicional mando iDrive –ahora más orientado a un uso táctil– gracias a la mejora de la respuesta de los asistentes de voz y los controles gestuales. También podrá visualizarse información relevante durante la conducción en el Head-Up Display que equipa.

Un climatizador automático de cuatro zonas y un equipo de sonido envolvente de Harman Kardon de serie contribuyen al confort de sus ocupantes. Este último puede ser sustituido por un equipo procedente de Bowers & Wilkins Diamond, que añade cuatro altavoces adicionales en el techo y un amplificador de 1.500 W de potencia. Imaginamos que la lista de opciones de este modelo será tan amplia como la cartera de sus potenciales propietarios.

El interior parece estar diseñado para disfrutar más como pasajero que como conductor, ya que cuenta con numerosos detalles orientados exclusivamente al confort de sus ocupantes

BMW XM (2023) 22

Potencia y prestaciones a la altura de un producto de BMW M GmbH

Este nuevo modelo exclusivo de BMW M GmbH es el primer vehículo electrificado de la división deportiva de BMW. Su sistema de propulsión recurre a la combinación de un motor de gasolina de ocho cilindros en uve, asistido por dos turbocompresores –tecnología M TwinPower Turbo–, con un motor eléctrico, capaz de entregar en conjunto 480 kW –653 CV– y 800 Nm de potencia y par máximos, respectivamente.

El motor de combustión de este BMW XM alcanza 4.395 cc de cilindrada, cuenta con cuatro válvulas por cilindro y entrega por sí solo 480 kW –653 CV– de potencia máxima entre las 5.400 y 7.200 revoluciones por minuto, mientras que su cifra de par máximo se sitúa en 650 Nm entre las 1.600 y las 5.000 rpm. Cuenta con los sistemas de distribución variable –doble VANOS, en este caso– y de apertura variable de las válvulas –VALVETRONIC– propios de la marca.

Por su parte, el motor eléctrico, que está acoplado a la caja de cambios –la conocida M Steptronic de ocho relaciones–, ofrece 145 kW –197 CV– de potencia pico y 280 Nm de par máximo, medido en su entrega a las ruedas. Se sirve de la energía eléctrica almacenada en la batería de iones de litio que está situada, cómo no, en el suelo del vehículo. Esta trabaja a 317 voltios y tiene una capacidad de almacenamiento neto de 25,7 kWh. Con estas cifras, ofrece una autonomía en modo eléctrico ligeramente superior a los 80 km, lo que le confiere la posibilidad de acceder a la etiqueta CERO de la DGT –otro que se cuela en la fiesta–. El cargador embarcado es de 7,4 kW y permite una carga completa de la batería en unas cuatro horas y quince minutos, en caso de utilizar una toma de corriente doméstica.

El BMW XM es capaz de alcanzar los 100 km/h desde parado en 4,3 segundos, y su velocidad máxima está limitada a 250 km/h, que pueden ser 270 km/h en caso de adquirir el paquete M Driver

Más adelante llegará una versión más exclusiva, denominada BMW XM LABEL RED, y que no incorporará una botella de güisqui, sino más potencia entregada por su motor de combustión. Para esta variante, el V8 de gasolina alcanzará los 430 kW –585 CV– y 750 Nm de potencia y par máximos. Así, el BMX XM LABEL RED declarará, en principio, un millar de Nm de par máximo y 550 kW –748 CV– de potencia máxima, aunque la marca bávara afirma que estos datos pueden variar una vez que llegue la versión de producción.

Cuenta con sistema de tracción total M xDrive, sesgado en favor del eje trasero. Es además configurable a través de los botones situados en su consola central, que permiten seleccionar diferentes modos. A este respecto, en el modo 4WD Sport se envía una aun mayor proporción de la potencia al eje trasero. Existe también, por ejemplo, un modo 4WD Sand, optimizado para que sus clientes en Oriente Medio puedan atravesar dunas o zonas arenosas sin dificultad. Estas posibilidades de configuración se combinan con un diferencial M Sport en el eje trasero que también permite diferentes reglajes.

En cuanto a su chasis, aquí BMW M GmbH ha tenido que enfrentarse a un compromiso entre el carácter dinámico que se presupone de cualquiera de sus productos y el espíritu de confort para sus ocupantes que se espera de un vehículo como este, que sospechamos no terminará por ser percibido –ni utilizado– como un verdadero coche de conductor.

BMW XM (2023) 09

Un comportamiento equilibrado entre dinamismo y confort

En cuanto a su esquema de construcción, no cabe duda de que cuenta con todos los elementos para ofrecer un comportamiento intachable en carretera. La estructura de su suspensión delantera es de doble triángulo superpuesto, y está fabricada en aluminio. En la parte trasera, se recurre a un sistema multibrazo, con elementos en acero y aluminio.

¿Alguien se imagina a un jeque sentado en el asiento trasero de un BMW M rebotando con cada imperfección de la carretera? No es viable. Por ello, este BMW XM cuenta con un tren de rodaje adaptativo –denominado M Professional–, que permite optar por diferentes reglajes en función de la utilización concreta que se le dé al vehículo en cada momento. Estos son configurables a través del menú M Setup, accesible desde la consola central del vehículo. Además, incorpora un sistema de estabilización activa del balanceo, a través de una serie de motores de 48 V.

Para detener a esta enorme mole de más de 2.700 kg, además de la retención propiciada por la frenada regenerativa de que dispone para recuperar energía para su batería, monta un poderoso equipo de frenos. En el eje delantero, son discos ventilados abrazados por pinzas fijas de seis pistones. En el posterior, también discos ventilados con pinzas flotantes de tan solo un pistón. Ofrece, además, dos configuraciones que modifican la sensación al tacto del pedal izquierdo para el conductor. Las llantas son de serie de 21 pulgadas, aunque en opción podrán elegirse de 22” o 23”. En cuanto a los neumáticos, de serie las medidas son 275/45 en el eje delantero y 315/40 en el trasero.

Incorpora un sistema de estabilización activa, compuesto por varios motores de 48 V, que se encargan de contener las enormes inercias generadas como consecuencia de los cambios de dirección en este vehículo de casi tres toneladas de peso

BMW XM (2023) 44

Amplia opción de reglajes y multitud de asistentes a la conducción

Ya hemos apuntado algunos detalles acerca de los modos de conducción disponibles para este BMW XM. Son tres los modos seleccionables a través del botón M Hybrid, situado en la consola central, y que gestionan la combinación de entrega de potencia entre ambos motores de su sistema de propulsión: HYBRID, ELECTRIC y eCONTROL.

Entre ellos, destaca el modo ELECTRIC, que permite al vehículo circular impulsado tan solo por los motores eléctricos –sin emisiones locales, que es ahora el concepto vigente, y muy acertado–, hasta una velocidad de 140 km/h. BMW ha colaborado con Hans Zimmer, el afamado compositor de bandas sonoras para el cine, para aportar una banda sonora específica para los momentos en que este motor eléctrico entra en funcionamiento. Personalmente, preferiría reproducir alguna de las obras de este compositor –una de mis debilidades– en el vehículo, mediante Apple CarPlay o Android Auto –conectividad que incorpora el BMW XM–, antes que falsear su sonido.

Para la configuración del resto de elementos, como son el comportamiento del chasis, la dirección, el sistema de frenado, la intensidad de la regeneración de energía en las desaceleraciones, y el reglaje de su tracción total, cuenta con el botón Setup. Un tercer botón permite acceder a la configuración M, en la que las asistencias al conductor se reducen al mínimo. Además, ofrece la posibilidad de configurar dos reglajes personalizados, para así establecer ajustes concretos de los sistemas de control de tracción y estabilidad, junto con la respuesta de la caja de cambios, accesibles en cualquier momento desde los botones del volante.

Prácticamente todos los elementos involucrados en su comportamiento son configurables desde el puesto de conducción: desde la suspensión adaptativa hasta la respuesta de la caja de cambios, pasando por el reparto de entrega de potencia entre cada eje de su tracción total M xDrive, o el nivel de recuperación de energía de su frenada regenerativa

BMW XM (2023) 38

Las asistencias al conductor disponibles también son abundantes. De serie se incluye un asistente de aparcamiento con funciones ampliadas y el paquete Driving Assistant, que aglutina los sistemas de aviso de colisión frontal, salida de carril con asistencia a la dirección, asistentes de atención y evasión e información de límite de velocidad. En caso de optar por el Driving Assistant Professional, el conductor del BMW XM contará también con control de crucero activo con función Stop&Go, reconocimiento de semáforos, asistente de límite de velocidad automático y navegación activa, entre otros.

El BMW XM será fabricado en la planta estadounidense de la marca, situada en Spartanburg, Carolina del Sur, a partir del último mes de este año. Será ya en 2023 cuando llegue a los mercados de todo el mundo, con sus mayores expectativas de ventas localizadas en Estados Unidos, China y Oriente Medio. No nos han facilitado datos todavía acerca de su precio.

Galería de fotos

 

COMPARTE
Sobre mí

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.