¡Se nos va de las manos! Pagan un auténtico disparate por diferentes unidades del BMW M3

¡Se nos va de las manos! Pagan un auténtico disparate por diferentes unidades del BMW M3

Tres unidades del M3: un e30, un e36 y un e46, se han subastado por cuantías de disparatadas


Tiempo de lectura: 3 min.

El BMW M3 es, posiblemente, uno de los coches más deseados del mundo. La historia de este modelo está plagada de éxitos y de un origen que le da un caché innegable: la competición. El M3 nació como coche de homologación hace más de 30 años, pensando en competición y destinado a competición, siendo, además, la única generación que se desarrolló pensando en las carreras. Sin embargo, para muchos, el BMW M3 e36, la segunda generación de esta especialísima versión, es la mejor de la saga.

Fabricado entre 1995 y 1998, el BMW M3 e36 no estaba tan enfocado a competición (aunque corrió y ganó, como el e30) y fue la generación que estrenó el motor de seis cilindros en línea, frente al cuatro cilindros del M3 e30. Era el propulsor S50 B32, que en su primera entrega rendía 286 CV, pasando a 321 CV tras el restyling. Son palabras mayores, pero según los expertos en este modelo, y según algunos fans del M3, por supuesto, el e36 es el BMW M3 más equilibrado de toda la gama. Fue un éxito, se fabricaron más de 70.000 unidades y hoy día, es un coche tremendamente buscado entre los fanáticos, con unos precios elevadísimos.

bmw m3 csl e46

BMW M3 CSL subastado por RM Sotheby’s

Al final, son cosas que ocurren, cuando más demandado y más fama tiene un producto, mayor es su precio y hasta cierto puto, es entendible y aceptable. Sin embargo, a veces, las cosas se nos van de las manos. Lo estamos viendo, por ejemplo, con los Ford Escort RS Cosworth, con unidades que superan los 50.000 euros y lo estamos viendo también, por poner otro ejemplo, con el Volkswagen Corrado, del que se pueden encontrar unidades a más de 15.000 euros. Respecto al BMW M3 e36, si haces una búsqueda rápida, verás que sus precios están subiendo como la espuma, con unidades por encima de los 65.000 euros.

Es una auténtica locura lo que ocurre con algunos coches, aunque para la ocasión, traemos algo más que una locura, pues alguien ha pagado más de 250.000 euros por un BMW M3 e36 de 1997 con poco menos de 4.500 kilómetros. Ha sido durante una subasta de RM Sotheby’s en Munich (Alemania), y todavía no entendemos muy bien como es posible que se haya llegado a semejante cantidad de dinero, concretamente, 286.250 euros.

bmw m3 e30

BMW M3 e30 subastado por RM Sotheby’s

Hablamos de una unidad que se entregó inicialmente en Japón y pasó la mayor parte de su vida en un museo, así que su estado de conservación será, muy seguramente, excepcional. Pero eso no es suficiente para alcanzar un precio tan absurdo por un M3 e36. Fue vendido a petición del propietario del museo, quien también se deshizo de otros ejemplares de su colección, como un BMW M1 de 1980 que llegó a alcanzar la friolera de 792.500 euros o un BMW 507, que fue el más caro de los BMW subastados y con diferencia, ya que se pagó 1.917.500 euros.

Junto al BMW M3 e36 de más de 250.000 euros (un disparate), también se vendió otro BMW M3, pero no un M3 cualquiera, sino un e46 M3 CSL, el cual, también tenía muy poco kilometraje (4.689 kilómetros) y que se vendió por 325.625 euros. Otro ejemplar que ha superado, y por mucho, los precios que se pueden encontrar en Internet para cualquier otra unidad, que rondan entre los 70.000 y los 120.000 euros, siempre según estado y kilometraje. Y ojo, porque todavía queda una unidad del BMW M3, concretamente un e30, el cual, se fue a un nuevo hogar a cambio de 207.000 euros… su odómetro solo marcaba 7.133 kilómetros, pero es a todas luces un precio altísimo por un M3 e30.

¿Estamos perdiendo el norte o en realidad son precios adecuados para la historia y calidad técnica de estos coches?

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.