Klassen convierte en una limusina blindada al Rolls-Royce Phantom

Klassen convierte en una limusina blindada al Rolls-Royce Phantom

Con certificación balística B7 y un precio de partida de 3 millones de euros


Tiempo de lectura: 3 min.

Un Rolls-Royce es sinónimo de poder. Tiene presencia y rezuma elegancia por los cuatro costados. Con unos precios de partida cercanos al medio millón de euros, siempre hay quienes quieren más. Algunos buscan deportividad –y Spofec tiene una buena propuesta– y otros ostentación y seguridad. Para estos últimos, el preparador alemán Klassen te ofrece un Rolls-Royce Phantom transformado en una limusina a prueba de balas.

Y cuando decimos a prueba de balas, no solo significa que es un coche seguro que avergonzará a cualquiera sobre el que se postre al lado; Literalmente es a prueba de balas de armas reales. La protección balística de nivel 9 (B7) en esta berlina de más de siete metros detendrá los proyectiles de 5,56 x 45 milímetros OTAN de la mayoría de los fusiles de asalto, y algunas partes de la carrocería podrán detener calibres de mayor tamaño como el 7,62 mm. Las explosiones e incendios también quedan cubiertos.

El Phantom suele tener una batalla de 3.772 mm, pero el trabajo del atuendo presentado por Klassen cuenta con 1.050 mm adicionales de longitud adicional entre ejes, lo que le otorga un gran volumen interior en un conjunto de 7.032 mm de longitud. Además, está disponible con puertas traseras de mayor tamaño, un techo ligeramente elevado para conseguir mayor altura libre e incluso una superficie panorámica de vidrio blindado para hacer de techo corredizo.

Rolls Royce Phantom Klassen Blindado (6)

Con un motor V12 de 6,75 litros de 571 CV y 900 Nm, el Rolls-Royce Phantom es capaz de alcanzar los 100 km/h desde parado en apenas cinco segundos

El Rolls-Royce Phantom de batalla extendida es ya de por sí un coche pesado, 2.610 kilos para ser exactos. La enorme cantidad de refuerzos estructurales, la enorme carrocería y nuevos sistemas de seguridad añadirán a buen seguro una cantidad sustancial de kilos, aunque la Klassen no ha especificado cuántos. El motor es el mismo V12 biturbo de 6,75 litros, con 571 CV y 900 Nm, por lo que la velocidad se verá mermada, pero no la suavidad de conducción.

Y aunque eso está muy bien, veamos ahora el factor opulencia. En este frente, el interior de este Rolls-Royce Phantom ha sido construido por Klassen. Presenta paneles divisorios, un sistema de sonido premium Bang & Olufsen, iluminación LED ambiental y un centro multimedia iMac incorporado con conexión Wi-Fi y reproductor de CD/DVD. Como comenzó su vida como un elegante Rolls-Royce de producción, los materiales y los acabados son de primera categoría.

Rolls Royce Phantom Klassen Blindado (2)

El precio de este yate asfáltico es de 3 millones de euros, impuestos incluidos. Anunciado en el portal de ventas alemán Mobile, puedes recibirlo seis meses después de realizar el pedido. Perfecto si vives en una zona peligrosa del globo, aunque si es este el caso, tal vez no sea recomendable gastarse ese dinero en un vehículo que llamará la atención allá por donde pase.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Invitado
Rest

Ironías de la vida, tantísimo dinero para destinarlo a sobrevivir (Virgencita, que me quede como estoy). Por cierto, el 0 a 100 en menos de 5 segundos no me lo creo (eso pesa un cohón y medio y de aerodinámica no va muy sobrado….).


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado