Menu

El Renault Koleos se actualiza tras dos años en Europa

Más eficiente, más fresco y más conectado

El Renault Koleos se actualiza tras dos años en Europa

Tras dos años de su lanzamiento en el mercado europeo, el Renault Koleos se muestra con un estilo exterior e interior sutilmente renovado y un par de nuevos motores diésel. Pequeñas actualizaciones visuales, un nuevo sistema de infoentretenimiento y más oferta mecánica hacen que el renovado Koleos se mantenga al día en un duro segmento como el D-SUV.

Estéticamente, los cambios exteriores del remozado Renault Koleos son bastante sutiles. Encontramos una parrilla delantera modernizada acorde con el resto de los modelos de la firma del rombo, faldones laterales rediseñados con los bordes cromados y un parachoques posterior con un difusor más prominente. Tanto en la zaga como al frente, las nuevas defensas de plástico plateado realzan su aspecto aventurero.

Los faros LED como forma de “C” ahora forman parte del equipamiento de serie en toda la gama, mientras que a la dotación luminosa opcional podemos incorporar los faros “LED Pure Vision”. Los clientes también pueden optar por un nuevo diseño de llantas de aleación en dos tonos tanto en 18 como en 19 pulgadas y la pintura metalizada Rojo Millésime. Los sistemas de asistencia a la conducción no varían respecto al modelo precedente.

Renault Koleos 2019 (28)

Como consecuencia de la actualización, la altura libre al suelo es de 19 cm (-2 cm) y sus ángulos de ataque y salida son de 25 (-1°) y 18 (-1°) grados respectivamente

Renault también ha renovado el interior del Koleos con una nueva gama de tapicerías y molduras decorativas, mientras que la segunda fila de asientos ahora viene de serie con una función reclinable de dos etapas. Se pueden equipar con extensión de banqueta y función de masaje, algo que no se podía hacer en el Koleos hasta ahora a la venta. Las cotas se mantienen inalteradas, con 498 litros de maletero.

Las pantallas táctiles del sistema de infoentretenimiento de 7,0 y 8,7 pulgadas (R-Link 2) también han recibido una actualización de software, y ambas ofrecen soporte de pantalla completa con conectividad para Apple CarPlay y Android Auto. Por otro lado, los puertos USB pasan a estar ubicados delante de palanca de cambios en vez de bajo el apoyabrazos central delantero. Se incluye control de crucero adaptativo, climatizador bizona, entrada y arranque sin llave, iluminación interior ambiental, y cámara de marcha atrás.

Renault Koleos 2019 (21)

En cuanto al apartado mecánico, el primero de los dos nuevos propulsores diésel es una unidad de cuatro cilindros con turbocompresor de 1,8 litros con 150 CV con 340 Nm de par motor. Viene de serie asociada a una transmisión automática X-Tronic (CVT), y solo está disponible con tracción delantera. Renault afirma que el motor emite 143 g/km de CO2 y homologa un consumo medio e 5,4 l/100 km, al igual que un 0 a 100 km/h en 11,8 segundos.

El segundo tren motriz del remodelado Renault Koleos es un tetracilíndrico de gasóleo turboalimentado de 2,0 litros, con 190 CV de potencia y 380 Nm de par motor. También viene con una caja de cambios automática, pero, a diferencia de la unidad de 1,8 litros, la tracción en las cuatro ruedas viene como dotación de fábrica. Como tal, la cifra de emisiones es ligeramente más alta, de 150 g/km de CO2. El consumo medio aún no ha sido especificado.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.