Porsche 911 GT3 Touring 2022, un extremo relativamente comedido

Porsche 911 GT3 Touring 2022, un extremo relativamente comedido

Porque no hace falta ir al circuito para disfrutar de las mejores prestaciones


Tiempo de lectura: 3 min.

Es el momento de hacer rutas con espíritu RACER. En este menester, Porsche es especialista con matrícula de honor, y de su amplia oferta de vehículos, tal vez una de las más atractivas para el entusiasta de la conducción sea el nuevo Porsche 911 GT3 Touring 2022. Y sí, como imaginarás, se trata de una versión algo más civilizada del 911 GT3 actual (992), pero sin que ninguna de sus virtudes se haya perdido por el camino.

La denominación “Touring” se remonta al 911 Carrera RS de 1973. Ya en aquel momento, la atención se centró en el diseño más puro del “nueveonce” y en los elementos clásicos para el habitáculo. Porsche rescató esta idea en 2017 y volvió a ofrecer una versión Touring en el 911 GT3 de la generación anterior (991). Desde entonces, este paquete de equipamiento ha atraído a los amantes del deportivo alemán que buscan, por encima de todo, disfrutar de la conducción al estilo tradicional y sin llamar la atención.

Más allá de eliminar el enorme alerón trasero fijo a favor de uno replegable en función de la situación, las únicas diferencias con respecto al GT3 normal vienen dadas a algunos cambios menores de acabado, incluido el contorno de las ventanillas de aluminio, las demarcaciones “Touring” y un frente teñido en el color exterior. A bordo, el 911 GT3 Touring hace gala de una tapicería de cuero extendida, mientras que el salpicadero y las secciones laterales de los paneles de las puertas tienen un relieve especial en la superficie.

Porsche 911 GT3 Touring Pack 2022 (5)

El paquete Touring es un extra opcional a la hora de configurar tu Porsche 911 GT3 (992), y lo mejor de todo es que la firma de Stuttgart no te cobrará ni un solo euro por ello

Como tal, no hay sorpresas tras el eje posterior. Hay un motor de seis cilindros enfrentados (bóxer) de 4 litros atmosférico que entrega 510 CV y 470 Nm conectado bien a una caja de cambios manual de seis relaciones o a una automática de doble embrague (PDK) de siete. Si optamos por la primera de las alternativas, el peso del conjunto es de 1.418 kilos, mientras que, con la segunda, es de 1.435 kg. Eso se traduce en una carrera hasta los 100 km/h de 3,9 segundos y de 3,4 segundos, respectivamente, así como una velocidad máxima de 317 y 320 km/h.

La genética de competición también está presente en, prácticamente, todos los detalles del 911 GT3 Touring. Por primera vez, el conductor dispone de una vista de la instrumentación para circuito. Con solo pulsar un botón, las pantallas digitales situadas a la izquierda y a la derecha del cuentarrevoluciones central reducen su información a lo esencial: presión de los neumáticos y del aceite, temperatura del aceite y del refrigerante y el nivel de combustible. Para ello, el 911 GT3 cuenta con un botón en el volante para los modos Normal, Sport y Track.

El precio final del nuevo Porsche 911 GT3 Touring 2022 es de 196.081 euros en España, pero no llegará a los concesionarios hasta finales de este año.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Jiménez

Ingeniero mecánico adicto a todo lo que queme gasolina… y por qué no decirlo, también de lo eléctrico. Mi meta es no dejar nunca de aprender la técnica que rodea a la automoción y si ya puedo transmitir lo poco que sepa, tanto mejor. Sí, soy de esos que no recuerdan muy bien los nombres de las personas pero jamás olvidan qué coche tienen.