Nuevo Audi A3 Sportback g-tron, la versión para GNC que llegará en otoño

Nuevo Audi A3 Sportback g-tron, la versión para GNC que llegará en otoño

Los precios en Alemania empiezan en los 30.705 euros


Tiempo de lectura: 4 min.

El nuevo Audi A3 Sportback se presentó a inicios del pasado mes de marzo, días antes de que se decretara el estado de alarma por la pandemia de SARS-CoV 2 y medio mundo se paralizara por completo. Aquello no detuvo a la marca, que al mes siguiente, en abril de 2020, presentó la variante de carrocería sedán.

Algún tiempo después, ya fuera del estado de alarma y con libertad de movimientos nos llegaron los Audi S3 Sportback y S3 sedán, que son por el momento lo más deportivo y potente de la gama. Falta por ver cómo será el esperado Audi RS3, del que se especula mucho por la red, pero hasta que llegue su momento, nos vamos a centrar en la nueva entrega del compacto alemán que no es precisamente deportiva.

La firma de Ingolstadt acaba de dar a conocer el nuevo Audi A3 Sportback g-tron, esto es, la versión con motor alimentado por gas y etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico. Al igual que en generaciones anteriores, el compacto de los aros contará con su respectiva variante alternativa y que como ocurre en los modelos de SEAT, apuesta sobremanera por el gas en detrimento de la gasolina.

audi a3 sportback g tron (7)

Mismo motor y sistema de almacenamiento del SEAT León

Desde hace unos años es SEAT la que se encarga de desarrollar toda la tecnología de gas para VAG, así que no es extraño que veamos las mismas soluciones en un Audi que en un SEAT. Bueno, en realidad nada es extraño en el Grupo Volkswagen-Audi, donde es posible ver el mismo mando de los elevalunas en un Audi, en un SEAT y en un Lamborghini.

Olvidemos esto por un momento y centrémonos en lo que toca, en el nuevo Audi A3 Sportback g-tron, que llega sin sorpresas, pues esconde en su interior el mismo grupo propulsor que emplea el SEAT León TGI. Es decir, el motor 1.5 TGI de 130 CV adaptado para su funcionamiento con Gas Natural Comprimido junto a todo el sistema para el gas, incluidos los tres depósitos. Obviamente, el tanque destinado a la gasolina es igualmente ínfimo y se declaran tan solo nueve litros.

La transmisión de potencia corre a cargo del DSG de siete marchas, o mejor dicho, del cambio S-Tronic (así es como se llama en Audi el cambio automático de doble embrague del grupo). Acelera de 0 a 100 km/h en 9,7 segundos y puede alcanzar los 211 km/h. El consumo homologado para el Audi A3 Sportback g-tron es de 3,6 litros de GNC cada 100 kilómetros y las emisiones se quedan en 99 gramos de CO2. La autonomía, solo con gas, es de 445 kilómetros.

audi a3 sportback g tron (9)

Tres depósitos para GNC

Al igual que ocurre en el SEAT León, el nuevo Audi A3 g-tron lo apuesta todo por el gas y por eso, monta tres depósitos para el almacenaje de Gas Natural Comprimido. Uno de ellos, de unos 4 kilos de capacidad, está posicionado delante del tanque de gasolina. Los otros dos, con 7 kilos de capacidad cada uno, están colocados para el maletero. Están fabricados con materiales compuestos y pesan 26 kilos cada uno.

Su estructura consta de dos capas. La interior es un recipiente de poliamida hermito, mientras que la exterior está fabricada con materiales de ultra alta resistencia que a su vez, forman dos capas: una interior con polímero reforzado con fibra de carbono y una capa exterior reforzada con fibra de vidrio. La capa de fibra de vidrio también tiene una función de seguridad, pues se vuelve de un tono blanco lechoso cuando existen fugas.

Estos tanques están protegidos por debajo mediante un plancha de polímero reforzado con fibra de vidrio y se someten a unos test de presión antes de ser montados en el coche. Durante su vida útil deberán soportar presiones de 200 bares, así que las pruebas que realiza Audi elevan la presión hasta los 300 bares. Soportan una presión de rotura de 580 bares (en Europa se exige un mínimo de 470 bares).

Las ventas del nuevo Audi A3 Sportback g-tron comenzarán en otoño de 2020. Todavía no se conocen los precios para España, pero en Alemania arrancan en 30.705,88 euros.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Juan Antonio
Invitado
Juan Antonio

Entiendo que quien se compra un modelo tan especifico como este g-tron es para exprimir al maximo el deposito de gas…pero veo un error dejar un mini deposito de gasolina tan pequeño si haces un viaje largo (en España solo hay 80 puntos de suministro de GNC!) tengo una pregunta concreta…en el caso del nuevo A5 sportback g-tron…si lo compras se podria quitar el minideposito de gasolina e instalar el deposito de gasolina del modelo anterior, algo mas grande? Es factible? Aparte me imagino de pasar ITV y hacer un informe tecnico por un perito y bla bla bla…

Javier Costas
Editor

Hola Juan Antonio. Los G-Tron más recientes tienen un depósito de gasolina simbólico. Me imagino que han dejado muy poco espacio para colocar un depósito convencional por el tamaño de las bombonas y el maletero aceptable. Puede que no haya espacio. Creo que el informe de perito no es suficiente: certificado de conformidad de las piezas, certificado de taller, y a pasar ITV. No he mirado el manual de reformas, pero imagino que es una reforma de importancia. Quedarte sin gas es una putada, pero a nada que planifiques el viaje… en el peor de los casos es llenar depósito… Leer más »

Javier Costas
Editor

Mira, te dejo la imagen del A5 Sportback G-Tron. Dime dónde meterías el depósito de gasolina… Está entre la primera y la segunda bombona, siendo la primera la más tocha.

2017-audi-a5-sportback-g-tron.jpg


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!