National Guard Scarlett: un fantástico triciclo con motor de superbike

National Guard Scarlett: un fantástico triciclo con motor de superbike

Una creación única nacida de la mente de Jesse Rooke


Tiempo de lectura: 4 min.

Este vehículo, bautizado como National Guard Scarlett, en algún momento de su vida fue una motocicleta. Concretamente una Suzuki GSX-R 1000 R. Pero ahora tiene tres ruedas en vez de dos, además de una carrocería y un interior diseñado completamente a medida. Sin duda, puede ser rápido, y más que suficiente para hacerte sonreír cada vez que lo conduzcas.

El National Guard Scarlett fue construido en 2011 por la leyenda de la personalización en el mundo de las dos (sobre todo) y cuatro ruedas, Jesse Rooke, quien desafortunadamente falleció en 2019. Este se asoció con el equipo Jordan Suzuki Superbike al ser amigo de uno de los pilotos del equipo, Jake Zemke. A través de esa conexión, terminó hablando con el patrocinador del equipo, la Guardia Nacional de Estados Unidos (de ahí el patrocinio) sobre una nueva criatura.

Naturalmente, la Guardia Nacional quería algo genial para circular por todo el país y atraer a las multitudes creando conciencia. En principio sugirió un sidecar, pero Rooke, simplemente, no podía verlo en su cabeza. Aun así, si querían un vehículo de tres ruedas, eso es exactamente lo que acabarían obteniendo. Jordan Suzuki envió una GSX-R 1000 R y Rooke se dispuso a trabajar en lo que, se podría considerar, una reinterpretación del diseño original del Morgan 3-Wheeler.

2011 National Guard Scarlett (8)

La transmisión, el basculante y la rueda trasera del National Guard Scarlett se mantiene de la Suzuki GSX-R 1000 R en aras de la simplicidad, incluido el freno de disco trasero

Pero en vez de estar motorizado por un potente bicilíndrico en uve con mucho par motor, el National Guard Scarlett acabó siendo un biplaza motorizado por un bloque de cuatro cilindros y 999 cm3 de 160 CV montado en la parte delantera. Trabajando en estrecha colaboración con su hermano James, empleado de Foddrill Fabrications, consiguieron fabricar un chasis tubular desde una hoja en blanco y adornarlo con paneles de aluminio y fibra de carbono.

Los vehículos de tres ruedas siempre han sido un poco inusuales. Bueno, en realidad nunca se volvieron convencionales, pero tienen su propia base de fanáticos que no ven nada malo en gastar su dinero en un vehículo al que le falta una rueda; o una moto con una rueda de más. Bromas aparte, lo cierto es que tienen muchas ventajas, siendo la primordial que se pueden registrar como una moto, ahorrando papeleo y dinero. Pero también son más ligeros y ofrecen una experiencia de conducción más pura.

2011 National Guard Scarlett (11)

Cuando el National Guard Scarlett se reveló por primera vez, todos quedaron sorprendidos y un tanto inseguros. No era lo que la Guardia Nacional había pedido o siquiera previsto venir de Rooke, teniendo en cuenta que el punto de partida era una Suzuki GSX-R 1000 RR. No era lo que se dice una mirada hacia el futuro, quizás más bien una vuelta de tuerca a como podría ser un futuro cercano. ¿A quién no le gustaría tener este triciclo con motor de superbike?

La Guardia Nacional lo llevó a numerosos eventos no relacionados con motocicletas en los que estuvo involucrado, y fue un éxito en todas partes. Y también fue un proyecto completamente exitoso para el objetivo de la Guardia Nacional: atraer a las multitudes para aportar información. De acuerdo con la tradición de Rooke y siguiendo la temática de la Guardia Nacional, recibió el nombre en clave de “Scarlett” en honor a la hija del difunto artista.

Esta es una construcción que puede llegar a resultar un tanto emotiva. En el vídeo que hay bajo estas líneas, Rooke describe a su creación con más detalle, como en lo suave que se comporta la suspensión. Tras ocho años con los mismos propietarios, el National Guard Scarlett se vendió sin reserva a un precio desconocido en la subasta de Mecum el 25 de enero de 2019.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.